Menú
El desarrollo emocional de un niño con una madre adolescente
El desarrollo emocional de un niño con una madre adolescente

MADRE ADOLESCENTE

El desarrollo emocional de un niño con una madre adolescente

Cuando un niño es hijo de una madre adolescente, ¿qué aspectos hay que destacar de su desarrollo emocional?

Cuando una chica adolescente se queda embarazada y decide tener al bebé, es una acción loable llena de amor, pero si duda, vendrán tiempos complicados para la joven y su pequeño. En comparación con las mujeres adultas, es más probable que las madres adolescentes abandonen la escuela secundaria, dependan de la asistencia pública y vivan en la pobreza. Sus hijos corren un mayor riesgo de tener dificultades emocionales y sociales...

Es importante tener en cuenta todo lo que te vamos a comentar a continuación sobre el desarrollo emocional de los niños que nacen y tienen como madre a una chica adolescente.

Los hijos de madres adolescentes tienen más probabilidades de ser hiperactivosLos hijos de madres adolescentes tienen más probabilidades de ser hiperactivos

Los niños enfrentan más dificultades emocionales

Los hijos de madres adolescentes tienen más probabilidades de ser hiperactivos, impulsivos y sufrir de baja autoestima, ansiedad y tristeza. Estos niños tienen menos habilidades interpersonales, más dificultades para formar y mantener amistades y tienen más probabilidades de discutir y pelear que los hijos de madres mayores. Los hijos de madres adolescentes tienen un 31% de incidencia de depresión y un 25% de riesgo de paternidad adolescente.

La falta de madurez de la madre

La falta de madurez, la experiencia de vida y el apoyo social obstaculizan la capacidad de una madre adolescente de moldear adecuadamente el comportamiento y las actividades de su hijo. En comparación con una madre mayor, una madre adolescente podría tocar, vocalizar y sonreír menos a su bebé y aceptar menos su comportamiento. 

Es posible que los estilos de crianza inmaduros o los padres demasiado estresados tengan mayor impacto en las conductas problemáticas que en la habilidad académica de los niños. El estrés en la educación de los hijos nunca es un buen aliciente para un buen desarrollo emocional, pero esto ocurre a cualquier edad.

Cerebro adolescente aún en desarrollo

Otro factor que agrava la dificultad de la crianza de los hijos a una edad tan temprana es que el cerebro adolescente está experimentando enormes cambios neurológicos y emocionales. La corteza frontal asociada con las funciones cerebrales ejecutivas, que cubre la planificación, la toma de decisiones y el equilibrio de las demandas emocionales, no madura completamente hasta alrededor de los 24 años.

Cualquier intervención implementada debe tener en cuenta la función cerebral en desarrollo del adolescente para mejorar estas funciones ejecutivas, funciones cerebrales.

Se necesita atención

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda un enfoque integral para la atención prenatal y posparto de una madre adolescente y su hijo, que debe incluir educación para padres, atención médica y psicológica y servicios educativos para mantener a las madres adolescentes en la escuela. Más programas también enfatizan el compromiso del padre, que se ha demostrado que reduce la angustia y la depresión de la madre, y se asocia con menos problemas de comportamiento en el niño.

Es más probable que las madres adolescentes abandonen la escuela secundariaEs más probable que las madres adolescentes abandonen la escuela secundaria

Lo que los padres pueden hacer

Los padres juegan un papel importante en la prevención de la actividad sexual temprana en sus hijos adolescentes. Mantén conversaciones sobre cuándo está bien salir y escucha a tu adolescente expresar sus preocupaciones sobre lo que podría surgir. Transmite los valores de su familia sobre las relaciones y el comportamiento sexual. Habla sobre la abstinencia, la anticoncepción, cómo evitar el embarazo adolescente, el VIH / SIDA y las relaciones saludables. Tienes que asegurarte de que tu hijo adolescente se someta a exámenes físicos periódicos con el médico para mantenerse al día con las vacunas y tener exámenes y asesoramiento para prevenir comportamientos de riesgo.

Es importante que si una chica adolescente tiene un hijo, el bienestar del bebé resulta fundamental y se debe velar por su buen desarrollo en todos los aspectos. El bebé requerirá cuidados y atención constante, una chica adolescente puede que no se sienta preparada para lo que conlleva el cuidado de un bebé.

Te puede interesar