Menú
Cómo equilibrar las rutinas siendo padres de gemelos (o más)
Cómo equilibrar las rutinas siendo padres de gemelos (o más)

GEMELOS

Cómo equilibrar las rutinas siendo padres de gemelos (o más)

Algunos padres se horrorizan cuando deben saltarse las rutinas y otros prefieren un enfoque más relajado y menos rígido.

Uno de los consejos más comunes que los padres experimentados ofrecen a los nuevos padres de gemelos o más, es que los bebés, ¡todos ellos! Necesitan tener y seguir un horario y unas rutinas muy marcadas. Los padres necesitan seguir unas rutinas cada día para poder salvar su cordura, pero, ¿qué significa eso exactamente?

No es lo mismo ser padres de gemelos que de un bebé único

Algunos padres se horrorizan cuando deben saltarse las rutinas y otros prefieren un enfoque más relajado y menos rígido. No es lo mismo ser padre de un solo bebé que de más de uno, y lo que suele funcionar con un bebé, cuando hay más de uno... todo cambia. Cuando se es padre de gemelos o más es necesario satisfacer las necesidades que tienen de una forma más eficiente.

Algunos padres se horrorizan cuando deben saltarse las rutinasAlgunos padres se horrorizan cuando deben saltarse las rutinas

Un horario no puede faltar

Compra una agenda y mírala como una rutina que debes cumplir con tus bebés. Es tu trabajo crear un calendario que se base en las necesidades de tu familia. En definitiva, tu objetivo es alimentar, cambiar, jugar con tus bebés, ponerles a dormir a la misma hora... Lo ideal es que lo hagas al mismo tiempo para que el día no se te quede demasiado corto.

Aunque esta es la meta, los padres deben reconocer las necesidades individuales de cada niño, quienes no siempre tendrán hambre, sueño, querrán estar despiertos o juguetones al mismo tiempo. Aunque son gemelos (o más), son niños individuales y tienen necesidades únicas y personales. La mejor manera de satisfacer las necesidades de todos puede ser mantenerlos a los dos dentro de las rutinas para que se acostumbren a lo mismo al mismo tiempo.

Al principio las rutinas pueden ser solo sobre la alimentación y el sueño. A medida que crecen y se desarrollan eso se puede convertir en un hábito. A medida que crecen muchas familias siguen las rutinas para que se conviertan en hábitos a medida que se hacen más mayores, así las horas de las comidas, las siestas, la hora del baño y el sueño nocturno se mantendrá intacto.

Todos en el mismo camino

Los gemelos monocigóticos o idénticos, pueden adaptarse a un horario similar de forma más fácil porque su disposición genética compartida les da metabolismos similares. Sin embargo, incluso los no idénticos, es decir, dizigóticos, pueden prosperar en el mismo horario con un poco de aliento y determinación por parte de los padres.

Para establecer o mantener a tus gemelos en unas rutinas deberás hacer cosas que quizá no harías con un bebé único. Por ejemplo, puede significar que despiertes a un bebé que está dormido para alimentarlo al mismo tiempo que a sus hermanos. Aunque puede parecer contradictorio a tus ideales, despertar a un bebé unos minutos antes para poder alimentar a los dos bebés al mismo tiempo será más eficiente que alimentarlos individualmente cada dos horas.

No puedes hacer que tus bebés vivan alrededor de un reloj; después de todo, no pueden entender la hora. Pero la creación de rutinas en actividades puede proporcionar señales a los bebés de lo que viene a continuación, aportándoles seguridad. Trata  de hacer las mismas cosas a la misma hora todos los días, y de la misma manera. Sigue los mismos patrones y procesos a medida que prepara a los bebés para alimentarlos, dormirlos o bañarlos. Una rutina familiar puede darles a los bebés señales de que es hora de dormir para que se duerman más rápido y permanezcan más tiempo dormidos.

Un horario en las rutinas no debe ser inflexible

En la flexibilidad está el secreto de la crianza. Es imprescindible ser flexibles, por eso tendrás que adaptar el horario a medida que vayan cambiando las necesidades de tus hijos.  El mejor horario es orgánico y dinámico, respondiendo a los ritmos y patrones naturales de tus hijos. Evoluciona con el tiempo y se adapta a cambios estacionales, fines de semana y vacaciones. Se desarrolla con la orientación de un pediatra y profesionales médicos, especialmente si los bebés nacieron prematuramente. Se basa en las indicaciones de tus bebés y requiere que los padres se familiaricen íntimamente con la forma en que sus hijos comunican sus necesidades a través del llanto y el lenguaje corporal. Finalmente, se flexiona para adaptarse a situaciones especiales, como cuando los bebés se enferman, crecen o se someten a otros ajustes físicos.

No todas las familias con múltiplos encuentran que un horario funciona para ellos. En última instancia, el mejor enfoque es lo que funciona para ti. No hay una manera correcta o incorrecta de hacerlo.

No todas las familias con múltiplos encuentran que un horario funciona para ellosNo todas las familias con múltiplos encuentran que un horario funciona para ellos

Consejos para poner gemelos en un horario

A continuación vamos a darte algunos consejos para que puedas tener un horario y unas buenas rutinas con tus bebés gemelos (o más). Recuerda que de esta manera será más fácil la crianza y tus hijos también se sentirán más seguros. Cuando los bebés y niños pequeños viven dentro de unas rutinas diarias y que además son flexibles a sus necesidades, estarán más tranquilos y menos irritables. Esto significa que llorarán menos y dormirán más... tú estarás más tranquilo/a y tus hijos serán más felices... Las rutinas es un ganar-ganar para todos. Los consejos que no debes perderte son los siguientes.

  • Intenta alimentar a tus gemelos y múltiples casi al mismo tiempo, si no se despierta para alimentarse, despierta al otro.
  • Sé flexible. Debes adaptarte a medida que las cosas cambian.
  • Habla con tu pediatra para tener más información sobre la crianza de gemelos. Además también puedes pedir a otros padres de gemelos que te den consejos sobre cosas que a ellos les funcionó en su hogar (aunque recuerda que lo que les funciona a ellos no tiene por qué funcionarte a ti).
  • Recuerda que tus hijos son individuos únicos. No puedes forzarles a seguir unas rutinas... solo haz las cosas lo mejor que puedas.
  • Aprende a interpretar las señales y los llantos de tus bebés para comprender lo antes posible qué es lo que necesitan.
  • Dales y date tiempo. Las rutinas no se consiguen de un día para otro, evoluciona a lo largo de las semanas y los meses.

Si tienes dudas o te sientes sobrepasado/a en la crianza, habla con tu médico o con un profesional como un psicopedagogo para que te dé pautas que te puedan servir para la crianza de tus bebés y que no pierdas la cordura.

Te puede interesar