Menú
Por qué orinas tanto durante el embarazo
Por qué orinas tanto durante el embarazo

EMBARAZO

Por qué orinas tanto durante el embarazo

Es habitual que las mujeres embarazadas orinen mucho durante los 9 meses... ¿por qué ocurre esto?

La micción frecuente puede ser una señal de que estás embarazada... ¡y es que las mujeres embarazadas tienen que orinar con mucha frecuencia durante los 9 meses de gestación! Este síntoma puede comenzar temprano en el embarazo y durar hasta que el bebé ha llegado al mundo. Muchas mujeres notarán la necesidad cada vez mayor de tener que orinar, incluso antes de saber que están embarazadas o de tener otra clase de síntomas.

Micción durante el embarazo

En las primeras semanas del embarazo la necesidad de orinar aumenta por el exceso de sangre y el líquido que se utiliza en el embarazo se excreta a través de los riñones. A medida que el embarazo avanza, el bebé crecerá lo suficiente como para ejercer presión sobre la vejiga, lo que hará que sientas la necesidad de orinar más a menudo. Esto claro está, suele ser un síntoma de embarazo.

Para disminuir esta necesidad durante la noche, puedes intentar tomar más líquidos durante el día y luego reducirlos durante la noche. Si no, tener que levantarte a mitad de la madrugada puede ser molesto y también puede generar problemas de sueño. También puedes considerar el evitar las bebidas que aumentan su necesidad de orinar, como el café, el té y otras bebidas con cafeína. La cafeína tiende a actuar como un diurético.

La micción frecuente durante el embarazo no es generalmente una señal de que algo anda mal contigo o el bebéLa micción frecuente durante el embarazo no es generalmente una señal de que algo anda mal contigo o el bebé

Infección de orina

La micción frecuente durante el embarazo no es generalmente una señal de que algo anda mal contigo o el bebé. Aunque puedse experimentar los siguientes síntomas si tiene una infección del tracto urinario (ITU) o una infección de la vejiga:

  • Ardor de vagina al orinar
  • Fiebre
  • Dolor abdominal
  • Dolor de espalda
  • Micción aún más frecuente
  • Sensación de querer orinar todo el tiempo

Si no haces caso a estas señales y tienes una infección del tracto urinario, podrías experimentar un parto prematuro. Es necesario que hables con tu médico si tienes estos síntomas para ver cuál podría ser el mejor tratamiento en tu caso, teniendo en cuenta que estás embarazada.

Al final del embarazo

Hacia el final del embarazo, a medida que tu bebé va cayendo en la pelvis y se preparara para el parto posicionándose cerca del canal vaginal... puedes notar más presión sobre la vejiga. Cuanto intentas orinar, puedes inclinarte hacia adelante para asegurarte de que se te vacíe toda la vejiga.

También puede ocurrir que cuando estornudes pierdas un poco de orina, e incluso que te ocurra cuando estornudas o te ríes (y tu vejiga está llena). Esto se llama incontinencia por estrés o simplemente por el embarazo... Para evitar estas pérdidas puedes probar a realizar los ejercicios de Kegel para reforzar el suelo pélvico y poder controlar mejor la musculatura que controla la vejiga.

Si no haces caso a estas señales y tienes una infección del tracto urinario, podrías experimentar un parto prematuroSi no haces caso a estas señales y tienes una infección del tracto urinario, podrías experimentar un parto prematuro

Desparece una vez que nace el bebé

Normalmente esta incontinencia desparece una vez que ha nacido el bebé ya que todo volverá a la normalidad poco a poco. Aunque si después de que. Haya nacido tu bebé sigues teniendo problemas de incontinencia tendrás que hablar con tu médico por si hay otras causas subyacentes que estén provocando que tengas estas pérdidas de orina.

Para evitar estas pérdidas será necesario que hagas los ejercicios de Kegel como te hemos comentado más arriba, aunque otra idea que también puedes valorar es realizar ejercicios que tienen que ver con la conexión de cuerpo y mente, como yoga o pilates. Este tipo de deporte te ayudará a ser más consciente de tu cuerpo y de tu musculatura pudiendo tomar un mejor control sobre los músculos de tu vagina.

Una vez que tengas más control sobre tus músculos y la musculatura de tu vagina, te sentirás mucho mejor y también con más comodidad. Podrás aguantar más tiempo sin tener pérdidas de orina, pero recuerda que aguantar no es buena opción. Si necesitas orinar, hazlo.

Te puede interesar