Menú
7 recetas de butch cooking para toda la familia
7 recetas de butch cooking para toda la familia

BUTCH COOKING

7 recetas de butch cooking para toda la familia

No te pierdas 7 recetas de butch cooking que te irán muy bien para toda la familia y para ahorrar tiempo.

El Butch Cooking es el método del que todo el mundo habla en redes sociales, especialmente entre todos aquellos que buscan alimentarse de la forma más sana, auténtica y saludable posible. Como todo esto lleva demasiado tiempo, son muchas las ocasiones en las que se termina por recurrir a un plato prefabricado o a la comida rápida, que desde luego no tiene nada de saludable y es preferible evitarlo a toda costa.

Especialmente si tienes niños en casa, es muy importante que organices bien las comidas de toda la familia para evitar caer en la tentación de la comida rápida. Por lo qué, el butch cooking es tu método perfecto para ahorrar tiempo en la cocina cada semana. Con esta técnica, podrás planificar las comidas semanales de toda la familia. Te explicamos cómo crear tu menú semanal y algunas recetas de butch cooking perfectas para toda la familia.

Las claves para un buen butch cooking

El primer paso y más importante es la planificación. Organiza y planifica cada una de las comidas de toda la semana, teniendo en cuenta si en casa hay alguna intolerancia alimentaria o productos que no gusten demasiado en la familia.

El Butch Cooking es el método del que todo el mundo habla en redes socialesEl Butch Cooking es el método del que todo el mundo habla en redes sociales

  • La lista de la compra: Antes de que llegue el día de preparar el butch cooking, tendrás que asegurarte de tener todos los ingredientes que necesitarás. Utiliza la planificación que habrás realizado previamente para hacer la lista de la compra.
  • Recipientes para la conservación: Vas a cocinar alimentos para toda la semana, por lo que necesitarás diferentes recipientes herméticos para conservar cada producto correctamente. Algunos alimentos pueden conservarse juntos, pero otros no, por lo que es importante que tengas recipientes de diferentes tamaños y con gran variedad. Así podrás guardar las comidas por raciones, en el caso de que necesites conservarlos así.
  • Maximizar el tiempo: Una de las bases del butch cooking consiste en maximizar el tiempo, es decir, vas a cocinar un día para toda la semana, pero no quieres estar todo ese día cocinando. Por lo tanto, elige alimentos y técnicas de cocina que te permitan preparar mucha cantidad de alimentos a la vez. Por ejemplo, las verduras deben estar presentes en cada una de las comidas, pero puedes prepararlas de diferentes maneras, asadas al horno, hervidas o en pisto, por ejemplo.

Recetas de butch cooking

Procura preparar alimentos que combinen bien entre ellos, así podrás utilizar una misma receta para dos platos diferentes. Recuerda que, para optimizar el tiempo, lo importante es preparar gran cantidad de todos los alimentos, después, podrás separar las cantidades en diferentes recipientes. A continuación, te dejamos con algunas recetas de comidas y cenas para que puedas empezar a planificar tu butch cooking semanal.

Procura preparar alimentos que combinen bien entre ellosProcura preparar alimentos que combinen bien entre ellos

  1. Boloñesa de carne: Prepara un sofrito con cebolla y pimiento verde, muy bien picados. Añade la carne picada de ternera y cocina por completo. Añade sal, orégano y salsa de tomate casero. La boloñesa la puedes usar para platos de pasta, para rellenar empañadillas para la cena o para hacer una empanada, entre otros.
  2. Salsa de tomate casera: En una cazuela grande coloca un chorreón de aceite de oliva virgen, 2 kilos de tomates maduros (tipo pera), 2 pimientos verdes, 2 o 3 zanahorias y una cebolla grande, todo muy bien picado. Primero sofríe ligeramente las verduras y después añade los tomates pelados y picados. Deja cocinar a fuego lento durante unas 2 horas aproximadamente, añade sal y una pizca de azúcar para eliminar la acidez. Tritura bien la salsa de tomate y conserva en botes de cristal con la técnica del sellado al vacío. Esta salsa te servirá para acompañar un arroz blanco, unas albóndigas de carne o de pollo, para la salsa boloñesa o para unas berenjenas rellenas, por ejemplo.
  3. Albóndigas de pollo: Una receta perfecta para los más peques de la casa. Aliña 1 kilo de carne picada de pollo, con 2 huevos, perejil y ajo muy bien picados, sal y pan rallado. Deja reposar la carne en la nevera mientras preparas otros platos. Después, ve tomando pequeñas porciones de la masa para preparar las albóndigas, pásalas por harina y reserva. En una sartén con bastante fondo, fríe ligeramente las albóndigas hasta que tomen color. Después, pasa a una fuente de horno y hornea por completo durante unos 40 minutos aproximadamente.
  4. Crema de calabaza asada: La calabaza es una hortaliza dulce y perfecta para preparar diferentes platos, ya que para los niños es fácil de tomar. Para preparar una sencilla y deliciosa crema de calabaza, solo tienes que asar una calabaza entera en el horno junto con 2 zanahorias. Tritura las hortalizas y añade un poco de nata líquida y sal. Reserva en recipientes individuales para poder descongelar solo la cantidad que necesites en el momento.
  5. La boloñesa la puedes usar para platos de pasta, para rellenar empañadillas para la cena o para hacer una empanadaLa boloñesa la puedes usar para platos de pasta, para rellenar empañadillas para la cenao para hacer una empanada

  6. Potaje de alubias: Recuerda que las legumbres deben estar en remojo unas 12 horas antes de cocinarlas. Llena la olla rápida con agua y cuando esté caliente, añade las alubias. Ve retirando la espuma que producen las legumbres, cuando veas que comienza a hervir, cambia el agua y comienza la cocción de nuevo. Ahora ya puedes añadir un tomate entero, una cebolla, 2 dientes de ajo y el "compango asturiano", es decir, la morcilla, la panceta y el chorizo. Cocina según el tiempo recomendado del fabricante. Para terminar, retira las verduras y tritura con la batidora. Incorpora de nuevo a la cazuela y remueve con cuidado. No cortes la carne hasta el momento de servir las alubias, así eliminarás el exceso de grasa.
  7. Hummus de garbanzo y pimiento morrón: El hummus es una opción perfecta para la cena y se conserva estupendamente en el frigorífico durante varios días. Solo tienes que triturar 2 o 3 tazas de garbanzos cocidos, un pimiento rojo asado, 1 diente de ajo, una cucharada de tahini, el zumo de un limón, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharadita de sal, comino en polvo y una cucharada de pimentón dulce.
  8. Galletas de avena y plátano: Las meriendas y los snacks para los más pequeños también deben ser sanos. Estas galletas se conservan perfectas en tarros de cristal durante varios días y además de ser saludables están buenísimas. Solo necesitas 2 tazas de copos de avena, 2 plátanos maduros y 2 cucharadas de canela molida. Mezcla los ingredientes con un tenedor y ve horneando las galletas en pequeñas porciones.

Te puede interesar