Menú
Cómo evitar una inducción del parto
Cómo evitar una inducción del parto

PARTO

Cómo evitar una inducción del parto

Son muchas las mujeres que se encuentran embarazadas que se deben someter por orden médica a la inducción al parto

Son muchas las mujeres embarazadas que se deben someter por orden médica a la inducción al parto, que es una manera de comenzar el parto de forma artificial sin que sea la naturaleza de la mujer la que se encargue de comenzar. Esto es algo común que se realiza habitualmente en hospitales de todo el mundo.

Las tasas de inducción han aumentado constantemente a medida que se realizan más y más inducciones sociales, inducciones para el parto por razones no médicas. Estas razones pueden ser para la conveniencia del médico, la partera o la familia, el cambio de fechas de vencimiento y otros. La verdad es que la inducción del trabajo de parto aumenta las tasas de complicaciones, incluido el uso de cesárea, que casi se duplica cuando se utiliza la inducción, en otras intervenciones en el trabajo de parto.

Son muchas las mujeres embarazadas que se deben someter por orden médica a la inducción al partoSon muchas las mujeres embarazadas que se deben someter por orden médica a la inducción al parto

Razones

Existen algunas razones por las que se induce al parto a las mujeres, las más frecuentes son:

  • Enfermedad materna (presión arterial alta, diabetes, infección uterina...)
  • Enfermedad fetal
  • Pasadas las 42 semanas completas de gestación

Además de estas razones, las inducciones al parto sin indicación médica no deben ocurrir antes de la semana 39 de gestación puesto que esto ocasionaría demasiados riesgos para el bebé. Entonces, ¿se puede hacer algo para evitar la inducción?

Consejos para evitar la inducción al parto

Evitar las ecografías innecesarias en los últimos meses

Todo el mundo sabe que las ecografías son cada vez más precisas, pero siguen teniendo algún margen de error. Quizá los médicos piensen que el bebé tiene demasiado bajo peso o demasiado alto y crean que es necesario inducir al parto para no poner el riesgo al bebé. Si el peso está dentro de las mediciones adecuadas no debería haber ningún problema en cuanto a esperar antes de inducir al parto.

Habla con tu médico y no permitas la inducción al parto Habla con tu médico y no permitas la inducción al parto

Hablar con el médico

Habla con tu médico y no permitas la inducción al parto a no ser que sea extremadamente necesario como por ejemplo si tienes hipertensión o diabetes. Inducir al parto solo para tener el bebé en una fecha indicada no es para nada un buen procedimiento. Si tienes un bebé sano y tú estás bien, puedes esperar hasta la semana 42 para tener a tu bebé. Si no quiere nacer aún y estás en la semana 40 quizá sea porque necesita estar más tiempo en tu útero, ¡la naturaleza es sabia!

Debes tener buena información todo el tiempo

Mantén líneas de comunicación abiertas con tu médico y estate informada todo el tiempo sobre todo lo relativo al embarazo y a la inducción al parto. Quizá alguna vez hayas tenido una inducción al parto por razones médicas y después de esa experiencia quizá no quieras más inducciones a no ser que sea médicamente necesaria. Por ejemplo, si tu primera inducción fue por tener el nivel de líquido amniótico bajo, quizá en tu segundo embarazo bebiste agua suficiente cada día para estar bien hidratada y para disminuir las posibilidades de tener el líquido amniótico bajo. Esto ayudará a tener los niveles de líquido normales.

Habla con tu médico y sé sincera

Si sabes que no quieres que te hagan una inducción, entonces será necesario que hables con tu médico para expresar tu deseo de evitar la inducción al parto a no ser que sea médicamente necesario. Se puede inducir a una mujer al parto si se pasa la fecha de vencimiento y la madre quiere hacerlo, pero recuerda que es mejor esperar porque quizá tu bebé necesite más tiempo en tu útero para acabar de formarse... Si es posible, permite que sea tu bebé quien decida el momento en el que quiere llegar al mundo, de este modo sabrás que cuando llegue... ¡estará perfectamente sano y esperando olerte, escucharte y abrazarte! Pero por supuesto, si los médicos te aconsejan la inducción por razones médicas, valora la opción de hacerlo.

Te puede interesar