Menú
Terapia online para adolescentes, ¿es buena idea?
Terapia online para adolescentes, ¿es buena idea?

ADOLESCENTES

Terapia online para adolescentes, ¿es buena idea?

Si te estás planteando que tu hijo reciba atención psicológica online, ¿es buena idea este tipo de terapia?

Para muchos adolescentes sentarse en la oficina del psicólogo o terapeuta y hablar sobre sus sentimientos no les resulta de lo más atractivo... Pero quizá, hablar con el psicólogo a través de Internet no suena tan mal e incluso a veces, puede ser más eficaz. Muchos padres se pueden preguntar si esta metodología en realidad puede ser efectiva.

Existen evidencias de que hablar con un profesional de salud mental capacitado a través de Internet puede ser beneficioso para los adolescentes, y además, más cómodo para todos. Es importante informarse también de los riesgos que pude ocasionar y saber si realmente un adolescente es un buen candidato para realizar este tipo de terapias antes de comenzar el tratamiento.

¿Qué es la terapia online?

La terapia online o a través de Internet también se conoce como telepsicología. Permite a las personas interactuar a través de Internet en lugar de hacerlo en una sala cara a cara. El terapeuta puede comunicase a través de mensajes de texto, aplicaciones para el móvil, correos electrónicos o a través de un sitio web específico. Algunos terapeutas utilizan el chat con texto o el chat con vídeo.

La terapia online o a través de Internet también se conoce como telepsicologíaLa terapia online o a través de Internet también se conoce como telepsicología

La terapia en línea o a través de Internet se puede utilizar junto con la terapia cara a cara o se puede usar como una alternativa. Muchas personas nunca llegan a conocer a su terapeuta en persona y eso no es un problema para que la terapia sea efectiva.

Beneficios de la terapia online para adolescentes

Hay varias razones por las que podrías considerar la terapia en línea para tu hijo adolescente en lugar de la terapia tradicional:

  • Los adolescentes se sienten cómodos con internet.
  • La terapia en línea puede ser más conveniente dependiendo de las circunstancias.
  • Hay menos estigma sobre ir al psicólogo en persona, se sienten menos avergonzados.
  • Puede ser más barato.

Desventajas potenciales

Pero además de las ventajas, también es necesario conocer las desventajas potenciales que debes tener en cuenta antes de que tu hijo adolescente empiece una terapia en línea. Algunas desventajas son:

  • Los problemas con la tecnología, como cuando internet no funciona muy bien.
  • El seguro del profesional no cubre la terapia online.
  • La ausencia de contacto cara a cara puede perjudicar o ralentizar el tratamiento (sin lenguaje corporal no puede saber toda la información real del sujeto). Las nuevas tecnologías nunca podrán igualar a la interacción cara a cara.
  • Puede haber problemas de expresión escrita por parte del adolescente.
  • Las derivaciones a otros recursos locales pueden ser complicados si el terapeuta está fuera de la localidad donde se encuentra el adolescente al no conocer los servicios.
  • Los límites pueden no estar muy claros. El adolescente puede sentir confusión y pensar que el terapeuta es su amigo.

¿Qué debes preguntarte?

El hecho de que tu hijo adolescente esté metido en una terapia en línea no significa que sea una buena idea. Debes considerar cuidadosamente los riesgos y beneficios potenciales. Antes de buscar terapia en línea para su adolescente, hazte las siguientes preguntas:

El hecho de que tu hijo adolescente esté metido en una terapia en línea no significa que sea una buena ideaEl hecho de que tu hijo adolescente esté metido en una terapia en línea no significa que sea una buena idea

  • ¿Es un profesional realmente cualificado? ¿Qué titulaciones tiene? ¿Lo puede demostrar?
  • ¿Realmente es la mejor opción la terapia online? (Si tu hijo adolescente está involucrado en conductas de riesgo, como el abuso de sustancias, o si está expresando pensamientos de suicidio o autolesión, el tratamiento en persona es más apropiado).
  • ¿Cómo se mantiene la información confidencial? (Pregunta cuál es el método para garantizar que la información sea privada y no sea violada).
  • ¿Cuáles son las condiciones de pago? ¿Realmente te conviene?
  • ¿Cómo puedes participar en el tratamiento?
  • ¿Cómo guarda el terapeuta los registros de la documentación que le facilitas?
  • Si hay una emergencia o crisis, ¿cómo manejará la situación el profesional?

Si estás pensando en que tu hijo adolescente empiece una terapia, primero habla con su médico para saber cuál es la mejor opción y descartar cualquier problema de salud subyacente que pueda estar contribuyendo a problemas de salud mental. El médico también os aconsejará si es buena idea o no la terapia online según las características de tu hijo.

Te puede interesar