Menú
8 secretos para un porteo seguro
8 secretos para un porteo seguro

TRUCOS Y CONSEJOS

8 secretos para un porteo seguro

Si quieres un porteo seguro, ¡no te pierdas estos 8 consejos que te permitirán disfrutar de tu bebé bien cerca!

Cada vez es más común que los padres decidan portear a sus pequeños, ya sea con mochilas, pañuelos o fulares. Aun así, es fundamental tener una serie de aspectos en cuenta para poder llevarlo a cabo. Por ejemplo, es importante que la cabeza del pequeño esté en un espacio que le permita moverla, ya que si este es muy estrecho puede provocarle agobio e incluso dificultades para respirar. Por otro lado, es importante que el pequeño esté perfectamente sujeto y que a su vez, los padres tengan en cuenta hasta qué edad o peso es recomendable seguir haciéndolo.

Muchos padres tienen dudas sobre si portear a sus bebésMuchos padres tienen dudas sobre si portear a sus bebés

¿Qué beneficios reporta?

Muchos padres tienen dudas sobre si portear a sus bebés ya que desconocen cuales son las ventajas de hacerlo. Algunas de ellas son:

  • Existe un mayor contacto entre el pequeño y el porteador, ya que al ser físico, este genera una seguridad a ambos que hace que la relación o vínculo sea más fuerte.
  • Al tener cerca a alguien durante este porteo, los bebés se sienten más tranquilos y por lo tanto, lloran menos y conciben el sueño con mayor facilidad.
  • Según los expertos, el porteo es beneficioso para la lactancia materna y a su vez descienden las posibilidades de que exista una depresión después del parto.
  • Es más sencillo, para muchos padres o cuidadores, hacer un porteo que les permita más movilidad que tener que arrastrar un carro de bebé.
  • Siempre y cuando se lleve a cabo un correcto manejo del mismo, los músculos de la espalda se verán beneficiados y fortalecidos.

Finalmente, para poder llevar a cabo un porteo seguro, es imprescindible tener en cuenta las siguientes indicaciones. La seguridad tanto del bebé como de quien lo lleva, es lo más importante y de no poder hacer un porteo, existen muchas otras opciones para llevar a los pequeños.

  1. El bebé debe de estar visible para los ojos de quien lo lleva y como se ha comentado previamente, debe de tener espacio y libertad de movimiento para respirar y poder encontrarse agusto, sin agobios. Es importante tener sobre todo este aspecto en cuenta en épocas de calor, donde la situación del pequeño puede volverse mucho más agobiante.
  2. Lo idóneo es que la posición del pequeño sea natural, que pueda sujetarse la cabeza por sí mismo, que sus piernas estén en una apertura de 45 grados y tenga las rodillas flexionadas, dejando su peso caer sobre su propio trasero y soportado por el cuerpo de quien hace el porteo.
  3. Es importante garantizar hacer un porteo seguro y para ello, habrá que ajustarlo sin llegar a apretar en exceso al bebé. Es decir, dejándole cierto movimiento pero no espacios que puedan hacer que se caiga, provocando un daño mayor. El bebé no puede salirse de este, por lo que la repartición del peso será clave.
  4. Como se ha comentado en un principio, existen muchas maneras de realizar un porteo y por eso, será importante consultar con un especialista o una persona que pueda aconsejar qué tipo de porteo hacer en función del peso y la edad del niño, además de otro tipo de recomendaciones que pueden hacer a cualquiera decantarse por uno u otro. Lo importante es no dañar ni al bebé ni que salga dañado el porteador y a su vez, que ambos estén seguros. Por esto motivo, es importante que el porteo sea seguro y garantice que vaya a soportar el peso del bebé.
  5. No es recomendable llevar al pequeño mirando en la misma dirección que el que hace el porteo ya que su espalda estaría curvada hacia el sentido contrario, poniendo su peso sobre sus genitales. Por esto motivo, el bebé debe de estar mirando hacia quien hace el porteo, pudiendo apoyarse en una posición natural y curvada en el cuerpo y pecho de su porteador.
  6. El porteo tiene multitud de aspectos positivos El porteo tiene multitud de aspectos positivos

  7. Aunque en el porteo el bebé esta cubierto, sigue recibiendo los rayos de sol y en un día demasiado caluroso, el estar pegado físicamente el uno al otro y encontrarse cubierto puede provocarle una incomodidad y exceso de calor innecesario. Por ello, es importante evitar hacer un porteo en este tipo de situaciones. Aun así, es seguro hacerlo siempre que el niño esté bien hidratado, lleve prendas de ropa transpirables, etc.
  8. Es evidente, que el porteo no deberá llevarse a cabo en situaciones en las que el porteador esté llevando a cabo algún tipo de actividad o acción que requiera rápidos movimientos o incluso, la práctica de algún ejercicio.
  9. Además, también será negativo portear en otro tipo de situaciones tales como: Mientras se cocina, mientras se está dentro de un vehículo en marcha, etc.

En definitiva, son muchas las cuestiones que hay que tener en cuenta para llevar a cabo un porteo seguro pero a su vez, muy fáciles de cumplir. El porteo tiene multitud de aspectos positivos ya que aporta comodidad y a su vez, el contacto entre quien lo hace y los bebés. No obstante, será fundamental tener en cuenta que cada niño es distinto y quizás lo que para unos resulta cómodo, para otros no. De la misma manera que el cuerpo de unos no es el mismo que el de otros y por lo tanto, habrá que tener en cuenta no sólo el peso del bebé sino de la persona que va a hacer el porteo seguro. No todo el mundo puede llevarlo a cabo según qué tipo de situación y lo más importante es no dañar la espalda de ambos y saber hasta qué peso se puede soportar.

Te puede interesar