Menú
Cómo mantener la calma cuando tu hijo te responde mal
Cómo mantener la calma cuando tu hijo te responde mal

PADRES E HIJOS

Cómo mantener la calma cuando tu hijo te responde mal

Si tu hijo responde mal, es necesario que mantengas la calma para que que sepa cómo debe comportarse en el futuro.

Uno de los problemas de disciplina infantil más importantes que deben resolver los padres es cómo tratar con un niño que les está respondiendo negativamente. Es una parte normal del desarrollo infantil, desde que los niños comienzan a tener un mejor uso del lenguaje y son capaces de dar negativas... es necesario comenzar a trabajar esta parte de la educación.

La respuesta también puede ser provocada por una gran variedad de causas. Puede provenir de un niño que quiere tener el control sobre su propia vida, como lo que hace, dice, lo que come o con la ropa que se pone. También podría ser la forma en que tu hijo prueba tus límites o también podría estar de mal humor porque está cansado o tiene hambre.

Hablar es algo que los padres deben hacer como una medida para poder abordar de forma efectiva e inmediata la disciplina de los hijos. Como padres, es nuestro trabajo enseñar a nuestros hijos a expresar sus deseos y opiniones de una manera respetuosa y constructiva.

Responder es algo que todos los niños hacen naturalmenteResponder es algo que todos los niños hacen naturalmente

Calma, busca la tranquilidad

La forma en que respondes a las respuestas de tu hijo puede establecer el tono de vuestras interacciones. Los niños pueden ser extremadamente hábiles en presionar los puntos débiles de sus padres. Puede ser muy tentador responder a un niño de 5 años que te dice: "¡Tú no me mandas" con un rápido: "Soy tu madre y harás lo que te diga".

En realidad, cuando demuestras que estás tranquilo y con control, le estarás dando un gran ejemplo y eso le demostrará realmente cómo debe comportarse y responderte en momentos de conflicto.

Evita una batalla de palabras

Cuando los padres responden a la contestación de los niños con sus propias réplicas, involuntariamente están diciendo que esta es una forma aceptable de manejar el conflicto. Si no quieres que tu hijo aprenda que contestar de mala manera es una buena manera de discutir problemas, no respondas mal hasta que puedas hablar de manera calmada y controlada. 

En resumen, si quieres frenar las malas respuestas de tus hijos, no alimentes a la bestia de la conversación posterior...

Recuerda que esto es una parte natural del desarrollo

Responder es algo que todos los niños hacen naturalmente a medida que se vuelven más independientes y asertivos. Por más frustrante que pueda ser este comportamiento, recuerda que tu hijo no está respondiendo porque tú hayas hecho algo malo o porque no te respete... En realidad debes tener lo siguiente en cuenta:

Busca patrones

Lleva un registro de cuándo tu hijo suele contestarte mal. Si tu hijo está irritable después de la escuela o de las actividades extraescolares o si suele tener un comportamiento negativo cuando no duerme lo suficiente... tendrás que tomar las medidas necesarias para cambiar o eliminar esos desencadenantes.

Cuando tu hijo exprese su opinión sobre algo, es algo buenoCuando tu hijo exprese su opinión sobre algo, es algo bueno

Dar respeto para poder pedirlo

Cuando tu hijo exprese su opinión sobre algo, es algo bueno, está trabajando su pensamiento crítico. Los niños que expresan sus pensamientos y opiniones no tienen miedo de expresarlo y no temen expresar sus pensamientos cuando están en desacuerdo con sus compañeros iguales. Dicho esto, es importante que los padres equilibren la comprensión con un requisito de respeto. 

Si bien los niños deben saber que están seguros de expresar sus opiniones y que mamá y papá están escuchando lo que piensan y sienten, también deben saber que hablar contigo de manera respetuosa y tranquila no es negociable. Debes asegurarte de enfatizar el mensaje de que no escucharás lo que tienen que decir hasta que puedan hablarle de manera calmada y respetuosa.

Demuéstrale que le escuchas

Una vez que ambos estéis calmados, tendrás que darle a tu hijo toda tu atención. Muestra a tu hijo que cuando cumple su parte del trato, hablándote de forma respetuosa y tranquila para expresar lo que quiere o lo que piensa, le prestarás toda tu atención. Esto no significa que siempre tengáis que estar de acuerdo, pero le enseñará a tu hijo a que se respeta su opinión.

Te puede interesar