Menú
Suplementos de vitaminas para niños y bebés, ¿son necesarios?
Suplementos de vitaminas para niños y bebés, ¿son necesarios?
VITAMINAS

Suplementos de vitaminas para niños y bebés, ¿son necesarios?

Los suplementos vitamínicos parecen el complemento perfecto a la dieta, ¿los necesitan los niños?

Desde hace un tiempo se ha puesto muy de moda el tema de los suplementos vitamínicos. Para los adultos, viene fenomenal para complementar la dieta diaria, pero ¿es necesario que los lactantes y los niños tomen los suplementos para un desarrollo adecuado? La respuesta es no. De hecho, todas las asociaciones médicas concuerdan en ello: los pequeños no necesitan más que las vitaminas de los alimentos, ya que su cuerpo está preparado para absorber la cantidad que necesitan sin problemas.

Bien, pero empecemos desde el principio: ¿qué son y para qué sirven los suplementos vitamínicos? Son un grupo de sustancias naturales cuya presencia en el organismo es necesaria para que los seres vivos podamos desarrollar las funciones vitales de forma adecuada. Las vitaminas afectan directamente en nuestro metabolismo y en su funcionamiento.

Los niños no suelen tener problemas para absorver las vitaminas y nuetrientesLos niños no suelen tener problemas para absorver las vitaminas y nuetrientes

Los humanos necesitamos una cantidad mínima de vitaminas diariamente para funcionar con normalidad, sin embargo, la importancia de la sustancia es que nuestro propio cuerpo no puede fabricarla: sólo podemos obtenerla de los alimentos. Como un solo alimento no contiene todas las vitaminas que necesitamos, una alimentación variada es esencial para nuestro organismo.

La carencia de vitaminas produce determinadas enfermedades, que hoy en día son prácticamente inexistentes en los países desarrollados. Entre éstas, encontramos el escorbuto (por falta de vitamina C), la pelagra (por falta de vitamina B1) o el raquitismo (por falta de vitamina D). Sin llegar a estas enfermedades tan extremas, la falta de vitaminas afecta al crecimiento y puede ocasionar problemas como la osteoporisis, la anemia (por falta de hierro) y un sistema inmunitario débil por el cual caemos enfermos cada dos por tres.

Lo mejor es una dieta variada y completa

Volviendo a los niños, la Asociación Médica Estadounidense (American Medical Association) y la Asociación Dietética Estadounidense (American Dietetic Association) recomiendan que los padres no den suplementos a los niños: para ser saludable, lo mejor es que obtengan las vitaminas necesarias de forma natural a partir de una alimentación variada y equilibrada.

Una dieta variada aporta todos los nutrientes necesarios a los niñosUna dieta variada aporta todos los nutrientes necesarios a los niños

Existe una multivitamina pediátrica estándar, recomendada por los pediatras en el caso de que el niño necesite suplementos. Los nutrientes que tienen la mayor posibilidad de ser deficientes en la dieta de un niño son el calcio, el hierro, la vitamina C, la vitamina A, el ácido fólico y la vitamina B6.

Tampoco nos fiemos de los suplementos de herbolario: existe la creencia generalizada de que es más sano por no estar comprado en farmacia, pero cuidado, sigue siendo un suplemento que en la mayoría de casos en innecesario para el crecimiento del niño.

Sólo se recomienda (bajo la supervisión de un especialista) dar suplementos vitamínicos a niños prematuros o de bajo peso, o que muestren deficiencias en el crecimiento y el desarrollo.

La leche materna, ¿suficiente?

En el caso de los lactantes, tampoco es necesario, ya que la leche materna posee todas las vitaminas necesarias para el crecimiento del bebé, aunque en algún caso podría resultar insuficiente su contenido en vitamina D.

Sólo en casos especiales el pediatra nos recomendará darles a los niños suplementos alimentariosSólo en casos especiales el pediatra nos recomendará darles a los niños suplementos alimentarios

De todas formas, la leche humana contiene las cantidades adecuadas de la mayor parte de las vitaminas. Sobre todo es rica en vitaminas A, C y E. Por otro lado, la vitamina B depende de la ingesta materna, por eso es tan importante que la madre tenga una dieta variada. Un caso especial es el de las madres vegetarianas, ya que pueden tener leche deficiente en vitamina B6 y B12 si no complementan su dieta, pues la fuente de vitamina B12 es la proteína animal.

Aquí encontramos otro problema: algunas madres, nada más tener el bebé, comienzan una estricta dieta para bajar esos kilitos de más que se han ganado con el embarazo. Esto es un terrible error si no se está bajo la supervisión de un nutricionista, porque afectará directamente a la calidad de la leche, pudiendo producirse incluso la carencia de la misma.

Te puede interesar

1 Comentario

MariaAlvarado

14/07/2016 15:59

Para mi no lo son, sí hay que cuidar la ingesta de vitaminas en los niños, pero como dice en este artículo: http://www.1001consejos.com/12-mejores-vitaminas-para-ninos/ , siempre es mejor que las obtengan de forma natural gracias a una alimentación balanceada y no con gomitas y pastillas. Somos lo que comemos y si desde pequeños nos educamos a comer bien reduciremos el riesgo de enfermedades cuando seamos adultos.