Menú
Cómo saber si un recién nacido tiene mucho calor
Cómo saber si un recién nacido tiene mucho calor

RECIÉN NACIDO

Cómo saber si un recién nacido tiene mucho calor

Cuando un bebé es recién nacido no puede expresarte si tiene calor, debes estar atento/a para evitar problemas como el sobrecalentamiento o la muerte súbita.

Al vestir a tu recién nacido para evitar que se enfríe, es fácil que le pongas más capas de las que necesita. Esto puede causar un sobrecalentamiento, que es una grave amenaza para su salud e incluso su vida. La Academia Estadounidense de Pediatría ha relacionado el sobrecalentamiento con un mayor riesgo de síndrome de muerte súbita infantil. Los signos de sobrecalentamiento en un recién nacido son fáciles de detectar.

Escucha la respiración de tu hijo u observe cómo sube Escucha la respiración de tu hijo u observe cómo sube

Detecta si tu bebé tiene demasiado calor

Sigue leyendo porque te vamos a contar cómo saber si tu bebé recién nacido se ha sobrecalentado demasiado o si está pasando demasiado calor. Recuerda que demasiado calor puede ser peligroso para tu bebé recién nacido porque puede sufrir un golpe de calor mortal.

  • Toca la cabeza de tu bebé. Toca el área de la cabeza y el cuello de tu bebé recién nacido para saber si está sudando. Un cuello o cabeza húmedos indican que su hijo está sudado.
  • Mira la cara de tu bebé. Si está más rojo de lo normal o tiene una erupción cutánea, es posible que tu bebé se esté sobrecalentando.
  • Escucha su respiración. Escucha la respiración de tu hijo u observe cómo sube y baja el pecho. La respiración rápida es un síntoma de sobrecalentamiento. Siente el pecho de tu bebé para ver si siente calor, lo cual es otra señal de que está demasiado caliente.
  • No permanece dormido. Ten en cuenta que si a tu bebé le cuesta dormirse o no duerme lo suficiente en tiempo, es posible que sea porque tiene demasiado calor. La inquietud es una posible señal de sobrecalentamiento. Sin embargo, ten en cuenta que también es una señal de varios otros problemas, incluido el hecho de tener demasiado frío. No bases tu conclusión solo en la inquietud. Busca los otras señales que verifiquen que tu bebé tiene calor.

Consejos a tener en cuenta

  • Nunca cubras la cabeza de tu bebé después de los primeros días de nacimiento, especialmente durante el sueño. Los bebés pierden la mayor parte del calor de su cuerpo a través de sus cabezas, por lo que cubrir la cabeza de un bebé atrapará demasiado calor dentro de su cuerpo. No vista demasiado a tu recién nacido. Debes vestir a tu bebé con toda la ropa que le resulte cómoda, más una capa ligera extra. Lo normal es vestir al bebé con una capa fina más que la que llevas tú ahora mismo.
  • Si quieres compartir la cama con tu bebé, debes saber que la Academia Estadounidense de Pediatría lo desaconseja, ya que puede aumentar el riesgo de que tu hijo tenga el síndrome de muerte súbita del lactante, no utilices una manta adicional, ya que el calor de tu cuerpo hará que tu bebé esté lo suficientemente caliente.
  • Si tu bebé es prematuro, tendrás que hablar con tu pediatra sobre cómo mantenerle caliente. Un bebé prematuro necesitará más capas que un bebé a termino para poder mantener una temperatura corporal adecuada.
Nunca cubras la cabeza de tu bebé después de los primeros días de nacimientoNunca cubras la cabeza de tu bebé después de los primeros días de nacimiento

En caso de tener cualquier duda acerca del calor que está pasando tu bebé porque es verano, o si le está saliendo erupción o pequeñas manchitas rojas en la cara, entonces es importante que acudas al pediatra y le cuentes cómo estás cuidando de tu bebé. Es posible que te dé algunos consejos extra que te vendrán bien para poder mantener a tu bebé con una temperatura adecuada dentro y fuera de casa.

Aunque el calor ha estado siempre y muchos bebés han crecido en temperaturas altas, no todos los bebés son iguales y es necesario que los padres velen por la seguridad de sus pequeños, porque solo de esta manera se podrán evitar muertes súbitas a causa del calor o el sobrecalentamiento corporal en los recién nacidos.

Te puede interesar