Menú
Cómo se trata el trastorno de apego reactivo en los niños
Cómo se trata el trastorno de apego reactivo en los niños

TRASTORNOS

Cómo se trata el trastorno de apego reactivo en los niños

El apego reactivo en la infancia debe tratarse para conseguir buenos resultados y que un niño pueda tener mejor vida y evitar las consecuencias negativas de este trastorno.

Los niños con trastorno de apego reactivo no son capaces de establecer un vínculo emocional saludable con sus cuidadores por diversos motivos (crecer en un orfanato, padres o madres ausentes, etc). Cuando existe este trastorno el menor puede tener problemas de comportamiento y poca empatía hacia los demás y poco respeto hacia sí mismo.

Es importante que un profesional de la salud mental evalúe la situación del menor para poder saber si se trata de este trastorno o si su comportamiento es causado por otro motivo. En el caso de que sea un trastorno de apego reactivo, será necesario comenzar a tratar al niño para mejorar su condición emocional lo antes posible.

Tratamiento

El primer paso que se debe seguir es garantizarle un ambiente respetuoso, de cuidado y estabilidad física y emocional. No existe ninguna terapia efectiva si el niño continúa mudándose de hogar o sin unos referentes de cuidado estables y permanentes. La terapia debe involucrar al niño y a sus cuidadores principales. Los cuidadores deberán entender sobre este trastorno para comprender mejor el comportamiento del menor. Así podrán comprender cómo generar confianza y desarrollar un vínculo saludable en las partes interesadas.

Es ideal que los cuidadores asistan a clases de crianza para que aprendan a manejar los problemas de conducta de manera eficaz. Si el cuidador se esfuerza en proporcionar seguridad, afecto y cariño a los niños la terapia podrá ser efectiva en poco tiempo porque el menor comenzará a sentirse seguro y amado.

Sin tratamiento, un niño con trastorno de apego reactivo puede experimentar problemas socialesSin tratamiento, un niño con trastorno de apego reactivo puede experimentar problemas sociales

Es importante que la terapia sea eficaz y no permitir que los niños participen en terapias poco profesionales o con poca ética y moralidad. Antes de iniciar cualquier tratamiento con tu hijo o el niño que custodias, es mejor que lo hables con tu médico para saber si es buena idea o si es mejor comenzar con otro tipo de tratamientos.

Pronóstico a largo plazo para niños con trastorno de apego reactivo

Sin tratamiento, un niño con trastorno de apego reactivo puede experimentar problemas sociales, emocionales y de comportamiento continuos. Esto puede poner a un niño en riesgo de problemas más grandes a medida que crece.

Un gran porcentaje de delincuentes juveniles tiene un trastorno de apego o un trastorno de apego límite. La gran mayoría de esos adolescentes han sufrido maltrato o negligencia en una etapa temprana de la vida. La intervención temprana puede ser clave para ayudar a los niños a desarrollar apegos saludables a una edad más temprana. Cuanto antes reciban tratamiento, menos problemas tendrán con el tiempo.

Cómo reducir el riesgo de trastorno de apego reactivo

Hay varias formas en que los cuidadores primarios pueden reducir el riesgo de que un niño desarrolle un trastorno de apego reactivo. Hay que tener en cuenta lo siguiente:

Un gran porcentaje de delincuentes juveniles tiene un trastorno de apego o un trastorno de apego límiteUn gran porcentaje de delincuentes juveniles tiene un trastorno de apego o un trastorno de apego límite
  • Educación en el desarrollo infantil. Es necesario saber cómo responder a las señales del bebé y ayudarle a reducir el estrés de los niños para que aprendan a desarrollar un apego saludable.
  • Atención positiva. Es fundamental proporcionar una atención positiva jugando con el bebé, leyéndole, abrazándole... ayudándole a establecer una relación de amor y confianza.
  • Cuida de tu hijo. Las actividades cotidianas simples, como cambiar el pañal del bebé, alimentarlo... pueden ser oportunidades para establecer un vínculo emocional fuerte.
  • Aprender sobre los problemas de apego. Si estás criando a un niño que tiene un historial de negligencia, maltrato... tendrás que informarte sobre cómo criarle correctamente y atender a sus necesidades emocionales.

Encuentra ayuda

Si te preocupa que tu hijo tenga un trastorno emocional o de comportamiento, lo primero que debes hacer es hablar con el médico. El pediatra podrá evaluarle y determinar si necesita una atención más específica de un profesional de salud mental.

Es necesario que recuerdes que un niño para poder desarrollarse plenamente y lleno de amor... necesitará en todos los casos, un vínculo afectivo estable con sus cuidadores principales.

Te puede interesar