Menú
Combina los alimentos en la dieta de tus hijos para que tengan todos los nutrientes
Combina los alimentos en la dieta de tus hijos para que tengan todos los nutrientes

NUTRIENTES Y DIETA INFANTIL

Combina los alimentos en la dieta de tus hijos para que tengan todos los nutrientes

No te pierdas cómo combinar los alimentos en la dieta de tus hijos para que tengan todos los nutrientes.

Todos los alimentos contienen una serie de nutrientes que de por sí resultan favorables para el organismo. Sin embargo, al combinar ciertos alimentos es posible que se pierdan esos nutrientes, o que no se disponga por completo de los beneficios de los mismos.

Por lo que es muy importante conocer, cuáles son las mejores combinaciones para que la alimentación sea lo más sana, equilibrada y saludable posible, especialmente para los niños que están siempre en pleno crecimiento.

La alimentación es clave para que el niño crezca sano, ya que los nutrientes de los alimentos son los que le van a ofrecer la posibilidad de crecer con sus huesos fuertes, una buena masa muscular o un sistema inmunitario fuerte, entre otros. Así debes combinar alimentos para obtener los mayores beneficios de todos ellos.

La alimentación es clave para que el niño crezca sanoLa alimentación es clave para que el niño crezca sano

Lo que alimenta y lo que no

A cualquier producto que se come, se le puede llamar en principio "comida" sin embargo, no todo lo que se come alimenta. Para que un producto sea alimento, debe contener sustancias como vitaminas, minerales, fibras, proteínas, carbohidratos etc, es decir, nutrientes que "nutran" al organismo.

Por lo tanto, los productos procesados que se consumen con demasiada frecuencia, como los snacks de bolsa, la comida rápida, la bollería industrial etc, no se puede considerar alimento porque no contiene ninguna sustancia saludable, es decir, nutrientes.

Combinar alimentos que se llevan bien

A la hora de organizar un menú saludable para toda la familia, especialmente para los más pequeños de la casa, es esencial que este cubra todas las necesidades nutricionales. Es decir, la dieta debe incluir alimentos de todos los grupos, ya que esta es la mejor manera de asegurarte de que toda la familia está bien alimentada y nutrida.

Pero a la hora de combinar alimentos, es muy importante tener en cuenta que algunos alimentos se complementan muy bien y entre ellos favorecen la absorción de los nutrientes. De la misma manera, existen otros alimentos que, al combinarlos, impiden que ciertos nutrientes se absorban por completo, y el alimento en sí pierda toda la eficacia.

Esto es lo que se llama biodisponibilidad de nutrientes, es decir, lo que el organismo puede procesar de los nutrientes que obtiene a través de los alimentos que se ingieren. Por ello, cuando existe una carencia nutricional, es esencial tener en cuenta la biodisponibilidad de alimentos para mejorar de forma natural dicha carencia.

En el caso de los niños, lo más frecuente es que necesiten aportes extra de calcio o de hierro, ambos nutrientes esenciales en su desarrollo y crecimiento. Ya que el calcio es el encargado de que sus huesos y dientes se formen fuertes y el hierro, es necesario para el desarrollo y el crecimiento del cuerpo.

Alimentos que combinan bien

Muchos alimentos contienen nutrientes esenciales para el organismo, como el hierro. Sin embargo, esta sustancia es de difícil absorción cuando procede de ciertos alimentos. Por lo que es necesario combinarlos con otros que favorezcan la mencionada biodisponibilidad.

Estos son los alimentos que hacen "buena pareja":

  • Alimentos ricos en hierro con otros ricos en vitamina C: Al unir estos nutrientes en la misma comida o en la misma ingesta, se puede duplicar y hasta triplicar la biodisponibilidad de hierro. Por lo tanto, cuando sirvas en la comida alimentos como carne roja (el alimento con mayor cantidad de hierro y de mejor absorción) legumbres como las lentejas o verduras de hoja verde como las espinacas, combina esa comida con otros alimentos ricos en vitamina C. Por ejemplo, de postre una fruta cítrica como una naranja. También puedes añadir alimentos ricos en vitamina A (hortalizas de color potente, zanahoria, tomate, pimientos) para hacer la comida aún más beneficiosa.
  • Vegetales y grasas saludables: Otra opción muy interesante surge de unir cualquier alimento de procedencia vegetal, ya sea hortalizas, verduras o frutas, con una fuente de grasa saludable. La grasa saludable la puedes obtener del aceite de oliva virgen, el aguacate, los frutos secos o semilla de lino tostado. Esta combinación favorece la absorción de las vitaminas llamadas liposolubles (aquellas que se disuelven en grasas o aceites), vitaminas A, D, E y K. Esta combinación es sencilla, en cualquier ensalada puedes realizar esta mezcla de alimentos. Si los niños tienen problemas para tomar ensaladas, puedes servirles snacks saludables de la siguiente manera. Trocea una manzana en rodajas, cubre con una pequeña capa de crema de cacahuete (si es casera mucho mejor), también puede ser crema de almendras o cualquier otro fruto seco.
  • Grasas y fibras: Al consumir alimentos ricos en grasa, es importante combinarlos con otros ricos en fibra. Esto es porque la fibra ayuda a que los ácidos grasos no se acumulen en el organismo y se eliminen con las deposiciones. Por lo tanto, cuando sirvas en la mesa alimentos grasos como el queso, o carne roja que es la más grasa, sirve también frutas con alto contenido en fibra para el postre. Por ejemplo, manzanas, naranjas, kiwis o ciruelas, así se retrasa absorción del colesterol en el intestino.

 Al consumir alimentos ricos en grasa, es importante combinarlos con otros ricos en fibra Al consumir alimentos ricos en grasa, es importante combinarlos con otros ricos en fibra

Alimentos que no debes emparejar

Al igual que hay grupos de alimentos que combinan bien y ayudan a mejorar la biodisponibilidad de los nutrientes, otros alimentos hacen "mala pareja". Es decir, al mezclar dichos alimentos, se pierden gran cantidad de nutrientes por el camino porque entre ellos son de alguna manera poco compatibles.

Esto es lo que se conoce como antinutrientes, lo que no significa que esos alimentos sean poco saludables. Lo único que hay que hacer es consumirlos por separado, de forma que se aprovechen los nutrientes de ambos alimentos. O en algunos casos, tener algunas precauciones a la hora de cocinar ciertos alimentos, para eliminar esas sustancias poco saludables.

El ejemplo más claro con las saponinas, una sustancia que contienen las legumbres, especialmente los garbanzos y la soja. Las saponinas interfieren en la absorción de nutrientes esenciales como el hierro, pero eliminar esta sustancia es muy sencillo. Solo tienes que poner en remojo las legumbres para que se eliminen las saponinas antes de cocinar el alimento.

  • El hierro y el calcio
  • : Son nutrientes esenciales y de vital importancia los dos, pero si los juntas en la misma ingesta se pierde la biodisponibilidad. Por lo tanto, evita mezclar alimentos ricos en hierro como la carne roja, las legumbres o las verduras de hoja verde, con leche y derivados lácteos. Ambos alimentos son esenciales, pero en diferentes comidas son mucho más saludables.

Aprende a combinar alimentos para mejorar la salud de toda la familia.

Te puede interesar