Menú
Técnicas calmantes para bebés con reflujo
Técnicas calmantes para bebés con reflujo

BEBÉS

Técnicas calmantes para bebés con reflujo

Tu bebé está llorando y solo quieres calmarle porque sabes que tiene reflujo y que lo está pasando muy mal.

Tu bebé está llorando y solo quieres calmarle porque sabes que tiene reflujo y que lo está pasando mal. Si bien el reflujo, llamado reflujo gastroesofágico o RGE en el campo médico, puede hacer que tu bebé se sienta sumamente incómodo, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a minimizar la cantidad de molestias y el llanto posterior. 

El RGE es una irritación del esófago por el contenido del estómago que contiene ácido cuando el esfínter esofágico inferior no puede mantener la comida en el estómago de tu bebé. Si los métodos relajantes no funcionan para aliviar la angustia de tu bebé o si tu bebé está perdiendo peso y se niega a comer, tendrás que llamar a tu pediatra loantes posible.

Son técnicas sencillas que podrás empezar a realizar hoy mismoSon técnicas sencillas que podrás empezar a realizar hoy mismo

A continuación vamos a comentarte algunas técnicas que te ayudarán a calmar a tu bebé con reflujo. Son técnicas sencillas que podrás empezar a realizar hoy mismo, pero si te das cuenta de que tu bebé no se calma con nada, como te hemos comentado más arriba, lo ideal será que acudas a tu pediatra para saber qué le ocurre exactamente.

Babywearing

Esta técnica tiene muchos beneficios tanto para el bebé como para los padres. Mientras cargas a tu bebé en un portabebés o fular, tienes ambas manos libres para completar las tareas en tu lista de tareas y crear un vínculo entre tú y tu bebé.  Los bebés que están e portabebés con sus padres lloran un 43% menos que los que no lo están. Esto es beneficioso para un bebé con RGE porque lo mantiene en posición vertical, permitiendo que la gravedad trabaje para mantener el contenido de su estómago bajo.

Dormir un poco elevado

Cuando tu bebé está acostado sobre su espalda, el esfínter esofágico inferior puede permitir que el contenido de su estómago regrese al esófago, causándole dolor. Tener la cabeza y la parte superior del cuerpo de tu bebé ligeramente elevadas durante el sueño puede ayudar a evitar que el contenido del estómago ingrese al esófago, manteniendo a tu bebé tranquilo durante el sueño. Eleva el colchón de la cuna 30 grados, utilizando una cuña, o haz que tu bebé duerma en una eslinga de reflujo que mantiene su cuerpo ligeramente erguido.

Tiempo de silencio

Es recomendable al menos media hora de silencio después de las comidas. Durante el tiempo de silencio, lleva a tu bebé en un cabestrillo o abrázale mientras lo mantienes en posición vertical. No empujes ni juegues vigorosamente con tu bebé durante este tiempo, ya que esto puede agravar el contenido del estómago y hacer que salte al esófago.

La comodidad de tu bebé

Busca la comodidad de tu bebé con técnicas que imitan de cerca los sentimientos de comodidad que tu bebé sintió en el útero, lo que le permite calmarse activando el "reflejo calmante". Envuelve a tu bebé en un pañuelo o una manta con las manos hacia abajo o de lado. 

Sostenlo de costado para imitar la posición en la que estaba en el úteroSostenlo de costado para imitar la posición en la que estaba en el útero

Sostenlo de costado para imitar la posición en la que estaba en el útero. Sujétalo para que su oreja esté cerca de tu boca y repita "shhh, shhh, shhh" repetidamente en sus oídos para producir un fuerte ruido blanco. Suavemente muévelo hacia adelante y hacia atrás en sus brazos para imitar el movimiento que sintió en el útero, y ofrécele un chupete para activar su reflejo de succión. Estas técnicas deben realizarse sucesivamente hasta que tu bebé se haya calmado lo suficiente como para poder dormir.

Recuerda que lo más importante en todo esto es que tu bebé sienta que está protegido a tu lado y de esta manera el malestar que siente se disipará mucho antes. Tus brazos son su mejor medicina, pero recuerda que si no mejora tendrá que verle un médico.

Te puede interesar