Menú
Cómo planificar una acampada familiar
Cómo planificar una acampada familiar

FAMILIA

Cómo planificar una acampada familiar

Si te gustaría tener una aventura con tus hijos, ¡no te pierdas cómo organizar una acampada familiar!

Cuando hace buen tiempo y todavía no hace frío excesivo, es buena idea hacer una acampada familiar. Os ayudará a estar en contacto con la naturaleza, crear recuerdos maravillosos y también, potenciar el vínculo afectivo. Es necesario saber lo que funciona y lo que no funciona para que la experiencia sea exitosa en cuando a acampar con niños. ¿Quieres que la acampada con tus hijos sea divertida y una experiencia gratificante? ¡No pierdas detalle!

Escoge el sitio correcto

Lo más importante antes que cualquier otra cosa es escoger el lugar. Quizá te guste la idea de ir en plan 'mochilero', pero esta aventura no es la más apta para niños pequeños. La elección para escoger un campamento y acampar (o un camping) será de los servicios que necesitéis y de vuestros intereses.

Lo ideal es escoger un campamento en mitad de la naturaleza pero con servicios que podáis utilizar. A muchas familias les gusta acampar por la noche, pero pasan el día explorando las ciudades locales o yendo de excursión a varios kilómetros de distancia. Si ese es tu caso, asegúrate de que tu campamento está más cerca de tu destino de actividad. Además, es importante que en el campamento haya agua corriente y servicios de higiene como un lavado y duchas bien mantenidas.

Si no estás acampando junto a un sendero, es mejor que reserves con tiempo para no quedarte sin sitiosSi no estás acampando junto a un sendero, es mejor que reserves con tiempo para no quedarte sin sitios

Reserva con tiempo

Si no estás acampando junto a un sendero, es mejor que reserves con tiempo para no quedarte sin sitios. En la mayoría de los parques donde se permite acampar, las reservas se hacen hasta con un año de anticipación. Hay otros lugares que no hacen reservas y que se utiliza por orden de llegada hasta que el cupo está lleno. En éste último caso lo ideal es ir en fechas y horas que se sepa que puede haber sitio de sobra.

¡Preparación ante todo!

Además del sitio para acampar también es clave tener una buena preparación. Deberás tener en cuenta el equipo básico para cualquier experiencia al aire libre:

-Botiquín de primeros auxilios

-Tienda preparada para la lluvia, anti mosquitos y tela de tierra

-Sacos de dormir que sean calentitos

-Colchones, cunas o almohadillas de espuma para acampar

-Linternas

-Ropa cómoda

-Baterías extra

-Camping gas

-Camping luz

-Juego de cocina para acampar

-Abrelatas

-Botellas de agua

-Contenedores impermeable

-Protector solar

-Repelente de insectos

-Neveras para camping

Los campistas hambrientos son campistas infelicesPie de foto

La lluvia es inevitable

La lluvia es inevitable en los campamentos y aunque hay épocas que puede ser menos probable de que llueva, hay veces que es inevitable. Para mantener a tus hijos (y a ti) en seco, tendrás que llevar un equipo de respuesta: ropa, zapatos, ropa impermeable, paraguas, y mantener siempre tu tienda de campaña y los sacos de dormir secos. Para ello:

-Coloca siempre una lona debajo de tu tienda, que coincida con las dimensiones exactas de la tienda.

-Asegúrate de que tu tienda este en buenas condiciones.

-Por la noche mantén los sacos de dormir en medio de la tienda sin que toquen las paredes de la misma.

-Si parece que va a llover, pon una carpa sobre la tienda y deja las ventanas abiertas de ésta para que se minimice la condensación dentro de la tienda.

Comer bien

Los campistas hambrientos son campistas infelices. Tienes que planear la comida que les gusta a tus hijos y no escatimes en cantidad. Involucra a tus hijos en la cocina aunque sea con un camping gas y prestando mucha atención al proceso y a la seguridad. Lleva bocadillos, galletas saladas, patatas, zanahorias, etc. Que no se te olvide llevar mucha agua porque es muy importante la hidratación constante. Calcula el agua que os haría falta dependiendo del tiempo que vayáis a pasar en el campamento.

Con los niños es muy importante tenerlo todo pensado porque no es productivo improvisar demasiado. Los niños necesitan seguridad y eso se lo dará la organización y la prevención, aunque como en todo, tendréis que estar abiertos a la flexibilidad por si no sale todo como tenéis previsto.

Te puede interesar