Menú
Dolor de encías en los niños, ¿qué hacer?
Dolor de encías en los niños, ¿qué hacer?

SALUD BUCODENTAL INFANTIL

Dolor de encías en los niños, ¿qué hacer?

Los niños pequeños y los bebés pueden tener dolor de encías, antes de actuar debes entender por qué les puede ocurrir.

Un dolor de encías puede ser tremendamente molesto, y para poder tratarlo primero hay que entender qué es lo que está ocurriendo. Si bien hay varias razones para el dolor de las encías en los niños, como la aparición de un diente, el dolor suele ser una señal temprana de enfermedad de las encías. Casi todos los niños tienen gingivitis, sin embargo, se puede revertir la gingivitis en sus etapas iniciales antes de que se convierta en periodontitis.

Un dolor de encías puede ser tremendamente molestoUn dolor de encías puede ser tremendamente molesto

Identifica qué ocurre

El sangrado de las encías durante el cepillado suele ser la primera señal de gingivitis. No es normal que las encías sangren durante el cepillado. Otros síntomas incluyen hinchazón y enrojecimiento de las encías. 

Las encías pueden volverse sensibles al tacto y pueden causar molestias si tu hijo come algo que irrita la línea de las encías. La gingivitis puede progresar a la enfermedad de las encías, causando aún más incomodidad a medida que las encías retroceden y se alejan de los dientes causando mucho dolor e incluso potenciando peligrosas infecciones bucales.

Causas

Si tu hijo no puede cepillarse los dientes después de ingerir alimentos azucarados y ricos en almidón, corre el riesgo de desarrollar gingivitis. La placa crea una capa pegajosa de bacterias que irrita las encías. Si la placa no se quita con el cepillo, puede endurecerse hasta formar sarro, que se acumula en la línea de las encías y hace que las encías se separen de los dientes. 

Los bolsillos de placa se desarrollan en la base del diente, lo que permite que las bacterias ataquen el tejido de la encía superficial de un niño y posiblemente el hueso de la mandíbula. La bacteria que causa la enfermedad de las encías se puede transmitir a través de la saliva, por lo que la gingivitis es común entre los miembros de la familia. El rechinar los dientes aumenta el riesgo de tu hijo de contraer enfermedades de las encías.

Tratamiento

La gingivitis en sus primeras etapas puede tratarse mejorando la higiene oral de tu hijo. Haz que se cepille los dientes dos veces al día con un cepillo de dientes de cerdas suaves y una pasta de dientes que contenga fluoruro. El hilo dental elimina los restos de comida de entre los dientes por lo que en cuanto le veas preparado enséñale a usarlo con cuidado para evitar que se haga heridas. 

Pide una cita con el dentista tan pronto como el dolor de las encías de tu hijo esté presente para que se pueda realizar una limpieza a fondo. Si la gingivitis ha avanzado a periodontitis, a menudo se necesita una limpieza profunda. Un enjuague bucal que contiene antibióticos también se puede usar para controlar las bacterias de la boca. Pregunta al dentista de tu hijo cuál es la opción de tratamiento que más se adecua a tu hijo y a su salud bucal.

La gingivitis en sus primeras etapas puede tratarse mejorando la higiene oral La gingivitis en sus primeras etapas puede tratarse mejorando la higiene oral

Prevención

El cepillado y el uso de hilo dental regulares, así como las visitas al dentista dos veces al año, reducirán el riesgo de que tu hijo desarrolle gingivitis. Si tu hijo rechina los dientes, habla con el dentista acerca de si un protector nocturno es apropiado para que lo utilice. Reemplaza los alimentos y las bebidas con alto contenido de azúcar por alternativas más saludables

La dentición

Si tu hijo es un bebé y solo tiene un diente en erupción, puede estirarse las orejas, meterse los dedos en la boca y perder el interés por comer. Las encías hacia la parte posterior de su mandíbula pueden ser rojas. El diente a menudo se puede ver empujando contra las encías. De la inflamación que causa la dentición en la línea de las encías puede sentir dolor. El acetaminofeno o el ibuprofeno pueden proporcionar alivio para la dentición y la inflamación que lo acompaña en la línea de las encías. Siempre consulta al pediatra antes de administrar a los niños medicamentos, para saber cuál es mejor opción y cuál es la dosis que debes darle de forma segura.

Te puede interesar