Menú
Actividades para adolescentes en días de lluvia
Actividades para adolescentes en días de lluvia

ADOLESCENTES

Actividades para adolescentes en días de lluvia

Si llueve y tu hijo adolescente no sabe qué hacer, no te preocupes y toma buena nota de las siguientes ideas...

Los días de lluvia hará que tus hijos se queden en casa más tiempo de lo normal, es lo normal. Proponer actividades de interior divertidas y que no sean sedentarias para adolescentes y pre adolescentes no es fácil, ya que las actividades que funcionan bien para los más pequeños no son adecuadas para los pre adolescentes o adolescentes, ¡ellos ya no se consideran niños pequeños!

Además de esta muestra de crecimiento, puedes hacer que el día de lluvia pueda ser divertido e incluso productivo en casa. Puedes usar las sugerencias que te vamos a comentar a continuación para motivara tus hijos pre adolescentes y adolescentes a que estén activos cuando el clima les obligue a no salir de casa.

Hacer cosas nuevas

Podrías hacer una transmisión de vídeo, crear tutoriales para Youtube, etc. Puedes unirte a ellos para crear estos nuevos proyectos. Escoged un tema para realizar el tutoría y pensad cómo tendríais que hacerlo paso a paso para llevarlo a cabo. Por ejemplo:

  1. Pensar el tema
  2. Elaborar un guión
  3. Tener el material necesario para hacerlo
  4. Tener el material para grabar y que se vea bien
  5. Grabarlo
  6. Editar el vídeo
  7. Subirlo a youtube en modo privado

Si ambos estáis en buena forma física podréis aprovechar la oportunidad de trabajar juntos Si ambos estáis en buena forma física podréis aprovechar la oportunidad de trabajar juntos

¡Gimnasio!

La lluvia también se puede esquivar si se acude al gimnasio. Puedes llevar a tu hijo al gimnasio contigo y que use las máquinas con la supervisión de un entrenador, que corra en la cinta de correr, que nade en la piscina...

Si ambos estáis en buena forma física podréis aprovechar la oportunidad de trabajar juntos o ir a una clase en el gimnasio juntos. Si no sueles ir mucho a ejercitarte, pregunta sobre algunos pases diarios para que pueda acompañarle un amigo o para que vayáis los dos en modo principiantes.

¡La casa limpia!

Obtén un beneficio adicional por su paga semanal y en el día lluvioso dile que si hace tareas extras en el hogar podrá tener un dinero adicional al final de la semana (pero no por las tareas que son sus responsabilidad diaria). Tus hijos preadolescentes y adolescentes estarán ocupados, físicamente activos y ayudando a la familia. Aumenta la motivación de tu adolescente dándoles la propiedad de una tarea más grande, como hacer una reparación, reorganizar un armario o pintar una pared.

Aumenta la motivación de tu adolescente dándoles la propiedad de una tarea más grandeAumenta la motivación de tu adolescente dándoles la propiedad de una tarea más grande

La compensación también ayuda. Ponte de acuerdo en una recompensa financiera, como un aumento en la paga semanal, o una recompensa experiencial como un viaje al cine. O, si tu hijo adolescente ha estado ansioso por redecorar su dormitorio, un día de lluvia atrapado en el interior puede ser la oportunidad perfecta. Aumentar la apuesta alentándolos a encontrar ropa vieja, aparatos o juguetes para donar.

¿Un globo sería buena idea?

A los niños más pequeños les encantan los juegos con pelotas y globos, pero, ¿a los preadolescentes y adolescentes también? Sí, estas actividades también pueden ser divertidas para los niños mayores. ¿No sabes qué tipo de juegos podrían ser buenas ideas? No te pierdas estos dos juegos geniales para niños más mayores... ¡tú también querrás jugar!

  • El globo como objetivo. Escoged un objeto ligero, como un plato de papel. Luego, haz que cada jugador haga desinflar un globo, pero déjalo desatado. El objetivo del juego es que los jugadores desinflen el globo e intenten que alcance el objetivo. Al principio, poneros cerca del objetivo, retrocede a medida que mejore la puntería.

  • Volley de manos libres. Divide la esencia o el área de juego a la mitad con una cinta. Coloca dos sillas a cada lado de la habitación, atando la cinta a los respaldos de cada una, de modo que quede a unos centímetros del suelo. Después, los jugadores impulsan el globo hacia adelante y hacia atrás sobre la "red" como un voleibol, excepto que tienen que usar sus pies, no sus manos.

¿Ya estáis preparados para pasar una tarde lluvia en casa estupenda?

Te puede interesar