Menú
Cómo el síndrome del anticuerpo antifosfolípido afecta el embarazo
Cómo el síndrome del anticuerpo antifosfolípido afecta el embarazo

EMBARAZO

Cómo el síndrome del anticuerpo antifosfolípido afecta el embarazo

Tener el síndrome antifosfolípido aumenta las posibilidades de abortos espontáneos en las mujeres embarazadas.

Cuando ocurre el síndrome antifosfolípido significa que la sangre de una persona contiene anticuerpos contra tipos específicos de fosfolípidos. Los fosfolípidos son un componente normal y necesario de las células humanas y de la mayoría de las otras criaturas vivientes. Cuando una persona tiene anticuerpos contra los fosfolípidos, esto puede causar pequeños coágulos en la sangre de la persona y aumentar la tendencia hacia coágulos de sangre médicamente importantes, como la trombosis venosa profunda. El síndrome antifosfolípido aumenta el riesgo de muchos problemas de salud diferentes, que van desde los accidentes cerebrovasculares hasta problemas cardiovasculares. Puede ser causado por una enfermedad autoinmune, como el lupus, o puede ser una afección primaria sin ninguna enfermedad autoinmune conocida.

Alrededor del 2 al 4% de la población general tiene anticuerpos antifosfolípidos, y más de la mitad de ellos tienen el síndrome del anticuerpo antifosfolípido primario. Es un factor en aproximadamente el 15% de las mujeres que tienen abortos espontáneos recurrentes. Alrededor del 10% de las personas diagnosticadas con síndrome antifosfolípido finalmente serán diagnosticadas con una enfermedad autoinmune.

El síndrome y los abortos involuntarios

Tener el síndrome antifosfolípido aumenta las posibilidades de abortos espontáneos en las mujeres. La razón de esto no está clara, peor se piensa que el síndrome causa pequeños coágulos en la sangre que bloquean el suministro de la sangre hacia la placenta, provocando la muerte del embrión o del feto.

Otros investigadores creen que el síndrome puede interferir con la capacidad del óvulo fertilizado para implantarse en el revestimiento del útero. Puede ser una causa para abortos espontáneos tardías, aunque los médicos no están seguros de cuál es la función de los anticuerpos antifosfolípidos que pueden tener en el aborto involuntario temprano.

Las personas que tienen anticuerpos antifosfolípidos no tienen síntomasLas personas que tienen anticuerpos antifosfolípidos no tienen síntomas

Síntomas

Las personas que tienen anticuerpos antifosfolípidos no tienen síntomas, aunque el trastorno puede causar coágulos de sangre y otros problemas de salud que deberá valorar un profesional médico capacitado. Para las mujeres, los abortos espontáneos recurrentes pueden ser el único síntoma del trastorno.

Diagnóstico

Diagnosticar el síndrome antifosfolípido puede ser complicado. Las pruebas estándar para los anticuerpos anticoagulantes del lupus pueden ser poco confiables y la sensibilidad puede variar según el agente utilizado en cada laboratorio individual. 

En general, al considerar el síndrome antifosfolípido como un posible factor en los abortos espontáneos recurrentes, los médicos buscan que una persona sea positiva para los anticuerpos anticoagulantes lupus o anticuerpos anticardiolipina en más de una ocasión antes de hacer un diagnóstico. Es necesario tener en cuenta que hacerse una prueba positiva para los anticuerpos anticoagulantes del lupus no significa que una persona tenga el trastorno de lupus.

Las mujeres con síndrome antifosfolípido generalmente necesitan consultar a un especialista de alto riesgo Las mujeres con síndrome antifosfolípido generalmente necesitan consultar a un especialista de alto riesgo

Tratamiento

Las mujeres que han sido diagnosticadas con el síndrome antifosfolípido tienen aproximadamente un 70% de probabilidades de tener un embarazo exitoso con tratamiento, que generalmente consiste en inyecciones de aspirina y/o heparina en dosis bajas. 

Aunque este tratamiento mejora los resultados del embarazo para las mujeres con síndrome antifosfolípido, estas terapias pueden aumentar las tasas de complicaciones del embarazo en el tercer trimestre, sin embargo, las mujeres con síndrome antifosfolípido generalmente necesitan consultar a un especialista de alto riesgo y tener atención prenatal regular durante el embarazo.

Debido a que el síndrome antifosfolípido puede asociarse con otros problemas de salud, los obstetras/ginecólogos a menudo recomiendan a las mujeres que han dado positivo en la prueba de la afección que consulten con un médico general o un especialista para controlar la afección después del embarazo. Además los especialistas no recomiendan el uso de anticonceptivos hormonales en mujeres con antecedentes de síndrome antifosfolípido también, debido al riesgo agregado de coágulos de sangre.

Si en tu familia hay casos de este síndrome y aunque no tengas síntomas, será buena idea que acudas a tu médico para comentarle que te gustaría saberlo, sobre todo si te vas a quedar embarazada. De esta manera podrás evitar tener abortos involuntarios recurrentes.

Te puede interesar