Menú
Placenta
 

Placenta

La placenta es el órgano intermediario que conecta al feto y futuro bebé con la madre durante la gestación. Cuando se produce la implantación del embrión en las paredes del útero, se empieza a fabricar la placenta, que se coloca y sella en las paredes de la parte posterior del útero, y acompañará al feto hasta el momento del parto. De ella nace el cordón umbilical, mediante el cual se conecta al feto, y su función es transmitir nutrientes desde el cuerpo de la madre hacia el feto, además de sangre y oxígeno. Por la misma vía, tanto el dióxido de carbono como los desechos del bebé son expulsados a través de la sangre de la madre, que los expulsa por los riñones. Además, la placenta también sintetiza algunas hormonas, como la gonadotrofina coriónica, que ayudan a que el embarazo siga avanzando, el cuerpo de la madre se vaya adaptando al feto, las mamas se preparen para la lactancia, y también para que el bebé crezca. Otra función que cumple es inmunológica, protegiendo al bebé del ataque de bacterias, pero también del rechazo del sistema inmunológico de la madre. La placenta es expulsada en el parto después del bebé, y no se considera un parto finalizado hasta que ésta no se encuentra fuera del cuerpo de la madre.

Artículos sobre Placenta

¿Para qué sirve el cordón umbilical?

¿Para qué sirve el cordón umbilical?

El feto recibe sustancias de nutrición y oxígeno por la placenta que está conectada al cordón umbilical, el cual está formado por células especializadas.

 

¡Sigue a Bekia Padres!