Menú
Cómo evitar que un bebé recién nacido se duerma siempre en brazos
Cómo evitar que un bebé recién nacido se duerma siempre en brazos

SUEÑO DEL RECIÉN NACIDO

Cómo evitar que un bebé recién nacido se duerma siempre en brazos

Los padres no siempre pueden dormir en los brazos a los bebés recién nacidos, ¿qué hacer cuando no puedes mecerle?

Aunque no es malo que tu bebé se duerma en tus brazos, de hecho, es bueno y favorece su desarrollo y vinculo emocional para ti... hay veces que no es posible para los padres estar siempre accesibles para que se duerman en sus brazos. Esto puede ocurrir en padres o madres de gemelos, de trillizos o más. También es posible que por alguna causa médica los padres no puedan sostener siempre a su recién nacido en brazos, o al menos, no tanto como quisieran.

Lograr que un recién nacido se vaya a dormir sin que sea en tus brazos serrar uno de los primeros desafíos que te encontrarás como padre. Enseñar a tu hijo a dormir solo aumenta las probabilidades de que se vuelva a dormir cuando se despierte durante la noche. Los bebés acostumbrados a quedarse dormidos en los brazos de sus padres probablemente llorarán para que sus padres les duerman de nuevo cuando se despierten durante la noche... Porque asocian el movimiento en los brazos de sus padres con el sueño y el descanso.

A continuación vamos a darte algunos consejos para que tu bebé se quede dormido sin que tus brazos sean los protagonistas de su descanso.

Estimula a tu bebé durante el díaEstimula a tu bebé durante el día

Estimula a tu bebé

Estimula a tu bebé durante el día. Toca música, habla con tu bebé, frótale los pies y haz caras graciosas. Las siestas son necesarias, pero si tu bebé duerme durante períodos más largos durante el día que durante la noche, comience a mirar el reloj y despiértalo.

Actividades calmantes

Termina la tarde con actividades calmantes. La noche puede ser un momento difícil, ya que los padres vuelven del trabajo y quieren jugar con el bebé, pero pasan la última hora antes de ir a la cama y participan en actividades tranquilas. Pasa tiempo con tu bebé meciéndole o sosteniéndole en brazos mientras le cantas, dándole un baño y alimentándolo.

Desarrolla un ritual antes de ir a la cama

Desarrollar un ritual a la hora de acostarse es fundamental. Determina qué actividades necesitas hacer cada noche y trabaja hacia atrás desde el momento en que planeas acostar a tu bebé. No importa si alimentas al bebé antes o después de la hora del baño, pero es necesario hacer lo mismo cada noche. Ambos padres deben participar en la rutina de la noche, para que su bebé no se vuelva demasiado dependiente de uno de los padres y no pueda dormir si ese padre no está disponible.

No es malo si le das un chupete

Puedes darle un chupete a tu bebé. Chupar un chupete o sostener y acariciar una pequeña manta son conductas tranquilizadoras... Pero ten mucho cuidado con lo que pones en la cuna. Las mantas mullidas, los animales de peluche y las almohadas no deben colocarse en la cuna con un recién nacido debido a los riesgos de asfixia.

Pon a tu bebé en su cuna mientras que aún esté despiertoPon a tu bebé en su cuna mientras que aún esté despierto

Ponle en la cama cuando aún esté despierto

Pon a tu bebé en su cuna mientras que aún esté despierto.  Al mantener a tu bebé activo durante todo el día y tomarte tu tiempo con la rutina de la noche, tu bebé debe tener sueño y estar listo para ir a la cama. Resiste la tentación de mecer o acurrucarse con tu bebé hasta que esté dormido, debe estar cansado pero despierto cuando lo colocas en su cuna.

Dale caricias

Puedes darle caricias en sus piernas y brazos suavemente mientras se queda dormido. La posición más segura para que duerma un recién nacido es sobre su espalda. Si se pone nervioso, háblale con suavidad, pero no lo levantes de su cuna. Al desarrollar y seguir una rutina a la hora de acostarse, tienes que asegurarte de que está seco, limpio y bien alimentado.

Un recién nacido es demasiado inmaduro para dormir toda la noche. Necesitan despertarse, generalmente cada dos, tres a cinco horas, para comer. Usa los consejos anteriores para enseñarle a tu hijo a volver a dormir solo. Cuando tenga la edad suficiente para omitir las comidas de la noche, podrá volver a dormirse cuando se levante durante la noche. Esto también hará que las comidas nocturnas actuales sean más rápidas, ya que puede acostar al bebé en la cuna inmediatamente después de que termine su comida.

Te puede interesar