Menú
Enseña matemáticas a tus hijos cuando vayáis al supermercado
Enseña matemáticas a tus hijos cuando vayáis al supermercado

MATEMÁTICAS

Enseña matemáticas a tus hijos cuando vayáis al supermercado

Ir al supermercado puede ser una gran oportunidad para que tus hijos aprendan matemáticas aplicadas a la vida diaria.

¡Pon las matemáticas en tu lista de la compra! Muchos padres apuntan a sus hijos academias para reforzar los conceptos matemáticos cuando no se dan cuenta de que ellos mismos y con el día a día pueden conseguir buenos resultados. Las matemáticas son parte de la vida cotidiana, especialmente cuando se compra. Ya que tienes que ir al supermercado de todos modos, ¿por qué no convertirlo en un juego matemático? Hay varias habilidades diferentes para practicar tanto antes como durante las compras. Haz la lista de la compra y el presupuesto con la ayuda de tus hijos, ¡y comenzad las clases de matemáticas aplicadas a la vida diaria!

La compra de comida

Para reforzar los conceptos matemáticos más básicos como las operaciones, la estimación o el cálculo del dinero. No lo quieras hacer todo en el mismo viaje al supermercado, aprovecha cada salida semanal para que tus hijos vayan contigo y así centrarte en un concepto cada vez. Los niños lo pasarán bien y aprenderán contigo.

 Las matemáticas son parte de la vida cotidiana Las matemáticas son parte de la vida cotidiana

Estimación

Antes de comprar pide a tu hijo que escriba en un papel un presupuesto del coste estimado de cada artículo de la lista de la compra (ayúdale en los artículos que tenga más dudas). También puede aprender a estimar cuánto puede pesar la comida comprada a peso, como las frutas o las verduras.

Sumas y restas

Usa la lista de compras en la que tu hijo calculó el coste de cada elemento y haz la suma del total estimado y resta del presupuesto, ¿está por encima o por debajo del presupuesto? ¿Habrá que quitar elementos prescindibles de la lista o sobrará dinero para ahorrarlo? Si el precio es excesivo pide a tu hijo que te ayude a calcular cuánto hay que reducir y qué elementos serían necesarios quitar de la lista para ajustarse al presupuesto.

Comparación

Comprar el coste de los productos con diferentes marcas y encontrar aquellos que se adecuen mejor por calidad y precio al elemento deseado es también una buena forma de enseñar a tus hijos a comprar eficientemente. Es necesario que los niños aprendan a comparar la calidad de los artículos con el coste por unidad y que analicen si la calidad tienen una gran diferencia en cuanto a la calidad final del producto.

Multiplicaciones

Pregunta a tu hijo cuánto costaría comprar un elemento si necesitases por ejemplo, 5 más. Así podrá saber cuánto se incrementaría en el presupuesto haciendo una sencilla multiplicación y reforzando las tablas de multiplicar.

Permite a tu hijo que tenga algunas monedas billetes para aprender a contar y utilizar de forma correctaPermite a tu hijo que tenga algunas monedas billetes para aprender a contar y utilizar de forma correcta

Contar dinero

Permite a tu hijo que tenga algunas monedas billetes para aprender a contar y utilizar de forma correcta. Escoge algunos elementos de la tienda y dile cuánto dinero necesitaría para comprar esos elementos. ¿Tiene dinero suficiente? ¿Le sobra? En caso de que no le sobre, ¿lo tiene justo o necesitaría más dinero?

También puedes proporcionar a tus hijos más mayores cupones o descuentos para que calcule con calculadora si es necesario cuánto podría ahorrarse al comprar un artículo en promoción o con descuentos. ¿Merece la pena el descuento o no es tanto como parece? También deberán aprender a pensar si merece la pena gastar su dinero en cosas que tienen descuentos si realmente no les hace falta esos artículos. Enséñales a pensar de forma crítica y a no caer en tentaciones solo porque tengan descuentos si no son realmente necesarios esos elementos.

También puedes preguntarles cosas como: ¿Vale la pena comprar la marca más cara con el cupón o el genérico que es aún más barato? De esta manera estarás potenciando el pensamiento crítico. Aprenderá a tomar decisiones más saludables en cuanto a los artículos que debe comprar, lo que necesita y el presupuesto que cuenta para poder hacer la compra. Así, además de aprender matemáticas también aprenderá a tomar decisiones más saludables en cuanto al gasto y al ahorro del dinero.

Te puede interesar