Menú
En qué consiste la pulpitis de las piscinas
En qué consiste la pulpitis de las piscinas

PIEL

En qué consiste la pulpitis de las piscinas

La pulpitis de las piscinas es una afección de la piel causada tanto en las manos como en los pies a causa del tiempo pasado en el agua de las piscinas.

La llegada del verano hace que los padres deban extremar los cuidados de la piel de sus hijos. De todos es sabido que la piel de los más pequeños es mucho más delicada que la de los adultos. Aparte de los rayos solares, la piel puede verse dañada por otros factores como es el caso del agua de las piscinas.

La pulpitis de las piscinas es una afección de la piel que afecta a muchos niños. Se trata de una dermatitis que se produce en las palmas de las manos y las plantas de los pies y aunque es considerada benigna, llama mucho la atención llegando a preocupar a los padres. Acto seguido te hablamos mucho más de este tipo de afección de la piel que las suelen los niños que pasan mucho tiempo en la piscina.

Causas de la pulpitis de las piscinas

La pulpitis de las piscinas es una afección de la piel causada tanto en las manos como en los pies a causa del tiempo pasado en el agua de las piscinas. Como ha te hemos comentado más arriba, es un lesión de la piel que se da en los niños ya que rara vez se da en los adultos. Este tipo de dermatitis se produce a causa de la piel delicada que tienen los niños y pasar mucho tiempo en el agua.

La pulpitis de las piscinas es una afección de la piel causada tanto en las manos como en los piesLa pulpitis de las piscinas es una afección de la piel causada tanto en las manos como en los pies

En un principio, el cloro y los demás productos químicos presentes en la piscina no influyen a la hora de sufrir tal problema en la piel. El pasar tantas horas en el agua de la piscina es lo que provoca este tipo de problema en la piel. Se ha podido comprobar que aquellos niños que sufren de dermatitis atópica, tienen un mayor riesgo de padecer la citada pulpitis tanto en pies como en manos.

Síntomas de la pulpitis de las piscinas

La pulpitis es benigna por lo que no que preocuparse en exceso por este tipo de lesión en la piel. En cuanto a los síntomas, suelen aparecer unos puntos de color rojo brillante tanto en las palmas de las manos como en las plantas de los pies.

Dichas lesiones no suelen molestar ni causar escozor a los niñosDichas lesiones no suelen molestar ni causar escozor a los niños

Dichas lesiones no suelen molestar ni causar escozor a los niños. Suelen desparecer a los tres o cuatro días si el niño evita el meterse en la piscina. En el caso de que salgan ampollas o dichas irritaciones causen picores y molestias al pequeño, es importante el acudir al pediatra para que lo examine. En tal caso es posible que el pequeño sufra otro tipo de afección de la piel diferente a la citada pulpitis.

Cómo se debe tratar la pulpitis de las piscinas

La pulpitis es muy sencilla y fácil de diagnosticar. Con una simple exploración, el profesional sabrá si tu hijo padece dicha afección en la piel u otra completamente diferente. En la mayoría de los casos al no quejarse los niños de dichas rojeces en las manos, los padres no le echan cuenta y las mismas pasan totalmente desapercibidas.

En cuanto al tratamiento de dicha afección de la piel, basta con que el niño evite el baño en la piscina durante unos días e hidratar con la ayuda de una crema, la zona afectada por tal afección. Si la pulpitis se ha extendido bastante y es bastante llamativa, el pediatra puede llegar a recomendar la aplicación de una crema que lleve corticoides.

En definitiva, no hay que alarmarse para nada por tal afección de la piel. Si observas que a tu hijo le salen unos sarpullidos y unas manchitas rojas por toda la palma de las manos, no debes preocuparte en absoluto. Es posible que se trate de la pulpitis de las piscinas y en unos días dichos puntitos irán despareciendo sin problema alguno.

Te puede interesar