Menú
Por qué a los niños pequeños les encanta esconderse
Por qué a los niños pequeños les encanta esconderse

JUEGOS

Por qué a los niños pequeños les encanta esconderse

Jugar a esconderse es un juego que les encanta a los niños, ¿por qué se divierten tanto con este juego tan simple?

Cuando juegas con niños pequeños, te darás cuenta de que les encanta jugar a esconderse. De hecho, el juego y la interacción con los demás es fundamental para el desarrollo de los más pequeños. Esconderse detrás de una silla, debajo de la mesa o pasar desapercibido debajo de una manta es un juego muy emocionante para un niño pequeño. De hecho, correr por la casa o el patio de recreo en busca de su escondite también es divertido para un niño de 2 a 3 años.

Es divertido

Un niño que se esconde detrás de un gran árbol o debajo de un tobogán en el parque espera ansiosamente en suspenso ser encontrado y reunido con mamá o papá. Probablemente escuches a tu pequeño decir algo como "estoy escondido" cuando preguntes en voz alta: "¿A dónde fue mi querido hijo?". Después de todo, ser descubierto es una gran razón por la cual esconderse es tan divertido. Recibir un fuerte abrazo hace que el reencuentro en el juego sea aún más alegre para un niño pequeño.

Tanto ocultarse como buscar a otros tiene un significado mucho más profundo Tanto ocultarse como buscar a otros tiene un significado mucho más profundo

Pone a prueba su autonomía

Tanto ocultarse como buscar a otros tiene un significado mucho más profundo para los niños que tan solo divertirse tratando de mantener su lugar en secreto. Ocultar ayuda a un niño a probar las aguas en su búsqueda de autonomía. A los pequeños les gusta desaparecer temporalmente de la vista de sus padres porque quieren saber que son capaces de ser independientes.

A los niños pequeños también les encanta jugar al escondite porque ser perseguido es una señal de que le aman, le cuidan y quieren su mejor seguridad. Po eso, si le preguntas a un niño si quiere jugar al escondite, te responderá rápidamente que sí porque quiere divertirse y también, mejorar el vínculo emocional que tiene contigo.

Beneficios del mundo real

Ocultarse ayuda a un niño pequeño a aprender que las separaciones de la vida real, como ir a la guardería, son temporales. Los juegos del escondite y otros juegos que desaparecen pueden aliviar el trauma potencial de ser abandonado con un nuevo cuidador. Una experimentada persona que busca y descubre ha aprendido que, aunque mamá se vaya por un tiempo, volverá.

El escondite mantiene el motor de un niño en funcionamientoEl escondite mantiene el motor de un niño en funcionamiento

Hazlo divertido

El escondite mantiene el motor de un niño en funcionamiento y te ayuda a realizar la actividad física que ama y necesita. Invita a sus compañeros de juego a tu casa para que puedan perseguirse mientras se ríen histéricamente, deteniéndose solo para recuperar el aliento. Coloqca una "casa" de cartón en la habitación de un niño o en el área de juegos y pon dos huevos de juguete para que se turnen y que uno se oculte y otro busque, ¡las risas están aseguradas!

Unión familiar

Jugar al escondite y darle la oportunidad a tus hijos pequeños de esconderse por casa, les hará disfrutar del juego y sobre todo, de unirse emocionalmente a ti. Solo el hecho de estar jugando contigo, compartir tu tiempo y que él sea tu prioridad en ese momento (aunque un hijo es una prioridad siempre, pero a veces, los niños solo lo sienten cuando es más concreta esa prioridad o se hace más evidente), le hará disfrutar aún más del juego contigo.

El vínculo que se establece gracias al juego entre padres e hijos es fundamental para el buen desarrollo emocional de los pequeños. Por este motivo, siempre que tengas un rato para jugar con tus hijos pequeños, juega a lo que quieras con ellos para pasarlo bien, pero si puedes dedicar un tiempo a jugar al escondite, ¡lo pasaréis bomba y los pequeños te agradecerán enormemente que disfrutes con ellos de esa manera a su lado!

Te puede interesar