Menú
Salud mental en los adolescentes: señales a tener en cuenta
Salud mental en los adolescentes: señales a tener en cuenta

ADOLESCENTES

Salud mental en los adolescentes: señales a tener en cuenta

La adolescencia es una etapa difícil, pero hay algunas señales que te pueden advertir de problemas de salud mental.

La adolescencia es una etapa muy importante en la salud mental de las personas, es cuando las personas forman su identidad adulta y es necesario tener en cuenta algunas señales que pueden mostrar que la salud mental en esta etapa está siendo crítica y debe ser atendida. Los años de la adolescencia pueden ser muy difíciles, pero es deber de los padres asegurarse de que sus hijos están pasando por etapas normales o que quizá, estén teniendo algún problema de salud mental que deba tratar un profesional.

Los adolescentes están pasando por importantes desarrollos cognitivos que pueden influir no solo en su comportamiento sino también en su estado de ánimo. Es un momento en que pueden surgir problemas de salud mental. Saber qué buscar puede ayudar a los padres a detectar problemas desde el principio.

Cambios extremos o dramáticos en el comportamiento

Los adolescentes son conocidos por tener malhumor constante y cambios repentinos en el comportamiento. Entonces, esto parece que no sea algo por lo que tengas que preocuparte demasiado. Sin embargo, si notas que el comportamiento de tu hijo ha cambiado significativamente, esa es una señal de peligro que debes tener muy en cuenta.

Los adolescentes son conocidos por tener malhumor constante y cambios repentinos en el comportamientoLos adolescentes son conocidos por tener malhumor constante y cambios repentinos en el comportamiento

Puede ser un síntoma de enfermedad mental o alguna otra situación problemática como el consumo de drogas. Los siguientes cambios de comportamiento son banderas rojas que deben hacer que tu alarma se dispare:

1- Cambios de sueño: un adolescente puede comenzar a dormir demasiado o no dormir en absoluto.

2-Cambios en la dieta: presta especial atención a los adolescentes que parecen estar comiendo significativamente más de lo que solían o no comen en absoluto. La bulimia y la anorexia son condiciones peligrosas que tanto las niñas como los niños pueden sufrir. Estos trastornos de alimentación deben diagnosticarse cuando antes para buscar el tratamiento correcto según el caso.

3- Cambios sociales: con mayor frecuencia, los signos de depresión incluyen un adolescente que se retira de las salidas sociales. Es posible que ya no salga con amigos o que no quiera participar en actividades sociales después de la escuela. Puede que sienta apatía y que no tenga ganas de hacer nada.

4- Cambios emocionales: si bien los adolescentes pueden ser emocionales, si notas estallidos emocionales o malhumor significativos, puede ser una señal de que está teniendo problemas con una condición de salud mental.

5- Cambios académicos: ¿Has notado que sus calificaciones han bajado significativamente o que ya no está interesado en la escuela? Esto puede ser una señal de advertencia de que están saliendo con la gente equivocada, abusando de sustancias o un problema de salud mental.

No sientas vergüenza si tu hijo tiene problemas de salud mentalNo sientas vergüenza si tu hijo tiene problemas de salud mental

Peligros Físicos

Un adolescente que se vuelve agresivo y / o destructivo probablemente esté teniendo problemas con un trastorno de salud mental. Pueden lastimarse silenciosamente a sí mismos, a través de conductas como auto lesiones o el consumo de drogas.  La promiscuidad, el abuso de sustancias y los pensamientos o acciones suicidas son señales serias de que un adolescente está en peligro y que debe tratarse inmediatamente.

Qué tienes que hacer si tu hijo tiene problemas de salud mental

Si notas alguno de estas señales o cambios en tu hijo adolescente, es importante hablar con ellos y estar dispuesto a obtener ayuda. Si un adolescente se está lastimando a sí mismo o a otros, no trates de manejarlo por tu cuenta. La ayuda profesional es esencial. Un profesional capacitado puede diagnosticar a tu hijo y comenzar el tratamiento de inmediato. También puedes ayudarle y a la familia a educarse sobre la enfermedad de tu hijo y brindarle asesoramiento para que todas las personas que están cercanas a tu hijo sepan qué pasa y cómo tratarle correctamente.

No sientas vergüenza si tu hijo tiene problemas de salud mental, tampoco te sientas culpable. En la adolescencia los cambios pueden ser más drásticos e incluso con un buen tratamiento puede que solo sea algo temporal.

Te puede interesar