Menú
Trabajar desde casa cuando tienes hijos pequeños, ¿es posible?
Trabajar desde casa cuando tienes hijos pequeños, ¿es posible?

CONCILIACIÓN

Trabajar desde casa cuando tienes hijos pequeños, ¿es posible?

Hay muchos padres y madres que optan por trabajar desde casa para conciliar su vida laboral con el cuidado de los hijos, estas son algunas claves para que funcione.

Si alguna vez has pensado que trabajar desde casa con niños pequeños es todo un chollo, la realidad es bastante diferente. Aunque quieras estar con tus hijos todo el tiempo y trabajar desde casa te parezca la mejor solución, si no te organizas bien puede ser todo lo contrario y lo que te parecía un sueño se convierta en una pesadilla. No es sencillo trabajar desde casa y tener niños a tu cuidado, puede convertirse en todo un reto.

Si quieres trabajar desde casa puedes conseguirlo, pero deberás tener en cuenta cómo hacerlo de forma exitosa sin acabar con tu salud física y mental. Hay personas que aún no son capaces de entender qué es trabajar desde casa, pero te puedo asegurar que si tienes niños, es un trabajo muy duro y nada fácil de completar.

Aprovecha las horas de siesta para trabajar tranquilamente Aprovecha las horas de siesta para trabajar tranquilamente

Aprender a trabajar desde casa

Aprender a cómo trabajar desde casa con niños pequeños es esencial para cualquier padre o madre que se queda en casa con un bebé, un niño pequeño o un niño en edad preescolar. Encontrar el equilibrio entre el trabajo y la familia no es tarea fácil pero conseguirlo hará que tu trabajo sea más productivo, eficiente y que tengas más tiempo para disfrutar de tu familia.

En cambio, no hacerlo hará que tu tiempo corra como el viento y que no te dé tiempo ni de trabajar lo suficiente para poder pagar tus facturas ni tampoco poder disfrutar de tu familia, algo que hará que exista una espiral de frustración poco gratificante. Si trabajar desde casa es tu forma de ganarte la vida es mejor que sigas leyendo estos consejos para que puedas disfrutar de tu trabajo, pero también de tu familia.

Debes ser realista

Si tus hijos demandan constantemente tu atención durante las horas no laborales, también lo harán en las horas laborales si los tienes a tu lado. No esperes que tus hijos se sienten en una esquina a pintar, a leer o a jugar con la tablet durante horas mientras tú trabajas, esa no es la realidad.

Recuerda que tú eres el principal atractivo para tus hijos y si bien es cierto que los puedes mantener distraídos durante un pequeño período de tiempo, no esperes hacerlo durante todo el día o más de una hora. Con niños a tu lado tu trabajo estará lleno de distracciones... y eso repercutirá directamente en tus ingresos a final de mes. Debes ser realista con el tiempo que dispones y hasta dónde puedes llegar.

Debes ser consciente de tus limitaciones de tiempo durante el día y no intentar hacer más de lo que puedesDebes ser consciente de tus limitaciones de tiempo durante el día y no intentar hacer más de lo que puedes

Ten una oficina en casa

Ten una oficina en casa para que tus hijos sepan que ése es tu lugar de trabajo, así asociarán que en ése lugar no se puede jugar. Si no tienes mucho espacio en casa lo ideal es que busques un sitio al que puedas llamar despacho aunque sea un pequeño escritorio en la salita. Así tus hijos sabrán que cuando estás allí es porque estás trabajando. Además, es importante que tengas en cuenta los horarios que puedes estar más disponible para tus clientes y para poder ser más productivo/a en tu trabajo.

La hora de la siesta es hora de trabajo

No importa cómo ha sido el día o lo poco que has dormido durante la noche, si quieres aprovechar el tiempo la hora de la siesta será tu tiempo de trabajo. Es bueno saber que tendrás cada día unas dos horas seguras por la tarde para trabajar en silencio. Es necesario tener esto presente para poder organizar tu trabajo con mayor eficacia.

Ten el teléfono de una canguro a mano

Ser capaz de estar cerca de tu hijo es la ventaja más importante cuando se tiene una oficina en casa pero cuando se tiene mucho trabajo puede ser una gran desventaja. Por éste motivo es buena idea tener una ayuda extra para poder acabar lo que tienes entre manos. Si no puedes cumplir con todos los plazos durante la siesta, entonces será buena idea que llames a un o una canguro para disponer de un tiempo extra y poder tener a tus clientes satisfechos.

Te puede interesar