Menú
Dieta sin gluten para niños con retrasos en el desarrollo
Dieta sin gluten para niños con retrasos en el desarrollo

DIETA SIN GLUTEN

Dieta sin gluten para niños con retrasos en el desarrollo

Descubre cómo una dieta sin gluten para niños con retraso en el desarrollo puede ser una buena idea para ayudarle.

Si tu hijo no alcanza ciertos hitos en momentos apropiados para su edad, es posible que tenga un retraso en el desarrollo. Una demora puede considerarse como una pausa en el proceso de desarrollo. Un niño puede retrasarse en habilidades motoras, de pensamiento o sociales o una combinación de los tres. 

Los investigadores han desarrollado estrategias para ayudar a los niños con retraso en el desarrollo. Un enfoque es una dieta sin gluten. ¿Puede ayudar una dieta sin gluten a que el desarrollo de tu hijo sea el correcto? Antes de dar una dieta sin gluten a tu hijo si no es celíaco, lo primero que tendrás que hacer es hablar con tu pediatra, él será el encargado de explicarte qué tipo de alimentación es la más correcta para tu hijo teniendo en cuenta su situación de desarrollo y su salud actual.

Dicho esto, vamos a comentarte por qué una dieta sin gluten puede ser una buena opción para tu hijo en el caso de que tenga un retraso en el desarrollo en la actualidad.

Una dieta libre de gluten es un plan de comidas compuesto por alimentos que carecen de glutenUna dieta libre de gluten es un plan de comidas compuesto por alimentos que carecen de gluten

Los niños tienen su propio ritmo evolutivo

Cada niño se desarrolla a su propio ritmo. Por ejemplo, no caminar a los 12 meses no necesariamente indica un retraso en el desarrollo. Pero si observas un retraso que parece demasiado largo o si tu hijo incluso retrocede, deberás pedir una cita con tu pediatra lo antes posible.

El pediatra puede derivarlo a especialistas que realizarán una serie de pruebas con tu hijo. Después de una evaluación exhaustiva, podrán determinar si tu hijo tiene un retraso y cómo tratarlo de la forma más adecuada dependiendo del caso concreto al que te enfrentas.

Una dieta libre de gluten

Los estudios realizados por la Red de Autismo para la Intervención Dietética muestran que, en muchos casos, los niños que sufren de habilidades sociales, comunicativas e imaginativas deterioradas también muestran anormalidades en su capacidad para descomponer el gluten. Por esta razón, una dieta libre de gluten puede ser útil para niños con retrasos en el desarrollo. 

Una dieta libre de gluten es un plan de comidas compuesto por alimentos que carecen de gluten, que es una proteína que se encuentra en los granos y el trigo. La idea es que algunos niños no pueden digerir las proteínas del gluten. Las proteínas no digeridas se filtran a través del intestino y al torrente sanguíneo y finalmente viajan al cerebro. Pueden tener un efecto opiáceo sobre el desarrollo y la función cerebral.

Alimentos en una dieta libre de gluten

Alimentar a tu hijo con una dieta estrictamente libre de gluten significa eliminar todo el centeno, cebada, pan y avena de su menú. También eliminarás de su dieta alimentos con colores artificiales, almidones, saborizantes y malta. Tu hijo aún puede tener una variedad de alimentos, incluidos huevos, aves, arroz, maíz, frutas, verduras y carne. 

Muchos fabricantes de alimentos fabrican productos sin gluten. Se pueden encontrar en las tiendas de comestibles convencionales, generalmente en las secciones de alimentos saludables u orgánicos. Las tiendas naturistas también almacenan alimentos sin gluten.

Muchos fabricantes de alimentos fabrican productos sin glutenMuchos fabricantes de alimentos fabrican productos sin gluten

Cómo comenzar

Si tienes un diagnóstico oficial de retraso en el desarrollo, es mejor trabajar con tu pediatra y un nutricionista para determinar si una dieta libre de gluten es la mejor para tu hijo. Un nutricionista podrá ayudarte a crear un menú que satisfaga las necesidades nutricionales de tu hijo, mientras elimina cualquier alimento que pueda afectarte negativamente. A menudo es mejor pasar a la nueva dieta. Elimina un alimento con gluten cada pocos días, pero reemplázalo con una porción adicional de un alimento sin gluten que tu hijo disfrute. Las librerías y bibliotecas almacenan muchos libros de cocina sin gluten. Experimenta con recetas para encontrar aquellas que le gusten especialmente a tu hijo.

Te puede interesar