Menú
¿Es posible lidiar con el dolor que causa la muerte fetal?
¿Es posible lidiar con el dolor que causa la muerte fetal?

DOLOR

¿Es posible lidiar con el dolor que causa la muerte fetal?

Perder el feto que llevas dentro es algo muy duro para cualquier madre resultando difícil lidiar con el dolor.

Si has sufrido una muerte fetal sabrás que el duelo no es sencillo de superar. Es más fácil decirlo que hacerlo. Quizá te enfrentes a sentimientos de culpa (aunque no tengas culpa de nada) o que estés luchando por entender lo que ha pasado. Si eres la mujer del embarazo también es posible que tengas problemas con la leche en tus pechos y que sufras depresión postparto. La recuperación mental y física después de la muerte fetal es imprescindible.

Lo primero que debes hacer es dejar de lamentarte... es imprescindible que te recuperes emocionalmente, aunque el proceso de duelo para cada mujer es diferente y debes respetar tus propios ritmos.

Un vínculo profundo

Muchos padres sienten un vínculo profundo con sus bebés mucho antes de que nazcan, y el hecho de que ese vínculo se rompa repentinamente a través de la muerte fetal es traumático. No tienes que justificar tu pena; amigos y familiares bien intencionados pero sin mucha empatía pueden herirte con comentarios como "Eres joven; tendrás otro" o "Simplemente no estaba destinado a nacer". 

Está bien que llores, pero intenta no enfadarte porque solo te causará más daño emocional. No importa la edad que tengas. Lo último que hay en tu mente ahora mismo es tener otro hijo, pero no permitas que nadie te diga que no estaba destinado a nacer... era tu bebé y lo has perdido... Pero también has perdido tus sueños y esperanzas depositados en él.

Está bien que llores, pero intenta no enfadarte porque solo te causará más daño emocionalEstá bien que llores, pero intenta no enfadarte porque solo te causará más daño emocional

Habla con tu familia

Al tratar con tu dolor, sé sensible con tu pareja también. Tu pareja también está sufriendo aunque no exprese sus sentimientos... Que no haya llevado al bebé en su interior no es motivo para minimizar su dolor. Si tú eres el padre, intenta ser paciente con tu pareja y sé su hombro de apoyo, ella ha pasado por un trauma no solo por perder el bebé como te ha pasado a ti, si no porque además ha tenido que expulsarlo de su cuerpo sin vida.

 Lo último que hay en tu mente ahora mismo es tener otro hijo Lo último que hay en tu mente ahora mismo es tener otro hijo

Deberás estar atento a las señales de la depresión postparto y en caso de que ocurra, será importante acudir al médico. Todas las personas se enfrentan de manera diferente a la muerte fetal, pero muchas mujeres encuentran que tácticas como llevar un diario o asistir a grupos de apoyo pueden ser terapéuticas para enfrentar la pérdida. No importa cuánto ames a tu familia y amigos, si no han experimentado una muerte fetal, realmente no pueden saber lo que estás sintiendo. Puedes conectarte con otras personas para obtener el apoyo que necesitas. Algunas de estas organizaciones están diseñadas exclusivamente para ayudar a los padres a sobrellevar una muerte fetal.

Si tienes otros hijos, es posible que te estés preguntando cómo hablar sobre esa pérdida. Es importante reconocer que los niños también pueden sufrir la pérdida del embarazo porque no tendrán a su hermanito/a en sus vidas. Respeta su dolor y contéstale a las preguntas que se le pasen por la cabeza con toda la sinceridad posible.

Un embarazo en el futuro

Ahora mismo es probable que no quieras pensar en otro embarazo y parar aquí. Aunque cuando pases el duelo quizá quieras intentarlo, siempre y cuando sepas qué esperar y cuáles son los riesgos que tendrás en el futuro. En estos momentos necesitas pasar tu duelo sin correr, respetando tus propios ritmos emocionales.

Mientras estás de duelo y recuperándote, es posible que quieras encontrar una manera especial de conmemorar a tu bebé, ya sea plantar un jardín conmemorativo o algo más significativo para ti. Esto puede ayudar si decides quedar embarazada otra vez. Recuerda que no estarás reemplazando al bebé que perdiste, sino que ese bebé siempre tendrá un lugar especial en tu corazón. Si no te recuperas emocionalmente será necesario hablar con tu médico para buscar las mejores opciones emocionales para ti.

Te puede interesar