Menú
Endorfinas, generadoras de felicidad e imprescindibles en la infancia
Endorfinas, generadoras de felicidad e imprescindibles en la infancia

INFANCIA

Endorfinas, generadoras de felicidad e imprescindibles en la infancia

Las endorfinas son químicos naturales producidos en el cuerpo para reducir el dolor y aumentar la felicidad.

Las hormonas son sustancias químicas producidas por diferentes glándulas en todo el cuerpo. Viajan a través del torrente sanguíneo para desempeñar diferentes papeles en los procesos corporales.

Por ejemplo, hay hormonas encargadas de regular el estado de ánimo de una persona. Se sabe también que ciertas hormonas ayudan a promover sentimientos positivos, como la felicidad y el placer. Estas hormonas de la felicidad son:

Hay hormonas encargadas de regular el estado de ánimo de una personaHay hormonas encargadas de regular el estado de ánimo de una persona

  • Dopamina. También se la conoce como la hormona de "sentirse bien". La dopamina es una hormona y neurotransmisor que forma parte importante del sistema que regula las recompensas en el cerebro. La dopamina se asocia con sensaciones placenteras, junto con el aprendizaje, la memoria y la función del sistema motor, entre otras.
  • Serotonina. Esta hormona y neutrotransmisor ayuda a regular el estado de ánimo, así como el sueño, el apetito, la digestión, la capacidad de aprendizaje y la memoria.
  • Oxitocina. Se la conoce popularmente como la "hormona del amor". La oxitocina es esencial para el parto, la lactancia y la fuerte unión entre padres e hijos. Esta hormona también puede ayudar a a desarrollar la confianza, la empatía y el vínculo en las relaciones. Los niveles de oxitocina generalmente aumentan con el contacto físico, es decir, al besarse, abrazarse y al tener relaciones sexuales.
  • Endorfinas. Las endorfinas son el analgésico natural del cuerpo humano. Los cuerpos la producen como una respuesta al estrés o a la incomodidad. Los niveles de endorfinas también tienden a aumentar cuando participa en actividades que generan recompensas, como comer, hacer ejercicio o tener relaciones sexuales.

La clave para el esfuerzo y la concentración en niños y adolescentes

Las endorfinas son químicos naturales producidos en el cuerpo para reducir el dolor y aumentar la felicidad. Es frecuente que se asocien con el ejercicio físico ya que la liberación de estos químicos que nos hacen sentirnos bien causan un estado de euforia que se conoce como el "subidón del corredor". Sin embargo, cualquier tipo de ejercicio causará este estado de felicidad, potenciado también mediante la risa y las emociones positivas.

Las endorfinas son químicos naturales producidos en el cuerpo para reducir el dolor y aumentar la felicidadLas endorfinas son químicos naturales producidos en el cuerpo para reducir el dolor y aumentar la felicidad

En los últimos años, los estudios relacionados con las endorfinas han comenzado a centrarse en cómo esta sustancia química contribuye al aprendizaje. Es evidente que la actividad física es esencial para el desarrollo del cerebro. Básicamente, cuando nos sentimos bien, aprendemos mejor. Por tanto, estimular intelectualmente el cerebro cuando se liberan endorfinas será mucho más productivo. La conexión mente-cuerpo es poderosa.

Al tratar con niños y adolescentes, es importante recordar esto. Al estimular los neurotransmisores positivos del cuerpo, combatiremos el cortisol, que es la conocida como hormona del estrés, y por tanto, tendremos niños y adolescentes más felices. La actividad física conduce a la felicidad, la felicidad conduce a aprender mejor y más rápido, y cuanto mayor sea el conocimiento mayor será también la confianza en uno mismo.

Cómo estimular la creación de endorfinas durante la infancia

Como hemos visto, durante esta etapa en la que los niños desarrollan tanto el cuerpo como la mente, la liberación de endorfinas es esencial para que tengan un mejor desarrollo. Veamos formas en las que podemos potenciar la producción de endorfinas en los más jóvenes:

Los niños prefieren estar en casa jugando a videojuegos o viendo le televisiónLos niños prefieren estar en casa jugando a videojuegos o viendo le televisión

  • Actividades al aire libre. Hoy en día parece una misión casi imposible, los niños prefieren estar en casa jugando a videojuegos o viendo le televisión, pero estar al aire libre, recibiendo la luz del solo, es muy importante. De hecho, la exposición a la luz del sol además de aumentar la producción de endorfinas, también aumenta la producción de serotonina. Pasar al menos 15 minutos jugando en un parque al aire libre hará que los niños se sientan más felices.
  • Hacer ejercicio. El ejercicio físico tiene tantos beneficios para la salud física como para el bienestar emocional. Pero el ejercicio no solo funciona con las endorfinas. La actividad física regular también aumenta los niveles de dopamina y serotonina, por lo que se convierte en la mejor opción para sentirse felices. Cuando se trata de niños, es mejor que practiquen algún deporte que les motive, da igual que sea un deporte en equipo o individual con tal de que les estimule para pasarlo bien. Realizar algún deporte además les alejara de la vida sedentaria, tan habitual hoy en día.
  • La risa es la mejor medicina. Por supuesto, la risa no es un tratamiento médico para enfermedades, pero sí se trata de un gran remedio para aliviar los sentimientos de ansiedad o estrés, además de mejorar el estado de ánimo. Estos sentimientos también afectan a los más pequeños de la casa por lo que es importante hacer que todos los días tengan un motivo por el que reír. La risa aumenta los niveles de dopamina y de endorfinas.
  • Prepara su comida favorita. El placer de comer algo delicioso puede desencadenar la liberación de hormonas de la felicidad, concretamente la dopamina junto con las endorfinas. Además puedes tener en cuenta que ciertos alimentos pueden desencadenar la liberación de endorfinas, como por ejemplo la comida picante.
  • Escuchar música. Sea pasivamente, escuchándola, o activamente, produciéndola, la música estimula nuestras hormonas felices. Las endorfinas aumentan cuando reaccionamos activamente a la música, es decir, tocar un instrumento, bailar o cantar son actividades que pueden realizar los más pequeños y que, además de divertirse, les hará más felices.
  • Las endorfinas aumentan cuando reaccionamos activamente a la músicaLas endorfinas aumentan cuando reaccionamos activamente a la música

  • Tener contacto con animales. Darle afecto a un amigo peludo es una excelente manera de aumentar los niveles de oxitocina, no solo en el niño sino también en el animal. Si no se tiene una mascota en casa, aprovechar la de algún conocido puede ser también útil. El gato de los tíos, el perro del vecino, etc., el contacto con algún animal dará al niño un sentimiento de satisfacción y felicidad.
  • Dormir lo adecuado. No dormir correctamente puede afectar negativamente a la salud. Por un lado puede contribuir a un desequilibrio hormonal en el cuerpo, particularmente de la dopamina. Dormir durante el tiempo adecuado asegura al niño el restablecimiento del equilibrio de las hormonas, lo que hará que se sienta mejor. Es importante que los niños se acuesten y se levanten todos los días a la misma para acostumbrar a sus cuerpo a que esas horas sean horas de sueño. Es conveniente que antes de irse a dormir se vaya reduciendo la luz, el ruido y las pantallas paulatinamente, para que se vayan preparando los cuerpos a la hora de dormir. Disminuir el consumo de refrescos y dulces por la tarde y por la noche también es importante para conciliar mejor el sueño.

Te puede interesar