Menú
Pros y contras de ser una madre que se queda en casa
Pros y contras de ser una madre que se queda en casa

MADRE

Pros y contras de ser una madre que se queda en casa

Si eres una madre que se queda en casa... te gustará saber algunos pros y contras de ello. ¿Es lo que quieres?

Aún a día de hoy, ser una madre que se queda en casa todo el día, sigue teniendo una mala reputación. Se les tacha de mujeres vagas que no quieren hacer nada en la vida... porque la sociedad quiere que una mujer críe a sus hijos como si no tuviese trabajo y trabaje como si no tuviese hijos... algo bastante injusto, ¿verdad? Casi todo el mundo piensa que una mujer que se queda en casa todo el día con los hijos no tiene estrés ni nada malo... Pero para empezar, nadie le paga por hacer todo lo que hace.

Existen algunos pros y otros contras sobre lo que ocurre por ser una madre que rechaza el trabajo para quedarse en casa al cuidado del hogar y de sus hijos...

Siempre estás disponible

Estar en casa con tus hijos es a menudo la razón principal por la que has elegido este camino.

  • Pro: siempre estarás presente cuando tus hijos te necesiten y no te sentirás mal por estar trabajando.
  • Contras: estar siempre presente puede hacer que te sientas atrapada. Te puede gustar quedarte en casa con tus hijos pero también desearás tener momentos para ti.
  • Equilibrio: busca tiempo para ti. Tu salud mental y física dependerá de dormir bien, comer saludablemente, hacer ejercicio y... ¡relajarte!

Nunca estarás sola

No tendréis que pasar por la ansiedad de separación...

  • Pro: Tus hijos están contigo casi todas las horas del día. Estás ahí para todo: primeros pasos, primeras palabras, primeras rodillas con heridas.
  • Contras: nunca estás solo, la mayoría de las veces ni siquiera puedes ir al baño sin compañía.
  • Equilibrio: incluso con tus hijos, necesitas establecer algunos límites personales... eso está bien.
Tus hijos están contigo casi todas las horas del díaTus hijos están contigo casi todas las horas del día

No trabajas fuera de casa

Ahora tu trabajo es cuidar de tus hijos y de tu casa.

  • Pro: puedes concentrar toda tu energía y tu tiempo en tus hijos y no tienes que decirle a tu jefe que te tienes que quedar en casa porque tus hijos están malitos.
  • Contras: puedes perderte la interacción con compañeros de trabajo y tener un sueldo a final de mes que te dé independencia económica y también cierta libertad.
  • Equilibrio: puedes buscar trabajos parciales desde casa a través de tus intereses.

Estás criando a tus hijos TÚ (y no la niñera, ni los abuelos...)

Eres tú la absoluta responsable de la crianza de tus hijos.

  • Pro: tus hijos están contigo la mayor parte del tiempo, y no son otros quienes le críen. Determinas lo que comen, su horario y los valores que aprenden diariamente. También eres responsable de su seguridad.
  • Contras: es muy fácil aislarse del mundo.
  • Equilibrio: reúnete con tus amigas o acude a lugares de interés donde hayan más personas. Exponte a entornos sociales mientras crías a tu familia.
La administración del hogar es parte de ser una madre que se queda en casaLa administración del hogar es parte de ser una madre que se queda en casa

Eres quien se encarga del hogar

La administración del hogar es parte de ser una madre que se queda en casa.

  • Pro: tú te encargas de todo en tu casa, y mantienes el control familiar.
  • Contras: puedes sentir que todo el peso cae sobre ti y que te agotes tanto física como mentalmente. Puedes sentir mucho estrés.
  • Equilibrio: todavía puedes tener el control y delegar algunas de las tareas a tus hijos. Les estará enseñando importantes habilidades y responsabilidades para la vida si ayudan con la ropa, la limpieza y la cocina. Si tu economía te lo permite puedes contratar ayuda para el hogar.

Tienes una brecha de empleo

En tu currículum habrá una brecha importante en tu trabajo.

  • Pro: cuando quieras volver al trabajo sabrán que has estado criando a tus hijos y que has mantenido tus aptitudes laborales.
  • Contras: quizá encuentres empresas que no vean bien que hayas estado tanto tiempo sin empleo o encuentren a personas más jóvenes que tú con mayor experiencia laboral.
  • Equilibrio: cubre las brechas de empleo haciendo trabajo voluntario o realizando trabajo independiente en tu hogar.
Te puede interesar