Menú
Harina de avena en la alimentación del bebé: ¿es buena o mala idea?
Harina de avena en la alimentación del bebé: ¿es buena o mala idea?

ALIMENTACIÓN DEL BEBÉ

Harina de avena en la alimentación del bebé: ¿es buena o mala idea?

¿Quieres darle harina de avena a tu bebé para completar su dieta? Descubre si es buena idea o si es mejor probar otras opciones.

Comenzar con alimentos sólidos es un hito emocionante en el primer año de vida de un bebé, pero implica muchas decisiones importantes. Debes decidir cuándo comenzar a darle a tu bebé los sólidos, con qué frecuencia alimentarlo y qué alimentos ofrecer. El conocimiento de los posibles efectos secundarios de la harina de avena para bebés puede ayudarte a decidir si le das este alimento a tu bebé.

En última instancia dependerá de ti pensar si es buena idea o no darle este alimento a tu bebé. Por este motivo, si estás pensando en darle harina de avena en papilla a tu bebé, deberás conocer primero toda esta información antes de decidir dársela o no.

Comenzar con alimentos sólidos es un hito emocionante en el primer año de vida de un bebéComenzar con alimentos sólidos es un hito emocionante en el primer año de vida de un bebé

Avena para tu bebé

Cuando tu bebé esté listo para tomar sólidos, deberás comenzar con un cereal para bebés que sea de un solo grano, como avena para bebés o cereal de arroz. Un cereal líquido (1 cucharada de harina de avena mezclada con 4 o 5 cucharadas de leche materna o fórmula) proporciona a tu bebé una buena práctica para aprender a manipular y tragar alimentos sólidos. 

Alimentarlo con un cereal fortificado con hierro también ayuda a prevenir la anemia por deficiencia de hierroLos bebés acumulan una reserva de hierro durante las últimas semanas del embarazo, pero a los 6 meses, estas reservas de hierro comienzan a agotarse y será a través de la alimentación como deban obtener el hierro suficiente y que de esta manera se evite que puedan contraer anemia.

Respuesta alérgica

La avena para bebés es un buen primer alimento para los bebés, ya que tiene un bajo riesgo de causar una reacción alérgica. Sin embargo, aún podría causar una respuesta alérgica como efecto secundario, especialmente si está contaminado con gluten de trigo.

Las señales de que tu bebé está teniendo una reacción alérgica a la avena infantil incluyen eczema, urticaria, diarrea, vómitos y dificultad para respirar. Si tu bebé es alérgico a la avena infantil, los síntomas generalmente aparecen dentro de las dos horas posteriores a la ingesta.

Alivia el estreñimiento

Un cambio en la dieta, como la introducción de sólidos, puede provocar estreñimiento: heces secas, duras y difíciles de evacuar. Los bebés amamantados en particular corren el riesgo de estreñirse cuando comienzan a comer alimentos sólidos, ya que los sólidos son mucho más difíciles de digerir que la leche materna. 

Un lado del efecto de alimentar a tu bebé con avena es que puede ayudar a ablandar las hecesl, por lo que el tema del estreñimiento no sería muy preocupante para ti. De hecho, hay pediatras que recomiendan alimentar a los bebés estreñidos con harina de avena en lugar de cereal de arroz, ya que tiene un efecto laxante.

El peso del cereal ayuda a mantener la leche en el estómago de un bebéEl peso del cereal ayuda a mantener la leche en el estómago de un bebé

Reduce el reflujo infantil

Los bebés que padecen la enfermedad de reflujo gastrosofágico, una forma grave de reflujo infantil, experimentan un dolor y una molestia significativos al comer. Pueden arquear la espalda cuando comen, tener un comportamiento como si estuvieran todo el tiempo irritados mientras comen y escupir con frecuencia. 

Añadir un cereal infantil, como avena, al biberón de fórmula o leche materna puede tener el efecto secundario de reducir el reflujo infantil. El peso del cereal ayuda a mantener la leche en el estómago de un bebé. Habla con tu pediatra de si debes añadir harina de avena infantil al biberón de tu bebé, así te asegurarás de que la decisión que estás tomando sea segura para tu pequeño.

Como ves, la avena no tiene que ser negativa para tu bebé ni mucho menos, ¡más bien al contrario! En este sentido, si tienes dudas sobre cómo ofrecerle la avena o qué alimentación debes seguir junto con la avena, habla con el pediatra para que te dé las mejores pautas para seguir en cada caso.

Te puede interesar