Menú
Si no quieres romper tu familia, controla el estrés
Si no quieres romper tu familia, controla el estrés

ESTRÉS

Si no quieres romper tu familia, controla el estrés

El estrés puede ser el causante de que se rompa tu familia... por completo. ¡Tú tienes la solución para que no pase!

Ser padres y tener una familia está lleno de desafíos... Y esto lo sabe cualquier persona que tiene hijos y que también tiene pareja. Encontrar tiempo y fuerzas para manejarlo todo puede ser complicado, pero no es imposible. Si se controla el estrés, entonces será más fácil lidiar con las situaciones más complicadas del día a día.

Si te sientes estresado o si hay alguna tensión en tu relación de pareja debido a las muchas obligaciones de crianza, no estás haciendo necesariamente algo mal. Dicho esto, hay muchas cosas que puedes y debes hacer para salvaguardar tu propia felicidad y tu conexión con tu pareja en tu relación, y así, poder salvaguardar el núcleo familiar.

Controla el estrés al que te enfrentas, de esta manera cuidarás mejor de tu pareja, de ti, de tus hijos y de la familia entera. Aprenderás a construir sentimientos y experiencias más positivas a partir de ahora. No necesitas esperar hasta que tus hijos se vayan de casa para elevar tus sentimientos de felicidad conyugal; las siguientes sugerencias pueden ayudarte significativamente.

Encuentra apoyo social

Tu pareja no es la única que puede ayudarte a aumentar la dicha de tu relación. Los familiares, amigos e incluso las personas con menos contacto emocional pueden ayudarte a estresarte menos y a disfrutar más de tu tiempo juntos. Aquí hay algunas ideas para mantener las cosas más felices:

-Cultiva tu relación de pareja

-Crea un círculo de apoyo con personas que puedan ayudarte cuando lo necesites

-Ten un sistema de apoyo emocional

-Encuentra formas de minimizar el estrés social (personas tóxicas, consejos no solicitados, compararte con los demás...)

-Elimina las situaciones tóxicas siempre que sea posible

Es importante que te cuides a ti mismo y a tus propias necesidades antes que nadaEs importante que te cuides a ti mismo y a tus propias necesidades antes que nada

Cuídate

Es importante que te cuides a ti mismo y a tus propias necesidades antes que nada. De esta manera podrás cuidar a tu pareja mejor y también a tus hijos. Si te sientes bien contigo mismo, te sentirás bien con todo lo demás. Tu tipo de cuidado más extremo sería equivalente a un cuidado normal para una persona que no tiene hijos... es necesario que mantengas tu cuerpo en buena forma, que trabajes tu resistencia física y emocional para hacer lo que necesitas en cada momento. Para cuidarte debes cumplir estos puntos:

-Duerme suficiente

-Come comida saludable y equilibrada

-Encuentra tiempo para ti siempre que sea posible: hacer deporte, disfrutar de actividades de tu interés o simplemente tiempo para no hacer nada.

Mantén el equilibrio

Para manejar el estrés familiar es necesario tener un buen equilibrio. Esto significa mantener el equilibrio en todas las áreas de tu vida: equilibrar el trabajo con el tiempo en familia, equilibrar el satisfacer tus necesidades con las necesidades de tus hijos y las de tu pareja, equilibrar el tiempo que pasas fuera de casa y el tiempo que pasa con la familia, etc. Aquí hay algunas formas importantes de equilibrio para que te centres desde ahora mismo:

-Crea un equilibrio entre las actividades de los niños, tus actividades, el tiempo de inactividad y el tiempo de sueño

Para manejar el estrés familiar es necesario tener un buen equilibrioPara manejar el estrés familiar es necesario tener un buen equilibrio

-Haz cosas divertidas para crear recuerdos y bonitas experiencias en familia. Pero no tantas como para que todos se agobien. Debes ser honesto/a contigo mismo.

-No hagas cosas que no quieras hacer.

-Disfruta de cada minuto

-Recuerda que lo complicado pasará

-Saborea las experiencias positiva

-Sé una persona agradecida

-Céntrate en lo que aprendes de tus hijos y en cómo enriquecen tu vida cada día

-Hay muchas cosas que puedes hacer para cuidar a tu pareja (citas románticas cada noche, noches íntimas, mejorar la comunicación, etc.)

-Ten paciencia contigo mismo y con los demás

-Crea bonitos momentos familiares

-Mantén amistad con otras familias

Si sientes que todo empieza a torcerse demasiado, que el estrés puede contigo y que sueles estar siempre enfadado/a, entonces tendrás que buscar asesoramiento familiar para que te ayude a centrarte en lo más importante cada día.

Te puede interesar