Menú
Fiestas de la pubertad en niñas, ¿es buena idea?
Fiestas de la pubertad en niñas, ¿es buena idea?

NIÑAS

Fiestas de la pubertad en niñas, ¿es buena idea?

La menstruación es absolutamente normal, pero tiende a ser un tema por desgracia muy tabú en la sociedad.

Hay niñas que cuando les baja la regla por primera vez lo pasan mal y les da vergüenza, pero en realidad es algo que se debe normalizar puesto que es algo natural. Las fiestas de la pubertad es la celebración del inicio de la menstruación. Todo esto comenzó cuando en 2018 el comediante Bert Kreischer contó la historia de cómo le montó a su hija una fiesta por el inicio de la menstruación. Dos años después, la tendencia se ha puesto de moda y solo está creciendo.

Kreischer contó con humor cómo su segunda hija lo había llamado de la escuela cuando tuvo su período. El padre de dos hijos se sintió un poco inestable, pero hizo una buena llamada y le preguntó si necesitaba algo. Ella lo hizo, pero no era lo que él esperaba. La hija preadolescente de Kreischer le pidió que saliera a comprar un pastel "red velvet" porque diez amigos vendrían esa noche para su fiesta. Él lo hizo y le pareció una buena idea porque es una manera de normalizar esta etapa de transición en la vida de las niñas.

Quizá ahora te estés preguntando si deberías organizarle una fiesta a tu hija... hay algunos pros y contras que es necesario que consideres antes de decidir si esto es o no lo correcto.

Una fiesta de pubertad o inicio de menstruación

Una fiesta de pubertad en niñas es la celebración del inicio de la menstruación. Cuando una niña sangra por primera vez, se organiza una fiesta para honrar esta nueva etapa de la vida en la que ha entrado. La fiesta también se puede denominar Fiesta de la Primera Luna, en referencia a la recurrencia mensual.

Una fiesta de pubertad en niñas es la celebración del inicio de la menstruaciónUna fiesta de pubertad en niñas es la celebración del inicio de la menstruación

Las mamás compran pasteles con forma de útero o pasteles "red velvet" y sirven zumo de granada a sus hijas recién menstruantes y a un grupo de amigos y familiares. Los asistentes pueden traer regalos como almohadillas térmicas, té de manzanilla, Motrin y, por supuesto, compresas y tampones.

Ahora hay kits de inicio de período disponibles en una variedad de marcas, que las niñas premenstruales pueden dejar en su casillero o mochila en caso de que sangren por primera vez en la escuela y no estén preparadas. Estos kits son favores perfectos para las amigas que asisten.

Pros para hacer una fiesta de pubertad en las niñas

La menstruación es absolutamente normal, pero tiende a ser un tema muy tabú en la sociedad. El estigma de tener un período puede hacer que las jóvenes se sientan avergonzadas su período, lo cual es lamentable. Organizar una fiesta de primera luna es una excelente manera de comenzar a romper ese estigma y, en cambio, capacitar a nuestras hijas para que se sientan orgullosas de sus cuerpos.

El inicio de la menstruación tampoco se trata solo de tener la reglaEl inicio de la menstruación tampoco se trata solo de tener la regla

El inicio de la menstruación tampoco se trata solo de tener la regla. Significa que una niña está entrando en una nueva fase en su vida, y eso merece ser honrado. Puede que no sea una adulta de pleno derecho, pero ciertamente ya no es una niña pequeña.

Posibles contras de hacer una fiesta de pubertad

A pesar de que una fiesta de pubertad empoderadora para las mujeres, puede que no sea la opción correcta para todas las niñas. Si todas las amigas de tu hija tienen fiestas de pubertad, probablemente estará entusiasmada con la suya, pero si es la única, es posible que no se sienta cómoda. Podría sentir vergüenza

Aunque la menstruación no es algo de lo que avergonzarse, aún debemos respetar la necesidad de privacidad de nuestras hijas y dejar que decidan si una celebración de este tipo es de su agrado o no.

Eso no significa que tengas que fingir que nada ha cambiado. Si una fiesta de pubertad no es algo que tu hija quiera, considera un poco de tiempo para consentir a tu hija con algo que le guste como una cena familiar con una tarta red velvet.

Te puede interesar