Menú
Tos nocturna en niños pequeños
Tos nocturna en niños pequeños

TOS POR LA NOCHE

Tos nocturna en niños pequeños

¿Tu hijo tose por las noches más que por el día? Descubre qué lo causa para encontrar el mejor tratamiento.

Los niños tosen, toser es algo normal y además necesario del cuerpo humano. La tos es un mecanismo de defensa para expulsar del cuerpo posibles sustancias nocivas. Pero en ocasiones, los niños tosen mucho sin estar enfermos de un resfriado, y cuando la tos se agrava, suele ser por las noches. ¿Qué es lo que provoca la tos nocturna en niños y qué se puede hacer al respecto para aliviarles y mejorar su sueño?

Toser es algo normalToser es algo normal

Tos de perro

Puede ser una tos áspera y repetitiva similar al ruido de un ladrido de perro, como tos de perro y puede ocurrir en ráfagas durante la noche. Esta tos es el resultado de una inflamación de las cuerdas vocales y la tráquea. 

Esta tos se observa normalmente en niños menores de 5 años, porque tienen vías respiratorias pequeñas. Otros síntomas de esta tos incluyen dificultad para tragar, sonidos respiratorios agudos, irritabilidad y fiebre. Esta tos generalmente no es grave y se puede tratar en casa usando un humidificador en la habitación del niño por la noche y asegurándose de que beba muchos líquidos. A veces, tu médico le recetará medicamentos para ayudar al posible dolor de la garganta al toser.

Asma

Si tu hijo tiene asma, sus vías respiratorias se estrechan y se hinchan, produciendo moco extra y dificultad para respirar. Los síntomas varían de un niño a otro y pueden ser leves o graves. Algunos niños tienen síntomas principalmente de noche o durante el ejercicio, mientras que otros tienen síntomas todo el tiempo. 

Las señales más comunes son tos, sibilancias y dificultad para respirar. El asma puede deberse a una combinación de factores genéticos y ambientales. Los desencadenantes del asma son diferentes para cada persona. El tratamiento generalmente implica aprender a reconocer los desencadenantes y puede implicar el uso de medicamentos diarios para el asma si los síntomas son graves. En este caso tendrás que ir al médico para que evalúe el estado de su salud.

Bronquitis

La bronquitis es una inflamación del revestimiento de los tubos bronquiales de su hijo. Esto normalmente se desarrolla a partir de un resfriado o infección respiratoria. Los síntomas incluyen tos, producción de moco claro, blanco, amarillento o verde, fatiga y molestias en el pecho. 

La bronquitis aguda generalmente mejora en unos pocos días, aunque la tos de tu hijo puede durar semanas. Tu médico puede recomendar un supresor de la tos para ayudarle a descansar. El tratamiento incluye descanso, beber líquidos y respirar aire tibio y húmedo (usando un humidificador). Si este tratamiento no ayuda, tu médico puede recetarle un antibiótico.

Sinusitis

La sinusitis hace que las cavidades alrededor de las fosas nasales se inflamen. Esto acaba en una acumulación de moco, que interfiere con el drenaje natural. La sinusitis puede ser causada por una infección, pero también puede ser causada por pólipos nasales o un tabique nasal desviado. 

Los síntomas de la sinusitis incluyen tos, que puede empeorar durante la noche, drenaje, congestión y sensibilidad alrededor de los ojos. La sinusitis normalmente se curará por sí sola, pero si los síntomas de tu niño duran más de cinco días, tendrás que llevarle al pediatra.

Los síntomas de la sinusitis incluyen tosLos síntomas de la sinusitis incluyen tos

Qué debes recordar

Siempre tendrás que acudir al pediatra de tu hijo si ves que los síntomas de tu pequeño duran más que un par de días o si empeoran rápidamente o se encuentra tan mal que no puede apenas seguir con su vida normal o le es absolutamente imposible descansar por las noches. La mayoría de las toses nocturnas no son potencialmente mortales, pero es importante que tu médico se asegure de que no haya una condición médica subyacente que deba ser tratada. Porque en este caso, si la tos es provocada por una causa subyacente, se deberá tratar para poder parar la tos y volver a encontrar el buen descanso nocturno en tu hijo.

Te puede interesar