Menú
Pros y contras del trabajo en los adolescentes
Pros y contras del trabajo en los adolescentes

TRABAJAR

Pros y contras del trabajo en los adolescentes

¿Tu hijo adolescente quiere trabajar? Descubre cuáles son los pros y los contras de que lo haga.

Entre los 16 y los 18 años los adolescentes pueden trabajar con una autorización de sus padres o de sus tutores legales con los que conviva habitualmente. Aunque no es tan fácil encontrar trabajo pueden encontrar oportunidades para conseguirlo. Hay adolescentes que no tienen tiempo para un trabajo parcial y otros que trabajan y lo compaginan con sus estudios.

Si bien hay algunos beneficios potenciales para trabajar cuando están en la escuela secundaria, también puede haber algunos inconvenientes. Claramente, un trabajo después de la escuela no siempre es beneficioso para todos los adolescentes. Si estás pensando en permitir que tu hijo adolescente acepte un trabajo, debes saber cuáles son los pros y los contras de que lo haga. Solo de esta manera podrá escoger la decisión que más se adecue a él/ella.

Un trabajo después de la escuela puede ser bueno para los jóvenesUn trabajo después de la escuela puede ser bueno para los jóvenes

Los pros

Un trabajo después de la escuela puede ser bueno para los jóvenes. Estos son algunos de los mayores beneficios que tu hijo podría obtener:

  • Habilidades financieras. Con tu apoyo, el sueldo que tenga puede ser una gran oportunidad para que aprenda a cómo administrar su dinero de manera efectiva. Enseña a tu hijo adolescente a establecer un presupuesto para que pueda practicar cómo ahorrar en las cosas que quiere.

  • Experiencia laboral. Un buen trabajo puede darle una información valiosa sobre lo que querrá hacer después de la secundaria. Puede descubrir que le gusta trabajar con personas o puede decidir que quizá quiera tener su propio negocio. Si no es otra cosa, un trabajo a tiempo parcial también le otorga una valiosa experiencia laboral que puede incluir en su curriculum vitae.

  • Menos tiempo para meterse en problemas. Si se le acorta el tiempo libre tendrá menos probabilidades de participar en conductas de riesgo.

  • Habilidades para la vida. Un trabajo le dará confianza e independencia. Si trabaja con cliente le enseñará a manejar situaciones difíciles y mejorar su capacidad de comunicación.

  • Habilidades laborales. Un trabajo después de las clases le ayudará a tener habilidades para trabajar, como completar una solicitud de empleo, tener una mejor gestión del tiempo, cómo realizar una entrevista, como trabajar con jefe, etc.

Los contras

Definitivamente, hay algunos riesgos que enfrentan los adolescentes cuando se convierten en empleados. Estas son algunas de las mayores desventajas de trabajar después de la escuela para un adolescente:

Hay algunos riesgos que enfrentan los adolescentes cuando se convierten en empleadosHay algunos riesgos que enfrentan los adolescentes cuando se convierten en empleados

  • Menos tiempo para estudiar. Los estudiantes que trabajan más de 20 horas a la semana tienen calificaciones más bajas que los estudiantes que trabajan 10 horas o menos. Es posible que tu hijo deba quedarse hasta tarde para acabar sus tareas, algo que le supondría mucho esfuerzo y estrés adicional.

  • Impresión negativa del trabajo. Trabajar para una persona que tenga un negocio mal llevado puede hacer que tu hijo adolescente piense que trabajar es algo malo. Los adolescentes también pueden sufrir acoso laboral o sexual y es necesario prestar especial atención.

  • Pierden oportunidades. Estar obligado a trabajar un turno podría quitarle la "experiencia" a la escuela secundaria. Podría ser muy difícil participar en un equipo deportivo, realizar actividades que le gusten o simplemente disfrutar de esta etapa de la vida.

  • Más estrés. Trabajo demasiado y estudiar al mismo tiempo puede hacer que se estrese. El propósito de un trabajo es darle a tu hijo un poco más de libertad ganando su propio dinero. Si ella nunca tiene tiempo para gastar ese dinero divirtiéndose o en cosas que necesita, ¿qué sentido tiene?

  • Mayor riesgo de abuso de sustancias. Los adolescentes que trabajan tienen un mayor riesgo de beber alcohol o tomar drogas. El dinero extra para gastos y las responsabilidades adicionales pueden llevar a algunos adolescentes a tomar decisiones erróneas.

Que tu hijo trabaje o no, no es una decisión que se deba tomar a la ligera. Puedes motivar a tu hijo si él quiere hacerlo a trabajar en épocas vacacionales, así no interferirá en su tiempo de estudio y le mantendrá ocupado en vacaciones. Si un trabajo de verano va bien, tu hijo adolescente puede estar listo para trabajar durante el año escolar con una buena organización.

Te puede interesar