Menú
Lo bueno y lo malo de la presión social en la adolescencia
Lo bueno y lo malo de la presión social en la adolescencia

ADOLESCENCIA

Lo bueno y lo malo de la presión social en la adolescencia

Descubre la cara positiva y la negativa de la presión social en la adolescencia, ¿cuáles son los posibles impactos en la vida de tus hijos?

La presión social en la adolescencia se considera siempre como algo malo y negativo, pero no siempre tiene que ser algo así. Si bien es cierto que los adolescentes pueden dejarse influenciar más de la cuenta para ser aceptado por otros, no siempre tiene que ser así y ellos mismos pueden tener su propio criterio para saber qué cosas son adecuadas y cuáles no lo son... Aunque claro, para llegar a este punto, necesitarán una buena guía desde la infancia de sus padres.

La presión social en la adolescencia se puede usar también de forma positiva y esto siempre será algo bueno para tus hijos adolescentes. La forma en que tu hijo/a adolescente responde a la presión de los compañeros le definirá cómo es él o ella como persona tanto en el presente como en el futuro. ¿Será un líder o un seguidor?

Las influencias sociales y la presión social

A medida que tu hijo adolescente crece, sus iguales tendrán un papel cada vez más importante en su vida. Sus amigos pueden influir en todo en la vida de tu hijo, desde la ropa que se pone, lo que piensa o cómo habla.

Si toma decisiones saludables con los amigos que escoge, entonces podrán alentarle en cosas buenas. Pero si tu hijo adolescente comienza a ir con personas equivocadas, como amigos que se saltan las clases del instituto, que fuman, que toman drogas, que roban... entonces es probable que influyan en el comportamiento de una manera poco saludable.

La presión negativa de los compañeros implica problemas más seriosLa presión negativa de los compañeros implica problemas más serios

Ten en cuenta que solo porque tu hijo adolescente se involucre en actividades positivas no significa que haya sido influenciado por una presión positiva de sus iguales... igual en esto, tú tienes más que ver que ellos. Si sus amigos le presionan para que juegue fútbol porque "es genial", podría unirse al equipo. Pero si no quiere jugar, estar en el equipo puede tener un efecto negativo para tu hijo, por lo que la decisión final tendrá que ver con los intereses reales de tu hijo.

La presión negativa de los compañeros implica problemas más serios, como presionar a un adolescente para que fume o experimente con drogas. Claramente, este tipo de presión entre compañeros puede tener serias consecuencias para toda la vida. La diferencia tiene que ver con el resultado. Si tu hijo adolescente está convencido de hacer algo y le resulta saludable, la presión de los compañeros fue positiva. Sin embargo, si le presionan para que tome decisiones poco saludables, la presión de los compañeros fue negativa.

Ejemplos opara entenderlo mejor

A la mayoría de los adolescentes les aterroriza que se burlen de ellos. En consecuencia, a menudo están ansiosos por hacer las cosas que sus compañeros les dicen que hagan... solo por encajar y no salirse de 'lo normal'.

Aquí hay algunos ejemplos de presión de grupo positiva:

A la mayoría de los adolescentes les aterroriza que se burlen de ellosA la mayoría de los adolescentes les aterroriza que se burlen de ellos

  • Los amigos de tu hijo adolescente le dicen que debería estudiar más para que pueda obtener mejores calificaciones. Él decide que es bueno obtener buenas calificaciones en su examen.

  • Un grupo de amigos consigue un trabajo después de la escuela y convencen a tu hijo adolescente de que él también debería conseguir un trabajo porque es bueno tener su propio dinero. Esto le da la confianza suficiente a tu hijo para conseguir trabajo.

  • Los amigos de tu hijo adolescente ahorran dinero y esto motiva a tu hijo a ahorrar dinero también para comprar sus propias posesiones.

Aquí algunos ejemplos de presión de grupo negativa:

  • Tu hijo adolescente tiene relaciones sexuales poco seguras porque su novio le convención de que si realmente le amaba tenía que hacerlo.

  • Tu hijo adolescente toma drogas, fuma o toma alcohol porque sus amigos también lo hacen y así no se siente fuera de lugar.

  • Tu hijo adolescente se salta las clases para ir con sus amigos.

Sé un buen guía

Es importante que escojas tus batallas de forma sabia, esto significa que no siempre tendrás que estar de acuerdo con las elecciones que tu hijo tome, pero deberás ser su guía todo el tiempo. Además, es importante que intervengas cuando tu hijo se dirija hacia un camino poco saludable.

Como padre o madre, es importante ser la mayor influencia en la vida de tu hijo adolescente y en realidad ya lo eres, aunque no siempre lo parezca. Recuerda establecer reglas y expectativas claras para establecer consecuencias siempre que sea necesario.

Te puede interesar