Menú
5 técnicas de disciplina para niños pequeños
5 técnicas de disciplina para niños pequeños

DISCIPLINA

5 técnicas de disciplina para niños pequeños

Los niños más pequeños de la casa también necesitan técnicas de disciplina para sentirse seguros y saber cómo comportarse en diferentes situaciones.

Es posible que pienses que cuando los niños son pequeños no necesiten disciplina porque no lo entienden... Pero la realidad es bien diferente. Todos los niños, de cualquier edad necesitan ser disciplinados para que aprendan cuál es el buen comportamiento. Pero es necesario tener en cuenta que la disciplina tendrá que ir centrada a la edad del pequeño, puesto que las estrategias son diferentes dependiendo de la edad de los niños. ¡No es lo mismo disciplinar a un niño de 5 años que a uno de 2 o 3!

No existe un método único para criar a los hijos, cuántas más herramientas de disciplina tengas a tu disposición, mejor, porque de esta manera podrás valorar qué técnica o estrategia va mejor para tus hijos. No te pierdas estas técnicas de disciplina eficaces para niños pequeños... ¡tendrás que emplear más de una técnica para saber cuál es la mejor para tus hijos!

1. Redirección

Consiste en redirigir la mala conducta del niño para enseñarle cuál es la conducta correcta. Por ejemplo, si tu hijo está pellizcando a la mascota en lugar de acariciarle suavemente, tendrás que decirle "no" verme cuando está pellizcando y decirle "así sí" indicándole cómo es acariciar suave a la mascota. Por ejemplo, puedes decirle algo como: "mientras me estés gritando no te puedo escuchar. Estaré atento/a a lo que me digas cuando me hables de forma calmada".

Es posible que pienses que cuando los niños son pequeños no necesiten disciplina porque no lo entiendenEs posible que pienses que cuando los niños son pequeños no necesiten disciplina porque no lo entienden

2. Distracción

Aunque la distracción es parecida a la redirección no es lo mismo. En la distracción en lugar de centrarse en la mala conducta para enseñar la conducta correcta, se eligen actividades que no están relacionadas o que son opuestas a la conducta que está teniendo el niño. Si tu hijo por ejemplo está metiendo la mano en el agua de tu mascota porque le divierte, es mejor sacarle de ese lugar y darle algún juguete que también le divierta o le motive.

3. Ignorar la conducta

Ignorar puede ser difícil de conseguir, pero puede ser extremadamente efectivo. Hay momentos en que llamar la atención sobre el comportamiento no deseado solo empeora las cosas porque se refuerza el mal comportamiento de forma negativa. Por ejemplo, si tu hijo dice una palabra malsonante (que no sabe ni lo que significa) no hagas caso a esa palabra a no ser que cree un problema por decir esa palabra.

No elimines la tristeza o frustración ni intentes hacer las cosas demasiado fácilesNo elimines la tristeza o frustración ni intentes hacer las cosas demasiado fáciles

O si por ejemplo, los hermanos están discutiendo pero no se están haciendo daño, intenta no participar para que sean capaces de resolver los problemas por ellos mismos, mejorando así sus habilidades de resolución de problemas.

4. Consecuencias naturales

Un poco de incomodidad puede ser un maestro muy eficaz y de ninguna manera es abusivo si usas el sentido común. Deja que tu hijo experimente las consecuencias de sus acciones siempre que puedas. 

No elimines la tristeza o frustración ni intentes hacer las cosas demasiado fáciles. Presta atención a estos momentos de aprendizaje: la mayoría de las veces, ni siquiera tendrás que levantar un dedo para que funcione. Solo refuerce verbalmente: "Te dije que recogieras tus juguetes en casa de la abuela, como no lo hiciste se han quedado allí y no podrás jugar con ellos hasta que volvamos".

5. Consecuencias forzadas

No siempre tiene que ser natural para ser efectivo, pero ten cuidado con esto. Puedes asegurarte de que tu hijo entiende la causa y el efecto primero. A algunos padres no les gusta este método porque parece un castigo, pero si se sabe relacionar bien no es un castigo, son consecuencias.

Es como si te multan por ir demasiado rápido conduciendo... Hay una regla que si no sigues, tienes consecuencias: pagar la multa e incluso perder el carnet de conducir. No toma mucho tiempo para que los niños aprendan esto. Solo sé justo y consistente. Puedes usar declaraciones del tiempo: "Si.... entonces"; "Si le quitas el juguete a tu hermano entonces no podrás jugar durante 5 minutos". Retira los privilegios o juguetes, por ejemplo.

Te puede interesar