Menú
¿Inteligencia o esfuerzo? Aprende a elogiar lo correcto en tus hijos
¿Inteligencia o esfuerzo? Aprende a elogiar lo correcto en tus hijos

INTELIGENCIA EMOCIONAL

¿Inteligencia o esfuerzo? Aprende a elogiar lo correcto en tus hijos

Descubre qué es lo que debes elogiar a tus hijos para potenciar su autoestima y su buen desarrollo.

Los niños necesitan sentirse amados y seguros, pero la mayoría de los niños también se sienten bien al escuchar elogios por la precisión y comentarios alentadores por los esfuerzos fallidos. El estímulo apropiado y genuino ayuda a tu hijo a aprender a seguir intentándolo después del fracaso. 

Determinar el momento adecuado para ofrecer elogios positivos durante un esfuerzo fallido requiere algo de práctica para que tu hijo no vea las palabras como gratuitas o condescendientes. La inteligencia no siempre significa éxito en la vida, y los padres deben tratar de enviar el mensaje correcto con elogios... Además, como padres debéis recordar que los niños son muy hábiles en reconocer un falso elogio, y éstos, aunque vayan con toda tu buena intención causan un daño emocional profundo en los niños.

Los padres a veces confunden motivación con elogiosLos padres a veces confunden motivación con elogios

Motivación vs. Alabanza

Los padres a veces confunden motivación con elogios. Estos dos pueden ir juntos, pero la motivación no necesita incluir palabras de elogio que se refieran a la inteligencia de tu hijo. El estímulo debe entenderse como expresiones positivas que enfatizan la mejora o el esfuerzo, no necesariamente comentarios que predicen los resultados de las acciones del niño. Los padres que siempre esperan que los niños logren "lo mejor" para recibir elogios y apreciación de la familia... estarán en el camino equivocado.

Mentes abiertas y cerradas

Los niños aprenden a usar la inteligencia modelando la forma en que los padres introducen y manejan las habilidades cognitivas. La mentalidad de inteligencia se debe entender como abierta o cerrada, y el tipo de elogios que usan los padres ayuda a definir la percepción de las habilidades cognitivas del niño. 

La mentalidad fija ve la inteligencia, tanto en uno mismo como en los demás, como un rasgo estático, mientras que el grupo de mentalidad abierta se centra en el desarrollo y el crecimiento. Elogiar a los niños por su inteligencia refuerza una mentalidad fija, mientras que elogiar por el esfuerzo promueve el crecimiento más allá de una creencia estática. Decirle a tu hijo "Sé que puedes obtener un 10 en lugar de un 8 en el examen" enfatiza la inteligencia, en lugar de centrarse en elogiar el esfuerzo educativo, como decir por ejemplo: "Sé que hiciste tu mejor esfuerzo en esa prueba y estoy orgullosa de ello".

Mejores prácticas

Los esfuerzos para desarrollar la autoestima pueden ser contraproducentes cuando los padres elogian a los niños por sus cualidades intelectuales después de un intento fallido de algo no relacionado con la inteligencia. Por ejemplo, un comentario que le dice al niño algo como: "Eres un niño inteligente. ¡Puedes tirar la pelota!" Confunde a los niños pequeños. 

Unas pocas palabras generales de aliento para los esfuerzos separan la acción del niño, por lo que los niños pueden fallar y aún sentirse seguros de volver a intentarlo sin ningún estigma personal. El uso de estímulo continuo como parte de una atmósfera cooperativa para la familia ayuda a los niños a aprender la autoconfianza en lugar de confiar en los elogios por la motivación.

La mentalidad de inteligencia se debe entender como abierta o cerradaLa mentalidad de inteligencia se debe entender como abierta o cerrada

Comentarios apropiados

Los padres que van en contra los tipos comunes de elogios genéricos, como "¡Buen trabajo!" También dicen cosas como: "Eso es genial", como elogios perezosos y afirma que las palabras tienen poco o ningún valor para los niños. 

Sin embargo, los comentarios que alientan a los niños se centran en el esfuerzo y las preguntas que les piden opiniones personales para completar un trabajo o terminar una tarea. Comentarios como por ejemplo: "Eres un gran trabajador" o "¿Qué crees que deberíamos hacer para solucionar el problema?" Elogia el esfuerzo y motiva a los niños a usar la inteligencia para resolver problemas. ¡Tu hijo aprenderá a hacer las cosas por sí mismo de la mejor manera!

Te puede interesar