Menú
Posibles causas del aborto involuntario en el segundo trimestre de embarazo
Posibles causas del aborto involuntario en el segundo trimestre de embarazo

EMBARAZO

Posibles causas del aborto involuntario en el segundo trimestre de embarazo

¿Por qué puede ocurrir un aborto involuntario en el segundo trimestre? Te contamos las causas, pero recuerda, ¡nadie tiene la culpa!

Un aborto involuntario en el segundo trimestre es una pérdida del embarazo que ocurre entre la semana 12 y 20 de gestación. Después de la semana 20 del embarazo la pérdida se clasifica como muerte fetal o muerte neonatal. Aunque sin importar el momento, un aborto involuntario siempre causa dolor físico y emocional a la mujer que lo experimenta.

Las causas del aborto espontáneo en el segundo trimestre varían, pero, en la mayoría de los casos, la pérdida del embarazo no se debe a las acciones de nadie, nadie tiene la culpa de que esto ocurra. A menudo, incluso tu médico no podrá explicar por qué sucedió.

Anomalías cromosómicas

Las anomalías cromosómicas, como las trisomías, son una causa importante de casi todas las formas de pérdida del embarazo. Los abortos involuntarios en el segundo trimestre son causados por estas anomalías aproximadamente una cuarta parte de los casos. 

Los abortos espontáneos en el segundo trimestre tienen menos probabilidades de ser causados por una anomalía cromosómica. En total, alrededor de un tercio de las pérdidas del segundo trimestre son el resultado de problemas genéticos.

Los defectos congénitos de nacimientos son los que se heredanLos defectos congénitos de nacimientos son los que se heredan

Defectos congénitos

Los defectos congénitos de nacimientos son los que se heredan pero también pueden estar causados por una infección durante el embarazo o la exposición a ciertos medicamentos, químicos o toxinas teratogénicas (que causan los defectos). Los defectos de nacimiento, como las malformaciones del corazón o del cerebro en tu bebé en desarrollo, pueden hacer que tu embarazo sea inviable.

Dependiendo del tipo y la gravedad del defecto de nacimiento, el médico puede ser capaz de diagnosticar cualquier problema potencial a través de un ultrasonido. Otros pueden ser detectados durante las evaluaciones prenatales rutinarias.

Problemas placentarios 

Uno de esos problemas se llama  desprendimiento de la placenta. Si tu placenta, la estructura que está unida a la pared del útero y le da nutrientes a tu bebé a través del cordón umbilical, se desprende repentinamente de la pared del útero antes de que estés lista para dar a luz, esto puede evitar que tu bebé en desarrollo tenga los nutrientes y el oxígeno necesario para sobrevivir. Los síntomas de desprendimiento de la placenta incluyen sangrado vaginal, dolor abdominal, contracciones uterinas, cólicos y dolor de espalda durante las últimas 12 semanas de embarazo.

Insuficiencia cervical

Una insuficiencia cervical, significa que tu cuello uterino es débil y comienza a dilatarse y abrirse demasiado pronto. Algunas mujeres experimentan insuficiencia cervical después de un parto difícil o después de un procedimiento cervical. Otros desarrollan la condición debido a malformaciones uterinas congénitas. Los síntomas de insuficiencia cervical incluyen dolor de espalda, sangrado vaginal, calambres abdominales, presión pélvica y flujo vaginal, generalmente entre la 14 y 20 semana de embarazo.

Infecciones

La infección uterina también es otra causa que puede provocar un aborto. Cualquier infección uterina grave o no tratada puede desencadenar la pérdida espontánea del embarazo, que esto incluye: vaginosis bacteriana, infecciones por cándida, clamidia, gonorrea, tricomoniasis o vaginitis viral.

Condiciones crónicas mal controladas

Las enfermedades crónicas en la madre también pueden aumentar el riesgo de pérdida del embarazo. En muchos casos, el riesgo aumenta si la enfermedad está mal controlada con medicamentos o con el estilo de vida. Otras afecciones crónicas conllevan un riesgo inherente de pérdida de embarazo en función de su gravedad. Algunos ejemplos son: diabetes, hipertensión, enfermedad en la tiroides, síndrome de ovario poliquístico o enfermedades autoinmunes. El riesgo puede aumentar aún más en las mujeres que fuman , son obesas o tienen problemas hormonales.

Trombofilia

La trombofilia es un riesgo mayor de formar coágulos de sangre en vasos sanguíneos como venas y arterias que pueden deberse a una anomalía genética o un problema con su sistema inmunológico, como en el lupus. Esto puede causar problemas en la placenta y el cordón umbilical. La trombofilia a veces se trata durante el embarazo con medicamentos anticoagulantes o con aspirina en dosis bajas. Los síntomas de la trombofilia incluyen dolor, hinchazón y sensibilidad en la pierna (generalmente en la pantorrilla), así como piel roja o caliente (especialmente en la parte posterior de la pierna debajo de la rodilla).

Traumatismo abdominal 

Cualquier trauma, como un accidente de coche, una caída o un golpe en el abdomen puede hacerte daño pero también provocarlo a tu bebé en desarrollo y potencialmente causar un aborto espontáneo.

Consumo de drogas y alcohol

La cocaína y la metanfetamina están especialmente relacionadas con el aborto espontáneo. El uso de drogas ilegales se ha asociado con bajo peso al nacer, parto prematuro, desprendimiento de la placenta y muerte fetal. El alcohol también se ha citado como una causa de embarazo no solo durante el primer trimestre, sino también durante el segundo trimestre.

La cocaína y la metanfetamina están especialmente relacionadas con el aborto espontáneoLa cocaína y la metanfetamina están especialmente relacionadas con el aborto espontáneo

Causas desconocidas

A veces, la pérdida de un embarazo ocurre sin razón aparente y, no importa cuánto investigue un médico, no se puede encontrar ninguna causa. Por más estresante que pueda ser, sucede y, con mayor frecuencia, no hay nada que se pueda hacer para detenerlo. Por otra parte, haber tenido un aborto espontáneo en el segundo trimestre en otros embarazos, es un factor de riesgo para los abortos posteriores en el segundo trimestre en los siguientes embarazos. Si bien la causa puede identificarse en algunas mujeres (como insuficiencia cervical o defectos uterinos), otras seguirán siendo un misterio.

Si has tenido una pérdida de embarazo en el segundo trimestre y estás embarazada de nuevo, no dudes en hablarlo con tu médico sobre tu embarazo porque es más que probable que necesites un seguimiento más exhaustivo de tu embarazo.Un aborto espontáneo de un embarazo anterior no significa necesariamente que una mujer tenga un alto riesgo, ya que la mayoría de las mujeres tienen embarazos saludables, pero será necesario que el médico valore si tienes o no un embarazo de riesgo.

Recuerda que tener un aborto involuntario no es culpa de nadie, por lo que no debes culparte... No has hecho nada malo durante las semanas de gestación, a veces, este mal desenlace, simplemente ocurre sin que nadie pueda hacer nada para remediarlo. Si estás embarazada de nuevo, habla con tu médico y hazle todas las preguntas que tengas para estar más tranquila. Recuerda que si crees que algo va mal en tu embarazo, es mejor "pecar" de precavida que quedarte con la duda y que cuando sepas qué es ya sea demasiado tarde. ¡Si estás embarazada tienes todo el derecho del mundo a ser "pesada" con tu médico ante las dudas e inquietudes que tengas!

Te puede interesar