Menú
Costra Láctea
 

Costra Láctea

La Costra Láctea o también llamada dermatitis seborreica o 'piel escamosa' de los bebés es, a pesar de su apariencia, una de las situaciones más típicas durante los primeros meses de vida, y no es infeccioso ni peligroso para su salud. Esta forma de referirse a la 'dermatitis seborreica' resume su principal manifestación en la presencia de piel grasosa, con manchas escamosas o costras gruesas sobre la frente, cabeza o axilas. Estas comienzan en el cuero cabelludo, y puede extenderse a otras zonas, como la cara, las axilas o la zona rodeada por el pañal, que es también más sensible. En todos sus casos, esta situación es inofensiva y transitoria, y al bebé no le pica. Hasta la fecha se desconoce su causa pero se conoce que no es contagiosa ni esta relacionado con malos hábitos de higiene o condición física. Es común en bebés y niños de hasta 3 años de edad. Se piensa que se pueda deber a un exceso de emisión de sebo en la piel del bebé, pero también puede ser provocada por un hongo llamado 'Malassezia'. Suele desaparecer sin falta de tratamiento, pero se recomienda acudir al pediatra para que nos recomiende un champú suave para lavarle la cabeza al bebé, y no debemos aplicarle aceites.

Artículos sobre Costra Láctea

Dermatitis seborreica del lactante o costra láctea en bebés

Dermatitis seborreica del lactante o costra láctea en bebés

La dermatitis seborreica o costra láctea es una afección de la piel propia de los bebés lactantes, pero suele ser temporal y no entraña ningún peligro.

 

¡Sigue a Bekia Padres!