Menú
Qué hacer si tu hijo adolescente perezoso con las tareas académicas
Qué hacer si tu hijo adolescente perezoso con las tareas académicas

ADOLESCENTES

Qué hacer si tu hijo adolescente perezoso con las tareas académicas

¿Tu hijo adolescente es demasiado perezoso con las tareas académicas? Ayúdale a que sea más constante y eficaz.

La adolescencia no es fácil para los padres, pero tampoco para los hijos. Las distracciones sociales, las hormonas y el estrés pueden jugar un papel en hacer que un joven previamente concienzudo se quede un poco atrás en el ámbito académico. A medida que avanza la adolescencia, chicos y chicas que solían tener un buen rendimiento escolar, de repente... empiezan a decaer.

Quizá tu hijo tenga problemas de atención y organización incluso aunque no tenga ningún trastorno de atención o hiperactividad. Algunos niños a medida que avanza la adolescencia comienzan a tener un desempeño deficiente en la escuela.

Tampoco es raro que un chico brillante tenga un buen desempeño en la escuela hasta los 13 o 14 años, cuando las tareas se vuelven más exigentes, momento por el que pueden comenzar a mostrar síntomas de déficit de atención, sin necesidad de que tenga que ser diagnosticado. Los niños inteligentes a menudo pueden salirse con la suya haciendo lo mínimo posible en su trabajo escolar y aún así mantener buenas calificaciones, si el trabajo es lo suficientemente fácil. Sin embargo, una vez que se vuelve más exigente, los signos de problemas de aprendizaje pueden hacerse más evidentes, lo que podría justificar una evaluación formal.

Con o sin diagnóstico, a continuación hay algunas recomendaciones que pueden ayudarte con el problema de que tu hijo sea perezoso en cuanto a las tareas escolares. Si sigues estos consejos y no se consiguen mejoras y en la familia hay historial de problemas de atención, impulsividad, adicciones, hiperactividad... entonces sería buena idea someterse a algunas pruebas.

Quizá tu hijo tenga problemas de atención y organización incluso aunque no tenga ningún trastorno de atención o hiperactividadQuizá tu hijo tenga problemas de atención y organización incluso aunque no tenga ningún trastorno de atención o hiperactividad

Habilidades y estrategias para ayudar a su adolescente a tener éxito

  • Desarrollar un sistema para organizar la tarea. Es posible que tenga carpetas codificadas por color para cada clase, o una sección especial en su carpeta donde se coloca toda la tarea completada. De esta manera y con una mejor organización podrá tener todo al día sin demasiados problemas.
  • Tener un ritual. Los rituales ayudará a tu hijo a saber qué tiene que hacer en cada momento. Que apunte en su agenda u horario cuál debe ser su ritual para que al final, con el tiempo, lo pueda hacer casi de forma automática.
  • Trabajar en la memoria diaria. Recuérdale que revise sus cosas, incluso si no recuerda haber tenido algo que entregar para una semana. Los problemas de memoria y atención (¡por no mencionar las hormonas!) Pueden empañar el cerebro de un joven, haciéndoles creer que no tienen tarea para darle al maestro cuando realmente lo tienen.
  • Mantén contacto con sus profesores. Habla con los profesores sobre las opciones para obtener su apoyo y hacer pedidos claros para entregar la tarea. Si es cierto que esto es responsabilidad de tu hijo y él no tiene que sentir que eres tú quien se encarga, solo te dará la oportunidad de poder vigilar de cerca que tu hijo haga bien las cosas, aunque no le digas que tú también lo sabes. Así, si se distrae de lo que tiene que hacer, puedes darle un toque de atención para que recuerde cuál es su obligación.
  • Es muy importante para niños y adolescentes estar bien descansados y alimentadosEs muy importante para niños y adolescentes estar bien descansados y alimentados

  • Debe tener buena alimentación y descanso suficiente. Es muy importante para niños y adolescentes estar bien descansados y alimentados. Si tu hijo adolescente se queda despierto hasta la madrugada o sale corriendo sin un buen desayuno, es mucho más probable que tenga problemas para continuar con su trabajo escolar.
  • Desarrollo de habilidades y estrategias adecuadas. Deberás potenciar las habilidades y las estrategias que ayuden a tu hijo a tener éxito en la vida. No le ridiculices ni le castigues, él tiene que percibirte como su aliado y no como su adversario.

Si la situación no mejora después de probar estas ideas, y especialmente si hay antecedentes familiares de problemas similares, considera la opción de que le valore un psicólogo educativo o un psicopedagogo. Una evaluación exhaustiva también debe descartar cualquier problema médico que pueda estar contribuyendo al problema de su apatía y pereza por la tarea escolar.

Te puede interesar