Menú
El dolor de cabeza durante el embarazo
El dolor de cabeza durante el embarazo

CONTROLA LAS MIGRAÑAS

El dolor de cabeza durante el embarazo

Las jaquecas o migrañas son las dolencias más comunes de la mujer durante el embarazo. Te contamos por qué se producen, cómo prevenirlas y tratarlas.

El dolor de cabeza es muy frecuente durante el embarazoEl dolor de cabeza es muy frecuente durante el embarazo

Instintivamente, lo primero que todos preguntamos a una mujer embarazada, en cuanto a su estado de salud, suele ser que cómo se encuentra. Normalmente nos responderán que bien, pero otras muchas veces dirán que sufren dolor de cabeza, ya que es el malestar más común entre las embarazadas.

¿Por qué se produce el dolor de cabeza durante el embarazo?

Durante el embarazo es normal sufrir jaquecas, sobre todo durante los tres primeros meses. Estas dolencias son debidas a causas todavía desconocidas por los especialistas, pero que están estrechamente ligadas con el cambio de niveles hormonales y el incremento del flujo de la circulación de la sangre. En este primer estado del embarazo pueden producirse los citados dolores por la repentina detención del consumo de algunas sustancias, como la cafeína; o por causas físicas o psicológicas como el estrés, niveles bajos de azúcar en la sangre, la deshidratación o el cansancio.

El ibuprofeno y la aspirina pueden dañar al feto

En los tres últimos meses de embarazo los dolores suelen estar relacionados con la tensión y la mala postura, así que debemos ser muy conscientes e intentar mantener la postura adecuada para evitar estas dolencias.

Si eres una persona sensible a tener dolores de cabeza sin estar embarazada, puede que durante los tres primeros meses de embarazo estas dolencias se vean incrementadas.

¿Son frecuentes los dolores de cabeza y las migrañas?

Es también completamente normal tener migraña durante el embarazo. En la mayor parte de los casos es totalmente inofensiva para la salud.

La migraña es un dolor concentrado normalmente en uno o ambos lados de la cabeza que puede producir mareos, vómitos y alteraciones en la visión o el habla. Es una dolencia que afecta al 14% de la población, siendo el género femenino el más afectado (un 18% de las mujeres embarazadas ha sufrido migrañas durante el embarazo). Como hemos mencionado anteriormente, algunas de las mujeres que padecen de migrañas antes del embarazo parecen mejorar durante los meses de gestación. Pero otras, en su minoría, llegan a empeorar. Se dice comunmente que éstas últimas tendrán menos complicaciones durante el parto.

Sin embargo, un dolor severo durante el segundo o el tercer trimestre del embarazo puede ser peligro de toxemia o tensión arterial alta. Estos dolores vienen acompañados de visión borrosa, ver puntos o manchas, dolor abdominal, hinchazón de las manos o la cara o aumento repentino de peso (alrededor de medio quilo al día). Si se sufre de cualquiera de estos síntomas debe consultarse con un médico lo antes posible.

Las mujeres embarazadas pueden también sufrir dolores de cabeza pocos usuales como en el seno nasal o por distintas partes del cráneo.

Cómo tratar el dolor de cabeza sin perjudicar al bebé

Para tratar los dolores regulares de cabeza, sin dañar al bebé, el tratamiento debe siempre consultarse con un médico antes de tomar cualquier remedio, incluyendo los medicamentos que tomabas antes del embarazo.

La mayoría de medicinas como la aspirina y el ibuprofeno no son aconsejables para mujeres embarazadas, puesto que podrían dañar al feto.

El estrés produce dolor de cabezaEl estrés produce dolor de cabeza
Las siguientes recomendaciones pueden ayudarte a aliviar el dolor de cabeza en múltiples ocasiones:

- Aplica una compresa fría o caliente en la frente, labio superior o las mejillas.

- Duerme un mínimo de ocho horas al día o hasta que te sientas descansada.

- Cuida tu postura corporal, especialmente la espalda y las cervicales.

- Mantén una dieta equilibrada. Algunos alimentos pueden afectar negativamente a la gente que sufre migrañas, como el chocolate, el alcohol, pan o levadura fresca, carnes conservadas, el pescado ahumado, el queso envejecido (añejo) o los frutos secos.

- Bebe agua. La sed es uno de los principales causantes de esta dolencia.

- Haz ejercicios de relajación para reducir el estrés y aléjate de situaciones que alteren tus nervios.

- Ventilar la casa o salir a la calle si te encuentras en un espacio cerrado sin corrientes de aire.

- Mantén una rutina diaria: horarios de comidas y horas de descanso.

- Acuéstate un rato en un cuarto oscuro y sin ruidos, aliviará temporalmente el dolor.

- Permítete un rato al día para dormir la siesta. El estar descansada ayuda a sufrir menos dolores de cabeza.

- Realiza ejercicio moderado para mejorar la circulación sanguínea. Para la mejorar la circulación también podemos acostarnos sobre el lado derecho del cuerpo.

- No pases hambre. Así como la sed, es otro de los principales causantes de las jaquecas y nada recomendable durante el embarazo, ya que el feto y tú debéis estar adecuadamente hidratados y alimentados en todo momento.

- Hacer varias comidas al día te ayudará, no solo a no pasar hambre, sino también a evitar la falta de azúcar.

- Masajea la nuca o la sien.

- Date una ducha de agua tibia, te ayudará también a descongestionar las vías respiratorias que producen muchas veces los dolores de cabeza.

Medicamentos recomendados para tratar el dolor de cabeza

Los profesionales de la salud recomiendan no tomar ningún tipo de medicamento, si es posible, durante el embarazo. Ten en cuenta que la mayoría de hierbas medicinales han sido también contraindicadas.

Lo recomendable es no tomar ningún tipo de medicamento

Otros profesionales recomiendan el Acetaminofén, aunque todos ellos coinciden en que no debe tomarse la aspirina, el ibuprofeno, y, sobre todo, los antibióticos. Estos medicamentos no recomendados por los profesionales son altamente peligrosos, ya que pueden producir defectos en el feto.

Un ritmo de vida sano, el mejor remedio contra el dolor de cabezaUn ritmo de vida sano, el mejor remedio contra el dolor de cabeza

Para los vómitos y mareos pueden tomarse vitaminas B6 en pastillas de 6 miligramos si tu médico no tiene objeción. La mayoría de vitaminas pueden ser tomadas durante el embarazo y no son dañinas para el bebé.

Consejos: lo que no debes hacer

Durante el embarazo debes el evitar, además del uso de algunos medicamentos, el consumo de hierbas y tes por su efecto negativo verso al feto. La mayoría de ellas estimulan el sangrado o las contracciones del útero, pasando directamente a la leche materna. Otras pueden causar estreñimiento o ardor de estómago.

El término médico para los fármacos que pueden producir anomalías congénitas o daños al bebé es el teratógeno: incluyendo drogas, sustancias químicas, hierbas, entre otros componentes. Por ello, no deben consumirse ninguna de estas sustancias durante el embarazo, ya que podrían dañar o lesionar el feto. Lo más importante es que no hay nunca que automedicarse.

Si tomaste algún medicamento o hierba para el dolor de cabeza antes de saber que estabas embarazada, debes consultarlo sin falta con tu ginecólogo y probablemente te realicen una ecografía de alta resolución para saber si el bebé ha sufrido algún daño, puesto que las diez primeras semanas del parto son las más importantes, precisamente cuando se desarrollan los órganos del bebé.

Los dolores de cabeza son muy comunes durante el embarazo y el mejor tratamiento es sentirse libre de estrés, descansada y bien alimentada. Si los dolores persisten, tu médico te ayudará a aliviar el dolor con medicinas o tratamientos naturales que no dañen a tu bebé, para que puedas así disfrutar del precioso estado de gestación de tu hijo con tu mejor estado de salud.

Te puede interesar