Menú
Los efectos del refuerzo positivo en niños con discapacidad
Los efectos del refuerzo positivo en niños con discapacidad

DISCAPACIDAD INFANTIL

Los efectos del refuerzo positivo en niños con discapacidad

El refuerzo positivo es una buena herramienta de disciplina para TODOS los niños. También para los que tienen discapacidad.

El refuerzo positivo aumenta los comportamientos deseados en los niños al motivarlos a presentar sus mejores esfuerzos. No importan las características de los niños... todos responden bien al refuerzo positivo, incluso aquellos niños que por sus características menos te lo esperas. Todos, tienen conexión inmediata con sentirse bien gracias a las buenas palabras o buenas acciones hacia su persona, ¡a todos nos pasa!

Los elogios verbales a menudo son suficientes para aumentar la confianza de los niños y fomentar el buen comportamiento, pero a veces, se necesitan tipos adicionales de refuerzo para los niños con discapacidades del desarrollo o mentales, debido a las limitaciones en el funcionamiento intelectual y el comportamiento adaptativo. Aprende cómo los diferentes tipos de refuerzo positivo benefician a los niños con ciertas discapacidades para encontrar el enfoque que funcione mejor para tu hijo.

El refuerzo positivo aumenta los comportamientos deseados en los niñosEl refuerzo positivo aumenta los comportamientos deseados en los niños

Refuerzo sensorial

Muchas discapacidades intelectuales y enfermedades mentales limitan la capacidad de un niño para procesar información sensorial. Proporcionar estimulación sensorial adicional puede promover la capacidad de un niño para aprender y desempeñarse, lo que hace que el refuerzo basado en los sentidos sea un sistema de recompensa relevante y apropiado para algunos niños. 

Algunos ejemplos de refuerzo sensorial incluyen soplar burbujas, mecerse en una mecedora o escuchar música. El uso de estas experiencias como recompensa por un buen trabajo o comportamiento puede motivar a los niños a mantenerse al día con el comportamiento deseado, al tiempo que estimula la capacidad del niño para interactuar y aprender sobre su entorno a través de sus sentidos.

Refuerzos materiales

Los refuerzos materiales son apropiados para los niños cuya discapacidad afecta sus capacidades intelectuales, porque a diferencia del elogio verbal, que a menudo depende de conceptos abstractos de bondad y deseabilidad, las recompensas materiales proporcionan consecuencias positivas y concretas para el comportamiento deseable. 

Recompensar a un niño con un juguete apropiado para el desarrollo o un regalo especial puede motivarlo a continuar con el comportamiento deseado. Combina la recompensa material con un elogio verbal simple como: "Te has ganado este juguete porque recogiste tu ropa y la guardaste como te pedí", para ayudar a tu hijo a asociar el estímulo verbal con la recompensa.

Refuerzo social

El refuerzo social utiliza las relaciones existentes entre niños, padres, hermanos y compañeros como una fuerza motivadora. Los gestos alentadores, como el pulgar hacia arriba, los cinco, una sonrisa cálida o una palmada amorosa en la espalda pueden permitir a los niños con discapcidad asociar su comportamiento con un resultado positivo y experimentar la aprobación motivadora de los demás.

El refuerzo social utiliza las relaciones existentes entre niños, padres, hermanos y compañeros El refuerzo social utiliza las relaciones existentes entre niños, padres, hermanos y compañeros

Refuerzo verbal

El refuerzo verbal frecuente como: "¡Buen trabajo!", o también: "Estoy tan orgulloso de ti", puede infundir una sensación de orgullo, logro y confianza en los niños con discapacidad. A veces, acercarse a un niño mentalmente enfermo con refuerzo verbal positivo tiene un efecto inusual o no deseado. 

Si bien tus intenciones de alabar a tu hijo por un trabajo bien hecho pueden ser para que se sienta seguro, capaz, orgulloso o para alentarlo a mantener un buen comportamiento, el refuerzo verbal puede tener el resultado opuesto en ciertos casos. Los niños con trastorno de oposición desafiante, por ejemplo, a veces responden a los elogios de manera negativa, destruyendo el proyecto o cambiando el comportamiento por el que fueron elogiados. Evita o minimiza las respuestas negativas reforzando el buen trabajo y el comportamiento de otras maneras, como con privilegios o recompensas.

Una vez que tengas todo esto en cuenta, podrás ver cómo tu hijo, tanto si tiene discapacidad como si no la tiene, siempre responderá bien al refuerzo positivo. Porque este tipo de refuerzo junto con la disciplina positiva serán tus mejores aliados para la crianza y educación de tus hijos.

Te puede interesar