Menú
Mi hija está en una relación abusiva, ¿puedo ayudarle?
Mi hija está en una relación abusiva, ¿puedo ayudarle?

AYUDAR A UNA HIJA

Mi hija está en una relación abusiva, ¿puedo ayudarle?

Si te has dado cuenta de que tu hija está con un maltratador, ayúdale a salir de esa relación abusiva.

Puedes y debes hacerlo. Si tu hija adolescente está inmersa en una relación abusiva necesitará que le guíes en el camino para que salga de esa relación y se dé cuenta de que solo es una relación tóxica que no debe tener cabida en su vida. Ver a tu hija que está sufriendo a manos de un maltratos puede ser una experiencia de lo más dolorosa para cualquier padre o madre, incluso puede hacer que tengas sentimientos de impotencia.

El trauma psicológico que una víctima encuentra en una relación abusiva puede presentarte una situación desafiante cuando intentas ayudar a tu hija porque, en algunas relaciones abusivas, emocionalmente vincularse con un abusador es en realidad una estrategia de supervivencia para las víctimas de abuso e intimidación. Tu hija necesitará tu apoyo durante este difícil momento... Aunque al principio lo niegue...

Anima a tu hija a que pase más tiempo con su familia y amigosAnima a tu hija a que pase más tiempo con su familia y amigos

Anímale a pasar más tiempo con la familia y los amigoss

Anima a tu hija a que pase más tiempo con su familia y amigos. Un abusador o maltratados controla a la víctima aislándola tanto física como socialmente y le aparta de cualquier red de apoyo. Durante este tiempo, es necesario que hables en privado con ella sobre sus inquietudes. Tienes que ayudarle a comprender la grave naturaleza del abuso y recuérdale que el maltrato que está sufriendo no es culpa suya.

Explícale que te preocupa su seguridad y si bienestar. Asegúrale tiene grandes fortalezas y recuérdale la confianza que tienes en ella. Haced cosas juntos en familia que le hagan sentir bien.

No te interpongas en su relación

Es posible que por protegerla lo primero que te gustaría hacer es interponerte en su relación. Es es buena idea. Debes permitirle que sea ella quien recupere el control de su propia vida y que tome las medidas necesarias para hacerlo. Por mucho que quieras sacarle físicamente de la relación abusiva, debes permitirle que reconozca lo que debe hacer en la situación en la que se encuentra. Apóyala en el proceso de reconocer las realidades del abuso. No debes intentar reparar la relación ni a tu hija. 

Escúchale y no le juzgues

Cuando le estés escuchando no le juzgues, ella no necesita eso ahora mismo. Haz que se sienta cómoda sabiendo que puede confiar en ti cuando esté lista para hacerlo. Las víctimas de maltrato necesitan compartir sus historias y sentirse seguras de que alguien esté allí para escucharlas expresar sus emociones. No le des a tu hija consejos sobre lo que necesita hacer ni comentes sobre lo que crees que no está haciendo y debería hacer. Si ella cree que la estás culpando o juzgando, la vergüenza puede impedir que confíe en ti.

Explícale las consecuencias a corto y largo plazo del abuso y maltratoExplícale las consecuencias a corto y largo plazo del abuso y maltrato

Dale la información que necesita

Necesita información así que deberás obtenerla primero. Explícale las consecuencias a corto y largo plazo del abuso y maltrato para que pueda ayudarle a comprender la gravedad de la situación. Debe conocer cuáles son las "banderas rojas" de las relaciones abusivas e identificar qué áreas son seguras en su hogar. A veces, las víctimas de abuso pueden sentirse más cómodas al discutir sus problemas con un profesional capacitado o con un grupo de mujeres que han vivido algún tipo de abuso.

Debes ser su apoyo duradero

Tienes que darle tu apoyo de forma duradera. Recuérdale a tu hija que no importa lo que elija hacer, permanecerás a su lado. Recuérdale que dejar a su abusador puede ser un momento aterrador para ella. Ella va a necesitar tu apoyo y tu fuerza para poder salir de ese camino tortuoso.

Nunca te tomes en borma un abuso ni pienses que es algo que se pasará solo. Si alguna vez temes por la seguridad de tu hija por culpa de su pareja, llama a la policía inmediatamente. Los maltratados mantienen el control manipulando a sus víctimas y éstas, pueden sufrir miedo, confusión y depresión... algo que les hace sentir vulnerables y por eso no se van del lado del abusador. Cuando quieras ayudar a tu hija, deberás ser sensible y tener en cuenta su estado mental y físico.

Te puede interesar