Menú
Posibles causas de un embarazo ectópico o extrauterino
Posibles causas de un embarazo ectópico o extrauterino

EMBARAZO

Posibles causas de un embarazo ectópico o extrauterino

El embarazo ectópico se caracteriza porque el óvulo fecundado se instala fuera del útero, las causas suelen ser anatómicas, pero también hay factores externos que lo facilitan.

El embarazo ectópico se produce cuando el óvulo ya fertilizado se instala fuera del útero y normalmente lo hace en las trompas de Falopio, un espacio en que no puede crecer y ni siquiera alimentarse por lo que no llega a buen término. Por lo habitual el propio embrión muere por sí solo y en ocasiones la embarazada ni siquiera es consciente de que tenía un embarazo extrauterino hasta que ha tenido lugar el desenlace final, por lo que ni siquiera precisa un tratamiento intensivo.

El embarazo ectópico es más frecuente en nuestros días que lo fue décadas atrás. Nuestras madres y abuelas parece que no los sufrían pero esto puede ser, básicamente, debido al desconocimiento sobre el proceso del embarazo. Entonces podían darse igual que ahora pero lo hacían antes de que la propia mujer fuera consciente de que estaba esperando un hijo o simplemente se consideraba un aborto espontáneo.

En la mayoría de los casos el óvulo fecundado se instala en las trompas de FalopioEn la mayoría de los casos el óvulo fecundado se instala en las trompas de Falopio
Temas relacionados

Hoy en día se ha calculado que de cada cien embarazos uno o dos pueden ser extrauterinos y que en la mayor parte de los casos el embrión se instala en las trompas de Falopio, de hacerlo entre éstas y el útero el peligro sería mayor porque podría llegar a desarrollarse

Motivos anatómicos

Ahora sabemos más sobre qué es un embarazo ectópico y qué lo provoca, aunque tampoco es que se haya podido esclarecer mucho al respecto. Lo que está claro es que viene derivado del hecho de que el embrión no llega al útero y eso suele deberse a motivos anatómicos.

Así, es habitual que las causas de un embarazo ectópico vengan derivadas de daños en las trompas de Falopio. Esto puede deberse a una inflamación previa, a la acción que sobre ellas hayan podido tener operaciones quirúrgicas o abortos previos o porque su funcionamiento no sea el correcto. En este último caso la mujer puede no ser consciente de esta anomalía hasta sufrir un embarazo extrauterino, por lo que no hay forma de prevenirlo.

Entre las anomalías naturales que pueden presentar las trompas de Falopio, y que pueden derivar en un embarazo extrauterino, destaca que sus adherencias se estrechen, de modo que impidan el paso del óvulo al útero. También puede deberse a que en estos canales haya pólipos que producen también estrechamientos impidiendo de igual manera el paso del embrión.

Factores externos

Hay otra serie de factores externos que pueden llegar a explicar un embarazo ectópico, aunque poco se sabe de su grado de incidencia. Entre esas causas se encuentra el hecho de que la madre sea fumadora o tenga más de 40 años. También que se haya sometido a un tratamiento de fecundación in vitro o se haya hecho la ligadura de trompas.

El embarazo extrauterino nunca llega a términoEl embarazo extrauterino nunca llega a término

Algunas infecciones de transmisión sexual o el uso de anticonceptivos orales o el DIU también son considerados causas de un embarazo ectópico. Lo mismo ocurre con abortos previos, si han sido inducidos.

A la vista de las causas que pueden explicar que una mujer sufra un embarazo ectópico poco se puede hacer para prevenirlos. Básicamente prestar atención a las trompas de Falopio y a posibles complicaciones en ellas, así como evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Posibilidad de repetirse

El hecho de haber tenido un embarazo ectópico no supone que si la mujer vuelve a quedarse embarazada vuelva a ocurrir lo mismo. Es habitual que no sea así, pero también puede darse el caso que la misma persona sufra varios embarazos extrauterinos, con las consiguientes consecuencias físicas pero también psicológicas para la mujer que intenta tener un hijo.

En esos casos es necesario consultar con el médico para saber qué se puede hacer. En ocasiones el tratamiento pasa por la eliminación de una de las trompas de Falopio, lo que evitaría que el embrión se quedara ahí tras ser fecundado y permanezca en el útero.

Te puede interesar