Menú
Cómo fomentar la actitud positiva en un adolescente gruñón
Cómo fomentar la actitud positiva en un adolescente gruñón

ACTITUD POSITIVA

Cómo fomentar la actitud positiva en un adolescente gruñón

Si tu hijo adolescente suele ser un poco gruñón, puedes fomentar una actitud positiva con estos consejos.

Es normal que los adolescentes tengan cambios de humor... a veces incluso pueden tener una actitud que deja mucho que desear. Un día puede estar muy feliz y sonriente y al día siguiente ser un completo adolescente gruñón. Que los adolescentes tengan una actitud positiva depende sobre todo de lo que se les enseña, de cómo se les cría y de cómo los padres se comportan con ellos.

La adolescencia es posiblemente uno de los períodos más desafiantes en la vida de cualquier adolescente, y de sus padres. Ayudar a tu hijo a cultivar una actitud positiva puede ayudarle a navegar de manera más eficiente y efectiva por las aguas tumultuosas de la adolescencia, y más allá. Los adolescentes que muestran una actitud positiva tienen una menor probabilidad de síntomas depresivos y conductas de riesgo en la adultez temprana.

Es normal que los adolescentes tengan cambios de humorEs normal que los adolescentes tengan cambios de humor

A continuación vamos a darte algunos consejos para que seas capaz de fomentar una actitud positiva en tu adolescente gruñón. Sigue estos consejos y ponlos en práctica desde hoy mismo.

Conviértete en un modelo a seguir positivo

Si estás la mayor parte del tiempo con una actitud deprimida, te quejas con frecuencia de tu vida o muestras otros comportamientos negativos, es probable que tu hijo adolescente tenga más dificultades para mantenerse positivo... Solo le estás enseñando un modelo a seguir negativo centrando en el catastrofismo. Tu hijo no necesita eso en absoluto.

Dar un ejemplo positivo puede ayudarle a sacar lo mejor de tu hijo adolescente. Por ejemplo, demuestra respeto por ti mismo y por los demás, y evita criticar o menospreciar a tu hijo adolescente. Trata de controlar tu temperamento, incluso cuando tu hijo muestre comportamientos desafiantes.

Enseñar diálogo interno positivo

Enseñar activamente a tu hijo adolescente a desafiar la negatividad puede ayudar a allanar el camino hacia una actitud más saludable y positiva. Participar en un diálogo interno negativo puede conducir a un aumento de los sentimientos como la depresión, la ansiedad o la frustración. Enseña a tu hijo adolescente a identificar pensamientos negativos y poco realistas. 

Puedes comenzar preguntándole si hay alguna evidencia que respalde sus creencias negativas. Por ejemplo, si sigue diciendo que se siente estúpido pero tiene buenas notas, señala que no hay evidencia que respalde esa declaración. Motívale a reemplazar ese pensamiento negativo con algo más realista, patrones de pensamiento positivo. 

Señala los logros y explica que está bien sentirse orgulloso. Dile que crees en él/ella. Si tiene evidencia de sus creencias negativas, ayúdale a encontrar formas de mejorar la situación. Ayúdale a cambiar su diálogo interno negativo sugiriéndole declaraciones más positivas como "puedo hacerlo" o "soy lo suficientemente bueno".

Aumenta la autoestima de tu hijo adolescente

Una actitud positiva a menudo se vincula con un mayor nivel de autoestima. Ayuda a tu hijo adolescente dándole elogios y comentarios positivos cada vez que se desempeñe bien, pero también cuando no lo hace. Reconoce los esfuerzos de tu hijo incluso cuando las cosas no salen bien. 

Una actitud positiva a menudo se vincula con un mayor nivel de autoestimaUna actitud positiva a menudo se vincula con un mayor nivel de autoestima

Proporciónale retroalimentación constructiva; ¿cómo conseguir esto? Por ejemplo, en lugar de decir: "¿Por qué suspendiste el examen?" Puedes decir algo como: "Casi aprobaste, estoy seguro de que te irá mejor la próxima vez si estudias un poco más". Motiva a tu hijo a descubrir y desarrollar sus talentos y fortalezas únicas dándole tu apoyo para sus intereses y pasatiempos, siempre que no interfieran con lo académico.

Proporcionar un ambiente positivo

Los adolescentes que crecen en atmósferas positivas tienden a desarrollar actitudes más positivas y saludables hacia la vida. Además de promover un ambiente interno positivo, debes asegurarte de que tu hijo crezca en un ambiente físico positivo. Esto incluye proporcionar una nutrición adecuada, como ofrecer opciones de alimentos nutritivos y atractivos, mantener un hogar limpio, seguro y alegre, promover una comunicación saludable entre los miembros de la familia y pasar tiempo de calidad con tu hijo adolescente.

Te puede interesar