Menú
La enfermedad del boca-mano-pie
La enfermedad del boca-mano-pie

ENFERMEDADES

La enfermedad del boca-mano-pie

Descubre en qué consiste la enfermedad boca-mano-pie y por qué es tan común en niños pequeños.

La enfermedad del boca-mano-pie es una infección vírica que la suele sufrir niños de 1 a 5 años. Dicha enfermedad se suele dar durante los meses de primavera y verano y se caracteriza por contagiarse de una manera bastante rápida y fácil. Si quieres saber más de esta enfermedad, no pierdas detalle de este artículo ya que te explico cuáles son sus síntomas y la mejor manera de tratarla.

En qué consiste la enfermedad boca-mano-pie

La enfermedad del boca-mano-pie es una infección causada por varios tipos de virus por lo que aunque tu hijo la haya pasado hace unos años y su cuerpo se haya inmunizado frente a la misma, puede volver a contraerla debido a otro tipo de virus que pertenezca a la misma familia. En este tipo de infección, el niño tiene un período de incubación de unos 5 a 7 días hasta que empieza a mostrar todos los síntomas.

Lo que más llama la atención de dicha enfermedad es que el niño va a presentar una serie de ampollas por toda la zona de la boca, en las palmas de las manos, en las plantas de los pies y en la zona del pañal. Dichas ampollas no pican aunque suelen ser bastante molestas. Aparte de las ampollas, el pequeño suele presentar otra serie de síntomas tales como fiebre, malestar y dolor de garganta. La citada enfermedad suele durar unos diez días hasta que las ampollas desaparecen por completo.

La citada enfermedad suele durar unos diez días La citada enfermedad suele durar unos diez días

Cómo se contagia dicha enfermedad

Al tratarse de una enfermedad vírica es de muy fácil contagio sobretodo entre los niños. Se transmite a través de los estornudos o de la saliva aunque también se puede contagiar a través del líquido que segregan las propias ampollas. La enfermedad del boca-mano-pie se suele contagiar con una gran facilidad durante los primeros días de infección aunque también se puede producir el contagio durante el período de incubación de dicha enfermedad. Es por ello que los expertos en el tema aconsejan el no llevar al niño contagiado a la guardería o al colegio ya que se contagia con una gran rapidez y muchos niños resultarían infectados por dicha enfermedad.

Cómo prevenir la enfermedad del boca-mano-pie

Al tratarse de una enfermedad vírica de fácil contagio, la prevención de la misma es bastante complicada. A pesar de ello se pueden tomar una serie de medidas que ayuden a prevenir dentro de lo posible dicho contagio.

La higiene de los niños es esencial a la hora de prevenir dicha enfermedadLa higiene de los niños es esencial a la hora de prevenir dicha enfermedad

  • La higiene de los niños es esencial a la hora de prevenir dicha enfermedad. Es muy importante que el menor se lave las manos de una manera continua y varias veces al día. En el caso de cambiar el pañal al niño los padres deben lavarse las manos rápidamente.
  • A la hora de comer hay que evitar que los niños puedan compartir vasos o platos.
  • Hay que desinfectar los juguetes con los que el niño ha estado jugando además de desinfectar el lugar en el que han jugado.

A pesar de presentar unos síntomas bastante aparatosos y llamativos, la enfermedad del boca-mano-pie es benigna y no supone ningún mal para el pequeño. Quitando algunas molestias a la hora de comer debido a las ampollas de la boca y a un estado febril moderado, se trata de una infección vírica que no repercute negativamente en la salud del menor.

Su rápido contagio hace que sea aconsejable que el menor que está infectado por dichos virus, permanezca en reposo en su casa y no acuda al colegio o a la guardería. En la mayoría de los casos la infección se debe a la inoperancia de algunos padres ya que llevan a sus hijos infectados a la escuela provocando por desgracia el contagio del virus.

Te puede interesar