Menú
¿Te odian tus suegros y repercute en tu vida familiar?
¿Te odian tus suegros y repercute en tu vida familiar?

FAMILIA POLÍTICA

¿Te odian tus suegros y repercute en tu vida familiar?

Si crees que tus suegros te odian y eso está repercutiendo en tu vida familiar, sigue estos consejos para cambiar la situación a mejor.

Aunque "odiar" puede ser una palabra con demasiado connotación negativa, en realidad es que puedes sentirte así en algún momento de tu vida. Si sientes que tus suegros te odian de algún modo y aunque no lo expresen abiertamente está repercutiendo en tu vida familiar, entonces será necesario que sigas estos consejos para cambiar la situación.

La relación tensa con los suegros pueden hacer que tengas sentimientos ambivalentes hacia ellos. Quizá tu pareja tenga un papel diplomático ante la situación para suavizar las cosas, no tiene control sobre las acciones o palabras que tus suegros puedan hacerte sentir. No te pierdas a cómo actuar para que tu vida familiar no se vea perjudicada.

Habla con tu pareja

Habla con tu pareja sobre cómo te sientes al respecto de sus padres. Ten cuidado en no ofender con tus palabras. En lugar de decir: "tu madre es mala persona y critica todo lo que hago porque cree que lo sabe todo", puedes decir algo como: "siento que tu madre está decepcionada conmigo. Hay algunas cosas que cuando me las dice me hace sentir como si pensase que no soy buena".

Habla sobre los sentimientos que te hacen sentir porque atacar a sus padres nunca resolverá el problema, solo hará que se agrave todo... incluso podrías acabar discutiendo con tu pareja en un sinsentido. Habla con tu pareja desde la calma y lo normal es que hable en tu nombre con su familia puesto que él/ella tiene una conexión interna con sus padres y podrá comunicar mejor lo que tú estás sintiendo. Podrá manejar mejor la situación porque son sus padres y su familia inicial. Quizá tú debas iniciar la conversación pero tu pareja te abrirá y allanará el camino.

Habla con tu pareja sobre cómo te sientes al respecto de sus padresHabla con tu pareja sobre cómo te sientes al respecto de sus padres

Discúlpate, perdona y olvida

Para que tu familia siga con buena armonía lo mejor que puedes hacer es perdonar y olvidar. Ahora es tu oportunidad de ser la persona más grande. La conversación sobre cambiar la relación o superar las peleas pasadas ha sido iniciada. En lugar de explotar y arrojar todo el veneno que se ha estado acumulando dentro de ti, simplemente discúlpate por el rol que hayas jugado en la creación de esta tensión (incluso si piensas que no hiciste nada malo, es probable que tus suegros se sientan como si lo hubieras hecho, por lo que debería ser suficiente para justificar una disculpa).

Trata de concentrarte en los aspectos positivosTrata de concentrarte en los aspectos positivos

Después, perdónales. Este es un poco más difícil de hacer que escribir o decir. Puede que no suceda de la noche a la mañana. Pero lentamente trata de reemplazar los recuerdos hirientes con otros buenos. No es por ellos, es por ti y por tu familia. Trata de concentrarte en los aspectos positivos, especialmente si están intentando también mejorar la relación. Lo que sea que puedas olvidar, hazlo.

Cuanto más te aferres a estos sentimientos, más se cuece y se enferma dentro de ti. Funcionará sobre tus nervios, te estresará y te pondrá en un mal lugar con tu pareja. El odio solo engendra odio, solo estás creando un ciclo interminable... ¡es mejor pararlo en seco!

Satisface tus necesidades

Recuerda que tus suegros, al igual que cualquier otra persona no leen la mente. No saben lo que piensas ni lo que sientes si no lo dices. Si realmente quieres mejorar la relación con tus suegros entonces tendrás que mantener una conversación con ellos o con tu pareja para ver qué se puede hacer y mejorar las cosas. Puedes preguntarles directamente qué esperan de ti para avanzar en la relación y lo mismo puedes decirle tú, qué esperas de ellos para que todo mejore.

El camino tiene dos direcciones por lo que tendrías que poner de tu parte igual que esperas que ellos también pongan de la suya. Quizá quieras que antes de ir a visitarte a casa te llamen para concretar una hora y que no se presenten sin más en casa y quizá a ellos les gustaría saber si pueden pasarse un día a la semana para ver a sus nietos. ¡La comunicación es la clave del éxito!

Te puede interesar