Menú
Cómo ayudar a los niños a respetar los derechos de los demás
Cómo ayudar a los niños a respetar los derechos de los demás

RELACIONES INTERPERSONALES

Cómo ayudar a los niños a respetar los derechos de los demás

Los niños para poder entender que tienen derechos, primero deben entender y respetar los derechos de los demás.

El respeto es fundamental para cualquier relación interpersonal, sin él, la relación se torna superficial y posiblemente, tóxica. Extender el respeto es una base importante para llevarse bien con los demás. Si los niños aprenden lecciones básicas sobre el respeto de los derechos de los demás, es más probable que estos principios permanezcan con ellos durante toda la vida. 

Con una interacción positiva y respeto por los derechos personales, todos pueden sentirse más seguros, más protegidos y valorados, lo que ayuda a promover relaciones positivas entre las personas. En este sentido, vamos a darte algunos consejos para que ayudes a tus hijos a respetar los derechos de los demás, porque por ende, también aprenderán a que ellos también deben tener unos derechos que los demás deben respetar. Es una forma de poner límites en las relaciones interpersonales de forma saludable.

El respeto es fundamental para cualquier relación interpersonalEl respeto es fundamental para cualquier relación interpersonal

Habla con tu hijo

Habla con tu hijo sobre los derechos personales que las personas a menudo valoran para desarrollar conciencia sobre estos temas. Ejemplos de derechos personales incluyen expresar sentimientos y opiniones, ser tratado con respeto, decir "no" cuando se quiera decir, ser original y diferente, cometer errores y sentirse positivo pase lo que pase.

Muestra empatía

Es importante desarrollar empatía sobre los derechos personales de tu hijo. La empatía por los derechos de los demás implica comprender que otros valoran sus derechos y tratar los derechos de los demás con respeto. Mantén conversaciones frecuentes sobre los sentimientos de tu hijo sobre sus derechos y luego transfiere esta comprensión a otros para que tu hijo se dé cuenta de que otras personas a menudo se sienten de manera similar a como se siente él en un momento determinado.

Establece expectativas

Establece expectativas de comportamiento respetuoso explicando que quieres que tu hijo use modales y trate a los demás con amabilidad. Explícale a tu hijo que tratar a los demás con respeto demuestra amabilidad y afecto por otras personas y sus sentimientos.

Modela una actitud respetuosa

Modela una actitud respetuosa hacia los demás para que tu hijo te vea y siga con ese modelo en su personalidad. Muestra a tu hijo cómo tratar a los demás de forma respetuosa, mostrándole este comportamiento para que lo observe, usando modelos corteses, escuchando activamente, pidiendo permiso, turnándose y tratando a los demás de la manera que quieres que te traten a ti.

El respeto de lo derechos de los demás debe aplicarse a todas las personas con las que interactúas: vecinos, empleados de tiendas, familiares, amigos, compañeros de trabajo, niños y extraños.

Supervisa las interacciones de tu hijo con otras personas Supervisa las interacciones de tu hijo con otras personas

Supervisa las interacciones de tu hijo

Supervisa las interacciones de tu hijo con otras personas para garantizar que realmente sabe respetar a los otros. Puedes ayudarle corrigiendo las áreas donde tu hijo puede tener dificultades . Si notas problemas háblalo con tu hijo y explícale qué tipo de comportamiento sería correcto, tendrás que explícaselo de manera paciente y con toda tu amabilidad. Recuerda que está aprendiendo y que primero debes respetarle a él por encima de todas las cosas.

Elogia los éxitos y practica el respeto

Elogia los éxitos cuando los veas, describiendo el comportamiento en detalle y explicando por qué el comportamiento es positivo y debe ser respetuoso. Practica el respeto con tu hijo  para perfeccionar las habilidades. Las diferentes circunstancias pueden ser efectivas para enseñar y reforzar habilidades. Al usar ejemplos de circunstancias de la vida real, tu hijo puede explorar tratar a los demás con respeto y empatía. Por ejemplo, si tu hijo es testigo de un niño que se está portando mal en la tienda, es posible que habléis de varias maneras en las que el niño podría haberse comportado con más respeto.

Te puede interesar