Menú
Higiene de manos infantil
Higiene de manos infantil

NIÑOS

Higiene de manos infantil

De primeras es normal que tu hijo no sepa como debe lavarse las manos, ni siquiera las razones para ello.

La higiene de manos infantil es un tema del que se habla poco, pero no por ello deja de ser importante, es más, es uno de los más importante; ya que como sabemos, los niños aprenden, exploran y se divierten jugando con el suelo, las paredes, las cosas que se encuentran en la calle, compartiendo los juguetes con el resto de niños, etc; y esto implica que se ensucien de arriba abajo, sobre todo las manos, que es con lo que tocan y descubren el entorno que les rodea.

Por ello, es importante mantener una higiene adecuada de estas, ya que si no se lavan pueden contagiarse de algunas enfermedades o contagiar al resto, metiéndose las manos en la boca, comiendo con ellas sucias, tocando a los demás, etc.

Para llevar a cabo este lavado, desde Bekia, os recomendamos tener un espacio dedicado a la higiene de las manos, que sea respetuoso, fomente la autonomía del niño y promueva la realización de los

hábitos higiénicos, a través de una rutina diaria. En dicho espacio es aconsejable disponer de un espejo, en el cual los niños puedan ver como lo hacen los adultos y como lo hacen ellos, con el fin de que aprendan mediante la imitación y la observación, además de también favorecer la formación de su autoconcepto y se que se reconozcan como un ser individual, diferente al de sus familiares, en el caso de edades muy tempranas en las que aun no comprendan este aspecto.

No existe una única rutina de la higiene de manosNo existe una única rutina de la higiene de manos

¿Como debe de ser la rutina de la higiene de manos infantil ?

No existe una única rutina de la higiene de manos, se amoldará a cada situación familiar, a lo hablado con el niño, etc. No obstante os dejamos un ejemplo que puede ser valido: La rutina del lavado de manos puede llevarse acabó antes y después de cada comida, dando el tiempo que cada niño necesite, favoreciendo así el disfrute de este. Además del momento de la rutina, el niño podrá acudir al lavado cada vez que lo vea conveniente, por ejemplo cuando se haya manchado pintando, jugando, corriendo, etc; y siente la necesidad de lavárselas, sin que sea obsesivo, en ese caso acudir a un profesional para saber como actuar.

¿Como enseño a mi hijo a llevar a cabo la higiene de manos infantil ?

De primeras es normal que tu hijo no sepa como debe lavarse, ni siquiera las razones para ello. Para eso estamos nosotros, nuestro deber como padres es enseñarles, para ello, antes de nada deberemos:

  • Explicarle cual va a ser el procedimiento de la rutina, la importancia de esta, y que vayan cogiendo el habito poco a poco.
  • Enseñarle donde esta cada elemento u objeto en el lavado, como funciona, así,como su correcto uso.
  • Mostrarle como se hace, siendo nosotros el ejemplo para que pueda vernos. Para que quede más claro iremos diciendo en voz alta cada paso que vamos realizando, es importante que si tiene dudas se las resolvamos.
  • Dejar que él realice el lavado de manos, recordándole los pasos si se le olvida.
  • Practicar diariamente junto a él, viéndolo como algo divertido. Teniendo en cuenta su ritmo y si meterle prisa ni presionarle. Respetando su evolución y su aprendizaje, es un proceso que puede ser muy rápido o durar meses, dependiendo del niño.

Es común que muchos niños no quieran lavarse las manosEs común que muchos niños no quieran lavarse las manos

¿Qué hago si mi hijo no quiere lavarse las manos y no entiende la importancia de la higiene de manos infantil ?

Es común que muchos niños no quieran lavarse las manos, a esa edad tan temprana lo único en lo que están pensando es en jugar, aprender y descubrir, pero es importante que entiendan la importancia de la higiene de manos y que lo incluyan a su rutina; no debemos hacer que toda la responsabilidad recaiga sobre ellos, pero si explicarles las razones para que las entiendan y asimilen.

Si aun tras llevar a cabo los pasos explicados anteriormente, a lo largo de varios días, semanas e incluso meses, su hijo aun no quiere lavarse las manos, o hace por escaquearse de esta rutina, podéis probar con otro método. Realizar varias actividades para hacer dicha rutina mucho más amena y motivadora suele ser muy beneficioso y dar buenos resultados:

  • Canción sobre el lavado de manos: Compón junto al niño una pequeña canción, que dure aproximadamente unos veinte o treinta segundos, lo que dura el lavado de manos, en la que se diga como lavarse las manos o la importancia que tiene este hábito de higiene. Esta canción se cantará mientras los niños se lavan, para que lo vean como algo divertido.
  • Juego de hacer memoria: Otra opción es proponer a los niños en forma de dinámica que intenten recordar todo lo que han tocado y cogido hasta el lavado de manos, haciéndoles conscientes de que han tocado muchas cosas con gérmenes y que las tienen sucias, comprendiendo así la importancia de lavárselas, y siendo más conscientes de su propia limpieza.
  • Diviértete con el jabón: Cambien puedes proponerle una dinámica con el jabón, en la cual tendrá

    que intentar sacar el máximo de espuma posible, podéis hacer incluso una competición entre todos los miembros de la familia. Esta dinámica suelen verla muy divertida y suele funcionar muy bien.

Es importante que no les ofrezcamos premios o obsequios si se lavan las manos, ya que tienen que aprender que no es algo por lo que deban esperar algo, si no que comprendan la importancia y lo vean como otro habito más en su higiene diaria.

¿Qué beneficios a parte de los ya nombrados puede tener la higiene de manos infantil ?

Los beneficios de esta rutina no solo radican en no contagiarse y aprender sobre higiene, hay que recordar que cada acción en la infancia tiene un trasfondo y lavarse las manos genera muchos más beneficios. Algunos de los cuales pueden ser:

  • Hace que el niño se sienta realizado, motivado y capaz que llevar a cabo por si

    mismos los hábitos de higiene, lo que favorece su autoestima y su autoconcepto, viéndose a si mismo como un ser capaz.

  • Fomenta y favorece el aprendizaje de las normas y la comprensión de las mismas.
  • Promueve la independencia del niño en la exploración y el proceso de aprendizaje.
  • F

  • acilita la comprensión de que hay cosas que tienen que hacer por ellos mismos, sin depender del adulto, como seres individuales.
  • Consigue que sean capaces de organizar su tiempo y sus rutinas.

Te puede interesar