Menú
El mito de las madres multitarea
El mito de las madres multitarea

MADRES

El mito de las madres multitarea

Aunque es cierto que las madres pueden hacer varias cosas a la vez... Existe algo de mito en las madres multitarea...

Es cierto que las mujeres dicen que son multitarea y aunque es cierto puede generar estrés adicional. Todas las madres son capaces de hacer cosas muy rápido, pero puede tener un coste emocional demasiado alto. Una madre puede estar haciendo la cena, jugar con los hijos y pensando en algo que tiene que hacer del trabajo al día siguiente... La realidad es que si se hacen muchas tareas al mismo tiempo, no se puede hacer ninguna de ellas muy bien.

En la actualidad son muchas las mujeres que se sienten quemadas y estresadas por el ritmo de vida estresante que llevan. La depresión es la segunda enfermedad más debilitante en las mujeres. Las mujeres pueden tenerlo todo, pero tenerlo todo a la vez está causando problemas muy serios en su salud emocional y en sus vidas personales.

El cerebro no está diseñado para la multitarea

Existen investigaciones que demuestran que la multitarea es perjudicial para el cerebro. Las personas que realizan múltiples tareas experimentan una caída en su coeficiente intelectual similar a una persona que pierde una noche de sueño. La multitarea nos da un falso sentido de logro. Estamos ocupados, pero al final del día, ¿qué tenemos mejor a causa de ello?

Calidad sobre cantidad

El trabajo de alta calidad es el resultado de dos cosas: la cantidad de tiempo que se dedica al trabajo y la intensidad de la concentración durante ese tiempo. Si puedes aumentar tu concentración, podrás hacer más en menos tiempo. Te sentirás menos estresado y confundido, y harás un mejor trabajo.

Existen investigaciones que demuestran que la multitarea es perjudicial para el cerebroExisten investigaciones que demuestran que la multitarea es perjudicial para el cerebro

Qué les enseñas a tus hijos

Piensa en el mensaje que estás enviando a tus hijos cuando no dejas tu teléfono móvil para tener una conversación con ellos. Cuando no puedes quedarte quieta y simplemente estar a su lado. Cuando no eres capaz de sentarte unos minutos con tus hijos y tienes que estar haciendo cosas en casa constantemente aunque estés cansada del trabajo diario.

Aunque hay momentos en que la multitarea puede ser buena idea, debe ser la excepción y no la regla diaria de cómo actúas diariamente en tu vida.

Todas las madres son capaces de hacer cosas muy rápidoTodas las madres son capaces de hacer cosas muy rápido

Deja de ser multitarea

Aunque creas que no podrás dejar de serlo nunca, por tu salud es necesario que lo hagas. Tienes que decidir cuándo quieres serlo y cuándo no puedes serlo. Por ejemplo, cuando estés con tus hijos: apaga tu teléfono, no mires el correo y cierra la puerta. Del mismo modo cuando estés trabajando, dedícate a trabajar y no a pensar lo que harás en la cena.

A partir de ahora cuando llegues a casa, apaga tu teléfono y pasa tiempo de calidad con tus hijos. Quizá antes mientras hacías la cena hacías más tareas... debes darte cuenta de cuándo puedes hacer múltiples tareas y cuándo es más importante que te concentres en lo que estás haciendo. Tendrás que realizar tu mejor esfuerzo para reducir las distracciones.

Cierra la puerta de la oficina cuando tengas que acabar un proyecto importante, si hay ruidos que te distraen, pon música en tus auriculares que te ayuden a concentrarte. Reduce la interferencia de tu teléfono desactivando las notificaciones en las aplicaciones y las redes sociales, y elimina el correo electrónico de las notificaciones de tu teléfono. Cuando vuelvas a casa del trabajo, presta a tus hijos y / o pareja, toda tu atención al apagar tu teléfono.

Planificar y preparar

Dedica de cinco a diez minutos al final de tu jornada laboral, planificando para el día siguiente. Anota todo lo que necesitas hacer, prioriza las tareas y prográmalas en tu calendario. De esta manera tendrás más paz mental y abarcarás más cosas y además también podrás hacer las cosas y acabarlas con más calidad. Recuerda que el secreto para hacer las cosas bien es la calidad y no tanto la cantidad.

¿Eres una madre multitarea y crees que es mejor hacer las cosas una detrás de otra?

Te puede interesar