Menú
Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico en los hombres
Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico en los hombres

TU SALUD

Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico en los hombres

Conoce en Bekia cómo fortalecer el suelo pélvico en los hombres y qué beneficios obtendrás por realizar estos ejercicios.

Gana confianza en las relaciones sexuales con los ejercicios Kegel Gana confianza en las relaciones sexuales con los ejercicios Kegel

El suelo pélvico está compuesto por una serie de músculos que se encuentran tanto en el sexo masculino como en el femenino, y que van desde el hueso púbico hasta el coxis. Estos músculos son los encargados de controlar la vejiga, el flujo de la orina y el aparato genital del hombre. Realizar de forma regular los ejercicios de Kegel, unos ejercicios destinados específicamente a contraer y distender de manera voluntaria y controlada el músculo pubocoxígeo, ayudará a fortalecer esta zona, obteniendo grandes beneficios para la salud del hombre, siendo el más conocido la prevención o tratamiento de la incontinencia urinaria.

Sin embargo, también ayudan en las relaciones sexuales e incide de manera positiva sobre la próstata. Estos ejercicios son muy fáciles de hacer y se pueden comenzar a realizar a cualquier edad. Como cualquier músculo, fortalecer el suelo pélvico lleva tiempo y esfuerzo, te contamos cómo puedes hacerlo.

Qué es el suelo pélvico y su importancia en el hombre

Son una serie de músculos que sostienen la vejiga y ayudan a controlar el flujo de la orina. Existen tres músculos pélvicos: la vejiga, que controla la orina; los músculos del esfínter, que ayudan a abrir y cerrar la uretra (tubo que drena la orina desde la vejiga); y el músculo pubocoxígeo que sostiene la vejiga y ayuda a controlar el flujo de orina. A través de la contracción y distensión del músculo pubocoxígeo, el cuerpo es capaz de controlar:

- El flujo de la orina.

- La próstata, una glándula del tamaño de una nuez y que se encuentra ubicada debajo de la vejiga.

- Aumentar la firmeza y ángulo de la erección.

- Aumentar la excitación sexual durante la estimulación. Este aumento de excitación en el sexo, está relacionado entre otros factores con la tensión creciente del músculo pubocoxígeo durante el estímulo sexual.

- La intensidad del orgasmo y la eyaculación es, por lo general, directamente proporcional a cuán fuerte sea el músculo pubocoxígeo.

El exceso de peso o la edad pueden contribuir a debilitar el suelo pélvicoEl exceso de peso o la edad pueden contribuir a debilitar el suelo pélvico

El suelo pélvico puede debilitarse:

- Con la edad.

- Problemas de próstata.

- Padecer estreñimiento frecuente.

- Levantar de modo repetitivo objetos pesados.

- Padecer tos crónica, en hombres fumadores, con bronquitis o asma.

- Exceso de peso.

- Salud descuidada o mal estado físico general.

Beneficios de un suelo pélvico fortalecido

Un suelo pélvico fortalecido tiene grandes beneficios en la salud del hombre de cualquier edad. Al fortalecer los músculos del suelo pélvico se podrá tener mejor control de la vejiga y flujo de la orina, principalmente, lo cual incide directamente sobre la incontinencia. Sin embargo, éste no es el único beneficio:

- Eliminación o prevención de la incontinencia urinaria.

- Ayuda a mantener una buena salud de próstata.

- Fortalecimiento general del aparato genital, sin importar la edad.

- Mejora o prevención de la eyaculación precoz e impotencia sexual.

- Erecciones más fuertes y duraderas.

- Mayor facilidad para obtener la erección y un mayor ángulo del mismo.

- Control del momento exacto de eyaculación.

- Mejora la confianza a la hora de practicar sexo con la pareja.

- Aumento del flujo sanguíneo del aparato genital.

Cómo detectar los músculos del suelo pélvico

Antes de comenzar a realizar cualquier ejercicio es importante que sepas identificar correctamente los músculos que intervienen en el suelo pélvico del sexo masculino. Diferenciaremos entre los que se encuentran alrededor de la vejiga y los que se localizan entorno al ano.

Gana confianza realizando los ejercicios Kegel
Realiza los ejercicios siguiendo las pautasRealiza los ejercicios siguiendo las pautas

Ejercicios de Kegel

Son una de las maneras más efectivas para controlar la incontinencia sin medicamentos ni cirugía. Estos ejercicios fortalecen los músculos del suelo pélvico y facilitan la retención de la orina durante más tiempo, además de ayudar en las relaciones sexuales. El objetivo es aislar y trabajar solamente el músculo pubocoxígeo, por lo que es importante realizar las contracciones de la zona pélvica sin hacer esfuerzo con las manos, brazos, glúteos, abdomen o muslos.

Evita realizarlo con los muslos o con los abdominales

El otro ejercicio que te recomendamos se llama Kegel inverso y es sencillamente lo contrario a la contracción, del ejercicio anterior. Si en el anterior Kegel debías contraer el músculo pubocoxígeo, en este caso, debes relajarlo lo más posible, haciendo el esfuerzo opuesto a la contracción. Para ello, sentado en la misma posición del ejercicio anterior, comienza con una contracción y luego lentamente relaja el músculo. No es necesario aplicar tanta fuerza como en la contracción, tan sólo ser consciente de los músculos involucrados e intentar relajar la zona lo mejor posible.

Recomendaciones durante los ejercicios

- Procura controlar la inspiración y la expiración mientras realizas los ejercicios.

- Mantén la concentración mientas trabajas la zona, intenta ser consciente de los músculos que estás trabajando para evitar usar abdominales, glúteos o muslos.

- Es igual de importante para fortalecer el suelo pélvico, la contracción como la relajación.

- Nunca realices los ejercicios cuando estés cansado.

- Al principio no es recomendable hacer más de 10 repeticiones seguidas. Es recomendable hacer pocos ejercicios correctamente, que tratar de forzar la zona y realizarlos incorrectamente. Cuanto más practiques, te será más fácil dominar la técnica y puedes ir subiendo el número de repeticiones, pudiendo llegar a una serie de 20 ejercicios.

Te puede interesar